Loquendo Wiki

Guillermo Abreda, principal protagonista de la serie.

Desaparecidos es una serie loquendo creada por Tincho0097 en colaboración con TheSecondKat. Actualmente uno de los pocos trabajos loquendo del gamer, reuniendo gran éxito desde su estreno el 3 de mayo de 2012. La serie consta de 33 episodios, y está dividida en 3 temporadas (sagas), una de 9 y dos de 12. Los episodios de la primera saga tuvieron una duración media de 15-20 minutos, los de la segunda de 20-25 y los de la tercera de 25-30, más el final que dura aproximadamente 45 minutos.

Actualmente está estrenándose su continuación, que se desarrolla un año después del final de Desaparecidos, "El Sindicato".

Argumento[]

Una mente maquiavélica esta dispuesta a hundir San Fierro en un mar de corrupción, si nadie fuera capaz de pararla; las cosas cambiaran y para peor.

Trama[]

Primera saga[]

Guillermo Abreda, un hombre común de cincuenta años, lleva una vida tranquila y relativamente feliz en el campo, junto a su esposa María, la cual ha quedado embarazada milagrosamente pese a su edad y esperan con alegría a su nuevo bebé. También tienen un primer hijo, Matias, nacido veintinueve años atrás, que es holgazán y bastante fracasado, perdiendo el tiempo mayoritariamente con su mejor amigo, Román Álvarez. Sin embargo, Guillermo un día espera a que María vuelva de su trabajo en San Fierro, la ciudad grande cercana, y ella no regresa a la hora acordada. Tras descubrir que fue secuestrada por un grupo de Rifas (pandilleros de San Fierro) bajo las órdenes de una organización criminal, debe perseguir a los autores directos del crimen y en su defensa los mata a todos, exceptuando a uno que le dice "Sigue los monumentos" antes de lanzarse de un puente y suicidarse.

Al día siguiente, Guillermo es detenido por asesinato, siendo esto en realidad una justificación para llevarlo a la cárcel y que el comisario corrupto, Jacobo Brucetti, lo entregue al mafioso que secuestró a María, Raymundo Viapatzzi, el cual ha trazado un plan maquiavélico para dominar San Fierro, secuetrando a cada familiar directo, lejano o político del alcalde Ernesto Gilliam. Todo encaja, pues María era hija de un primo lejano de Ernesto. Matias y Román intentan rescatar a su padre, pero uno de los agentes corruptos bajo el mando de Jacobo, Hernández, lo engaña para fingir la muerte de Guillermo en un accidente durante un falso traslado. Matias cae en depresión, pero al día siguiente descubre la verdad y se dirige a la comisaría para rescatar a su padre. En prisión, Guillermo es contactado por el detective de homicidios Désmond Gaspar Velázquez, quien le revela que en realidad no es policía, y le explica que Jacobo no es más que un peón de alguien más poderoso, para luego ayudarlo a escapar dándole un coche y la dirección de su casa. Jacobo y Raymundo han planeado un asalto por parte de los Rifas (que les hacen el trabajo sucio) para llevarse a Guillermo, pero él ya se ha escapado. Sin embargo, Matias llega justo en ese momento y es secuestrado por Jacobo en un intento de entregarlo a Raymundo para salvarse, debido a que el mafioso no tolera fallas. Matias escapa por intervención de los S.W.A.T. que matan a todos los Rifas y rescatan a Jacobo.

En su escape, Matias se encuentra con Désmond, que lo saca de la comisaría y junto a Román van los tres a reunirse con Guillermo. El grupo de ahora cuatro hombres decide buscar a María y arruinar de paso los planes de Raymundo. La investigación no logra darles nada, hasta que Guillermo se cruza con Aldo, un miembro de la mafia de Raymundo que lo confunde con uno de los Capos, Yúyo, debido a un parecido razonable entre ambos. Aldo le da a Guillermo unas coordenadas, 159 y 208, las cuales están en el campo. Aldo es asesinado por haber hecho tal cosa y Raymundo ordena al verdadero Yúyo cazar y matar a Guillermo. Las coordenadas son, curiosamente, la ubicación de María, pero Désmond les explica a los del grupo que no puden ubicarlas porque esas coordenadas están bloqueadas por un proyecto de guerra. Esa misma noche, Jacobo Brucetti es asesinado por sus errores.

Segunda saga[]

Tras enterarse de la muerte de Jacobo, el grupo de Désmond decide que continuará con su investigación, dándose cuenta de lo peligroso que es Raymundo. Guillermo debe quedarse encerrado en el departamento con Román, pues toda la mafia lo está buscando, y Matias debe ir con Désmond a buscar información. En la comisaría, Désmond encuentra una carta extraña sobre los Cuatro Dragones, y Matias le aclara que habla del Casino Cuatro Dragones en Las Venturas, por lo que Désmond decide que partirá para allá, y deja a Matias en San Fierro. Por su parte, Guillermo tiene un plan y con Román deciden ejecutarlo: enviarán un mensaje a toda San Fierro por medio del canal de radio donde trabajaba, alertando a la población de los secuestros. Los hombres bajo el mando de Yúyo ubican el mensaje y, sin hablar con el Capo mafioso, tratan de matar a los dos hombres, que no tienen otra opción que huir a Angel Pine. Matias llega al departamento y, al encontrarlo vacío, cree que Román y Guillermo fueron capturados, entrando en una crisis nerviosa y alcohólica como resultado.

En Las Venturas, Désmond investiga en el Casino Cuatro Dragones y descubre que ahí guardan muchas armas, y además que Franco, el líder que Raymundo asignó, y sus hombres mataron accidentalmente al hijo del alcalde, además de perder los papeles donde se encontraba la información que ya le habían sacado. Désmond asesina a Franco, y descubre que los desaparecidos, incluyendo la ex-esposa del alcalde, están en un depósito diferente con el resto de las armas de la mafia, pero no sabe cual. También encuentra una grabación, y al escucharla descubre que se trata de su compañero en esa misión, Eduardo Lazarévic, infiltrado en la mafia de Raymundo, el cual se suicidó un mes atrás. En Angel Pine, Román ha recibido un disparo por parte de los mafiosos y es atendido por Lucía, amiga de Guillermo, la cual los deja esconderse en su casa mientras la mafia sitia y registra el pueblo. Désmond vuelve a San Fierro y no ve ni a Matias ni a sus otros dos compañeros, preocupándose y partiendo para Angel Pine.

Entretanto, Raymundo se enfada con Yúyo, porque cree que le ha fallado en matar a Guillermo, pero como Yúyo no sabía que sus hombres habían ubicado al objetivo y no le dijeron, Raymundo lo indulta y le da una nueva misión: secuestrar a Matias Abreda. Matias continúa con su depresión y es atacado por Yúyo, el cual en un error verbal le revela que Guillermo y Román siguen vivos y libres. Matias escapa de Yúyo, el cual asesina a los dos hombres que lo ayudaron en el intento de secuestro, y actúa ante Raymundo como si nada hubiese pasado. Désmond llega a Angel Pine, donde Lucía lo vuelve a llevar ante Guillermo y Román. Mediante un plan descabellado huyen de nuevo a San Fierro, y Désmond les cuenta la historia de como Lazarévic se volvió loco y se mató, y como aparentemente había trazado un plan y le dejó las pistas antes de hacerlo. Matias, mientras tanto, trata de sacar información a un mafioso y es capturado por los Mountain Cloud Boys, enemigos de Raymundo, que lo convierten en uno de ellos. Guillermo recibe una llamada de una mujer misteriosa, diciéndole que tiene información.

La mujer, Bárbara, resulta ser hermana del Rifa cuyo suicidio Guillermo presenció semanas atrás. Bárbara le pasa a Guillermo información que misteriosamente coincide con la que Lazarévic dejó en su grabación para Désmond, mencionando el depósito donde están los desaparecidos: Black & White. Por su parte, Raymundo pone como comisario a Banderas, un policía corrupto y drogadicto, que llega a la comisaría el mismo día que Désmond llega para infiltrarse y llevarse la guía telefónica oficial (donde está la dirección de Black & White). Désmond cuenta con la ayuda del agente Ramírez, que no es corrupto y es amigo suyo. Por otro lado, Raymundo se da cuenta de que Désmond es una amenaza potencial demasiado peligrosa para dejarla vivir, por lo que contrata a Jack Harvester, miembro del Cartel de Drogas de Liberty City, para matarlo. Désmond, Guillermo y Román van por el desierto hacia Las Venturas, cuando son atacados por Harvester, Román lo derrota en una pelea cuerpo a cuerpo y Désmond le dispara al estómago, dejándolo para que se desangre en el desierto.

Por su parte, Matias trabaja con los Mountain Cloud Boys para desabastecer a Raymundo y dejarlo sin armas. Luego de robarle un convoy que era comprado a la prefectura de Los Santos, salvan de forma involuntaria la vida de Yúyo, el cual está desesperado porque se le escapó Matias, ya que Raymundo le entrega al Capo la nueva misión de ir a Los Santos a ver si el convoy salió para allá, mientras él viaja a Las Venturas a ver si lo llevaron a Black & White, creyendo que el desaparecido Harvester se ocupará de los Abreda. Raymundo llega a Black & White y, sabedor de que Harvester falló y Désmond debe de estar llegando, decide sacara todos los desaparecidos de allí, incluyendo a María, y llevarlos a un depósito auxiliar. En el proceso descubre la pérdida de los papeles y la muerte del hijo del alcalde en el Casino Cuatro Dragones, lo cual lo obliga a buscar otro medio para localizar a los familiares directos del alcalde: su ex-esposa, Ángela McCain.

Finalmente, la noche en la que Raymundo saca a los desaparecidos de Black & White, llegan Désmond, Román y Guillermo. Désmond se infiltra en Black & White con ayuda de sus dos compañeros y descubre, en el sótano, unos papeles del F.B.I. con información de toda la misión, revelando que Raymundo sabe todo. En los papeles, sorprendentemente, descubre que la operación ya fue cancelada hace mucho tiempo, y además él figura como "despedido y con denuncia vigente", mientras que los otros dos agentes además de él y Lazarévic: Tobías Murphy y Oswald Albatross, figuran como "desaparecido" y como "activo" respectivamente. El grupo de Désmond parte para San Fierro a verificar la información. Mientras, los Mountain Cloud Boys descubren la existencia de Black & White, y trazan un plan para destruir el depósito y desabastecer totalmente a Raymundo. Este llega al propio lugar y descubre que Désmond se llevó los papeles. Él tenía un plan para que Désmond descubriera unos papeles trampa que enviarían a Désmond al Barrio Chino, donde lo matarían. Sin embargo, nota que no solo ni siquiera vio los papeles trampa, sino que se llevó datos verídicos del F.B.I., lo que le causa una crisis nerviosa. Se menciona que Raymundo tiene jefes, y que en realidad solo es el peón de algo más grande.

Tres días después, un Désmond visiblemente rabioso y sus compañeros llegan a San Fierro, dirigiéndose a las oficinas del F.B.I. para verificar los papeles. Enojado por lo que le pasa, Désmond saca su teléfono y se dispone a llamar al F.B.I. para que lo arresten, pero segundos antes es detenido por Tobías, el otro agente, que se presentan en la puerta de las oficinas.

Tercera saga[]

Tobías le explica a Désmond que la operación fue cancelada porque se desbarató todo tras la muerte de Lazarévic, y le cuenta que Raymundo ahora va a ir por los familiares directos del alcalde: sus tres hermanos y su padre. Sin embargo, él le puede dar información sobre como encontrarlos para que los rescate e impida su captura. Désmond acepta con tal de poner fin a Raymundo y encontrar respuestas para sus despidos. Los hermanos son: Saúl Gilliam, el cual tiene más relación con Ernesto, sabe de armas, y es considerado una amenaza por Raymundo, ya que si simplemente desaparece, habrá escándalo, pues trabaja como guardaespaldas en la casa de gobierno. Los demás son el fiestero y millonario hombre de negocios de Los Santos, Francisco "Paco" Gilliam, y el hombre de vida tranquila y relajada que se la pasa viviendo en el campo, Alberto "Tito" Gilliam. Del padre Tobías promete pasarle los datos luego. Por otro lado, Raymundo logra sonsacarle las direcciones de los hermanos a Ángela McCain, y luego le comunica la muerte de su hijo para torturarla.

Entretanto, los Mountain Cloud Boys realizan un excelente operativo para matar a todos los empleados de Black & White, plantar bombas, y volarlo por los aires. En el proceso, Matias investiga y descubre los papeles trampa que eran para Désmond (papeles que Raymundo arrojó en una cama durante un ataque de rabia). Cuando salen de Black & White y lo destruyen, uno de los guardias comunica a Yúyo por medio de su radio que los Mountain Cloud Boys siguen con vida. Matias le cuenta a Dante que encontró la dirección de Raymundo en los papeles, y el grupo decide que tomarán de nuevo el Barrio Chino como suyo, y matarán al mafioso que asesinó a su jefe. Mientras, Désmond tiene varios problemas con Román, el cual odia que se haya convertido en "un hijo de puta" por haber sido despedido. Guillermo se muestra más tranquilo y obedece sus órdenes. Para evitar un escándalo, Raymundo le da cocaína al comisario Banderas para que arreste a Saúl Gilliam con falsos cargos de terrorismo y lo lleve a la comisaría para su secuestro. Désmond interviene en medio del operativo y rescata a Saúl.

Désmond parte para Los Santos con el fin de rescatar también a los otros dos hermanos, Paco y Tito. Saúl rápidamente se une al grupo, pero Román no confía en él porque tampoco confía en Tobías, ya que cree que este solo quiere arruinarlos a todos. Guillermo sí confía porque es la única carta que tienen para encontrar a su mujer, por lo que congenia fácilmente con Saúl y se hacen amigos. Por la noche, Román recibe una llamada de un sujeto misterioso, diciéndole que tiene a Matias y que debe ir a Angel Pine si no quiere verlo muerto. Román piensa que es Tobías y se escapa mientras Saúl y Guillermo duermen. Por su lado, Matias recibe una llamada del mismo sujeto diciéndole que tiene a Román y que debe ir a Angel Pine, pero el hombre piensa que el que lo está llamando es Raymundo. Los dos hombres llegan a Angel Pine, sin encontrarse, y el sujeto misterioso los hace ir a Back O' Beyond. Ahí, ambos están con la adrenalina al máximo, y Matias al notar la presencia de Román no lo ve con claridad y le dispara en el estómago confundiéndolo con un enemigo. Román muere luego de una corta agonía, comunicándole a Matias lo que sucede con Désmond, y dejando a su amigo destrozado.

Un grupo de mercenarios ataca el lugar, y Matias debe pelear contra ellos, considerándolos los culpables de la muerte de su amigo, pero también culpándose a sí mismo. Irónicamente, se ha salvado la vida, porque los Mountain Cloud Boys van al Barrio Chino y son ferozmente emboscados y asesinados, entre ellos Dante, luego de descubrir que Raymundo ni siquiera estaba allí. Seis miembros consiguen escapar, y un séptimo sobrevive al tiroteo para ser quemado vivo junto con los cadáveres al día siguiente. Otro que se ha salvado de esa emboscada es Yúyo, al que Raymundo encomienda ir a Los Santos a secuestrar a Paco Gilliam. Yúyo y Désmond se encuentran en la mansión de Paco y tienen un enfrentamiento a punta de pistola, pero Désmond logra ganar y llevarse a Paco, huyendo Yúyo a buscar a sus hombres para capturar al último hermano, Tito. Mientras, Saúl descubre que su hermano ha estado lavándose las manos con respecto a él y le exige a Guillermo que le cuente lo que está pasando, este le habla de la conspiración de Raymundo, y los dos permanecen enclaustrados en el departamento de San Fierro.

Mientras, Raymundo comienza a ser acosado por sus jefes, dado que Saúl y Paco se le han escapado de las manos, y amenazan con cortarle un dedo (cosa que ya han hecho en el pasado). Désmond y Paco buscan a Tito del mismo modo que lo hace Yúyo, llegando finalmente a la Granja Amarcal de Red County, donde tienen un intenso tiroteo y matan a todos los hombres de Yúyo. Désmond intenta interrogar al Capo mafioso, pero tras fracasar lo ejecuta de varios balazos. Tobías le da la información del pabre, Vicente Gilliam, que vive en Bayside. Como eso está muy lejos, Désmond llama a Guillermo y a Saúl y les pide que lo hagan ellos. Saúl tiene un feroz enfrentamiento con los mafiosos (ya que ni Guillermo ni su padre disparan bien) y logran huir hacia un motel en el que Désmond se refugia con los otros dos hermanos. Entretanto, Matias es descubierto en Back O' Beyond por Dennis Álvarez Rogers, tío de Román que quiere vengar su muerte. Cuando ambos deciden formar una alianza para acabar con Raymundo, Matias presencia la muerte de Dennis a manos de los mercenarios del sujeto misterioso. Creyendo todavía que son hombres de Raymundo, Matias los mata a todos y jura que ya no se deprimirá y no descansará hasta ver muerto al mafioso.

El "Gran Final"[]

Con planes de unirse nuevamente al grupo, Matias llama a Désmond por el teléfono de Román (el grupo lo considera desaparecido y no sabe que le pasó), y pacta una reunión en el motel donde ya están Désmond, los Gilliam y Guillermo en Flint County. Antes de ir, Matias se pasa por la base de los Mountain Cloud Boys y descubre que casi todos menos uno que él conocía, Francotirador, y otros cinco, están muertos. Francotirador está enfurecido con Matias por haberlos abandonado y se marcha, dejando a los Mountain Cloud Boys. Los otros cinco idolatran a Matias y lo quieren como jefe. Matias, notablemente cambiado y con una personalidad fría e implacable, finalmente se reencuentra con su padre después de un mes y medio separados. Rápidamente comienzan los choques entre Désmond y Matias (pues ambos se han convertido en "hijos de puta" como ellos mismos dicen). Raymundo, por su parte, se lleva a María como rehén para evitar que Guillermo logre su objetivo, y además ordena la ejecución de todos los desaparecidos, entre ellos, Ángela McCain. Mientras todo eso está sucediendo, algo mucho peor está sucediendo. Uno de los cinco jefes de Raymundo: Don Wastermann, ha llegado a San Andreas junto a su mano derecha, René, para matar a Raymundo por sus fallas.

Désmond tiene la corazonada de que Raymundo ahora se encuentra escondido en Ruleman Falls, el lugar de las coordenadas que Guillermo encontró mientras investigaban. Désmond deja que Vicente y Tito (los menos capacitados) se vayan, mientras que Paco y Saúl quieren quedarse y luchar para vengarse por todo lo que el mafioso les ha hecho. El grupo (conformado por Guillermo, Désmond, Saúl, Paco, Matias y sus cinco hombres) se dirige a Ruleman Falls, donde descubren que todo es una trampa que Raymundo dejó para los Altos Mandos (sus jefes) y en la que han caído estúpidamente. Todos los hombres de Matias, y Paco, mueren en la batalla. Uno de los chinos tiene como misión proteger a Guillermo, cosa que hace hasta el final. Désmond recibe una llamada de Tobías con la ubicación exacta de Raymundo: una mansión disfrazada de granja en Red County. El grupo se separa: Guillermo queda en San Fierro, Matias y un Saúl deprimido por la muerte de su hermano rumbo a la granja de Red County. Désmond, por su lado, escapa de los mafiosos a duras penas y recibe una llamada de Tobías, pidiéndole que deje de lado por un momento la búsqueda de Raymundo, y vaya a un negocio abandonado de Blueberry.

Al llegar, un tanto extrañado, Désmond se encuentra con Tobías, el cual lo lleva a una habitación a parte. Para su sorpresa, ahí está Eduardo Lazarévic, el cual sigue con vida. Sin embargo, Lazarévic en realidad se porta de manera extraña y trata de matar a Désmond, iniciando un juego del escondite por todo el negocio mientras le revela verdades: él es el causante de su despido, de los desaparecidos, y de la muerte de Román. Todo eso formó parte de un plan para convertir a Désmond en "el hijo de puta". Lazarévic admite que mató a Román porque con sus amigos se estaba convirtiendo en un héroe, no en "el hijo de puta" que necesitaba, y que el plan era matar también a Matias, pero no pudo. Désmond logra finalmente herir de muerte a Lazarévic, el cual le revela que todo está siendo grabado y que Tobías se ha llevado una filmación de él matando a un agente del F.B.I., lo cual lo convierte en uno de los hombres más buscados del mundo. Lazarévic le dice que todo eso lo ha hecho para que se enfrente a algo llamado "el cáncer" (se muestran imágenes de René y Wastermann mientras dice eso).

Lazarévic también admite que, luego de que Matias matara accidentalmente a Román y acachara el incidente a Raymundo, aprovechó para permitirle "compartir" con Désmond el papel de "hijo de puta". Todo ese enfrentamiento ha estado planeado, incluso la propia muerte de Lazarévic, para que Matias se impaciente y mate a Raymundo, lo que lo convertirá en el hombre más buscado del crimen organizado. Lazarévic muere y Désmond decide que salvará a Matias del horrible destino que le espera matando él a Raymundo y convirtiéndose en el más buscado del F.B.I. y el crimen organizado. Efectivamente, Matias se ha cansado y ha ido con Guillermo y Saúl a matar a Raymundo y rescatar a su madre. Guillermo salva a María y descubre, con horror, que ha tenido un aborto del bebé que esperaban como resultado del abuso sufrido durante su secuestro. Saúl es asesinado por Raymundo de un escopetazo en el estómago. Mientras tanto, un misterioso agente del Departamento de policía de Los Santos, Manson Peretti, organiza un operativo para capturar a Raymundo, pero junto a su compañero Sally van antes del operativo y presencian el enfrentamiento de este y Matias. Desde otra zona, René también ve el enfrentamiento.

Désmond logra llegar, pero en su afán de detener a Matias le da la ventaja a Raymundo, que les dispara a ambos, dejándolos malheridos. Esto hace enojar a Guillermo que desea acabar con el mafioso de una vez por todas, mientras que María solo quiere salvar a su hijo y marcharse ambos de allí. Guillermo tiene una confrontación tanto física como psicológica con Raymundo, hasta que Désmond reacciona y trata de interrogar al mafioso disparándole a las piernas, pero fracasa. Tanto Raymundo como Désmond están muy heridos para pelear, y el mafioso intenta marcharse cojeando mientras Désmond colapsa en el suelo. Cuando René está por dispararle al mafioso con el rifle de francotirador que lleva consigo, Guillermo lo mata en su lugar, disparándole repetidas veces, y convirtiéndose en el hombre más buscado. Mientras todo eso ocurre, Wastermann ordena a un asesino suyo que destruya la mafia de Raymundo. Mueren treinta y ocho mafiosos y veintitres policías, entre ellos el comisario Banderas. Désmond le dice a Guillermo lo que ha pasado y como ahora él y su familia deben huir a Los Santos, para luego abandonar a los Abreda justo cuando los hombres de Peretti llegan a Red County. Guillermo y María meten a su hijo en una camioneta y se marchan del lugar, mientras que Désmond revela que los abandonó porque de otro modo el F.B.I. y la mafia se unirían para acabar con ellos, y es mejor tenerlos dispersos, buscando a dos objetivos por separado. Désmond se marcha también, lamentando ser "el hijo de puta".

Una semana después se revelan muchas cosas: primero, Albatross, del F.B.I., planea capturar a Désmond. Segundo, Jack Harvester sigue con vida. Tercero, Wastermann hace un comunicado pidiendo la muerte de la familia Abreda. Al finalizar el episodio, y con eso la serie, una pareja está un coche escuchando la radio, donde mencionan al hombre más buscado del país: Désmond Tisernica (verdadero apellido de Désmond), el cual mató a varios policías y agentes del F.B.I. tiempo atrás. El novio comenta que no puede creer que haya "gente tan hija de puta" en el mundo, y su novia lo reafirma.

Personajes[]

Protagonistas[]

Personaje Sagas
1 2 3
Guillermo Abreda Protagonista
Matias Abreda Protagonista
Désmond Gaspar Velázquez/Tisernica Protagonista
Román Álvarez Protagonista
Raymundo Viapatzzi Protagonista
Jacobo Brucetti Protagonista Secundario
Yúyo Co-Prot Protagonista
Saúl Gilliam Protagonista

Co-Protagonistas[]

Personaje Sagas
1 2 3
María Aguilar de Abreda Co-Protagonista
Ramírez Co-Protagonista
Matute Co-Protagonista
Aldo Co-Protagonista
Diego Co-Protagonista
Eduardo Lazarévic Co-Protagonista
Tobías Murphy Co-Protagonista
Ángela McCain Co-Protagonista
Comisario Banderas Co-Protagonista
Dante Co-Protagonista
Franklin Co-Protagonista
Francotirador Co-Protagonista
Kyle Co-Protagonista
Jack Harvester Co-Protagonista
Lucía Co-Protagonista
Bárbara Co-Protagonista
Franco Co-Protagonista
Paco Gilliam Co-Protagonista
Tito Gilliam Co-Protagonista
Ernesto Gilliam Co-Protagonista
Vicente Gilliam Co-Protagonista
Dennis Álvarez Rogers Co-Protagonista
Wastermann Co-Protagonista
René Co-Protagonista

Episodios[]