FANDOM


Carl Johnson

Detective CJ 001

Detective CJ 2

Detective CJ 3

Detective CJ 4

Detective CJ 5

CarlT6

Apariciones El Asesino Perfecto
Familia Beverly Johnson (madre) †
Sweet Johnson (hermano) †
Filemón Johnson (primo) †
Jessica Connor (novia)
Bandas LSPD (asociado)
Agencia de Detectives (anteriormente)
Equipo de CJ
Estado Vivo
Frase "Hasta nunca, Ezequiel."
Especie Humano
Aliados Juan Moreno, Paco Gutiérrez, Ernesto Martínez, Jorge, Sergiodelbetis, Iván, Tonisevillista7, Juanma, Castellanos, Álvaro, Jessica Connor, Ezequiel Hidalgo, Natalia López, Valeriy, Aurelio, Cindy Lennox, Celia Sánchez, Alice Brockman, Matt Wilson
Armas Desert Eagle, Arma Letal, Revólver, Pistola silenciada, Cuchillo, Glock con linterna
«Todos podemos cambiar.»
~ Carl Johnson.

El Detective Carl Johnson apodado Detective CJ o simplemente CJ, es el protagonista de GTA San Andreas que fue utilizado por Sergiodelbetis (al igual que casi todos los loquenderos) para protagonizar su serie El Asesino Perfecto. Se trata de un detective incorruptible y hábil que fundó su propia agencia (aunque finalmente la misma fue cerrada), y se acabó convirtiendo en el mejor detective de Los Santos, la ciudad en la que vivía. Tenía un hermano mayor, Sweet Johnson y su mejor amigo era también detective y su compañero de trabajo, Juan Moreno.

Temporada 1

Crímenes del Asesino Perfecto y Comienzo de la Investigación

En el año 2012, Carl Johnson, alias CJ, era el mejor detective de Los Santos, logrando una reducción casi del 90% del crimen en la ciudad en muy poco tiempo. El comisario del LSPD (Los Santos Police Department), Lorenzo Fernández, y su colega el agente Isaac Pelotúdez, estaban celosos del éxito de CJ, ya que le había quitado a la policía cualquier autoridad en la ciudad. CJ y Juan dieron poca o ninguna importancia a la enemistad con Fernández. La noche en la que Fernández dio un discurso fallido para que sus policías trabajaran mejor, el hermano de un agente, el empresario Rogelio Gutiérrez, fue asesinado por Ezequiel Hidalgo, el cual sorprendentemente no dejó ningún tipo de pista que lo pudiera identificar. CJ intentó investigar después de que la policía lo hiciera, sin encontrar tampoco nada. En su interrogatorio con la esposa de la víctima, tampoco pudo hallar respuestas.

Primer encuentro de CJ y Ezequiel

Primer enfrentamiento entre CJ y Ezequiel.

Luego de interrogar a la esposa de Gutiérrez, CJ salió afuera de la casa de la víctima y comprobó que ni Juan ni su coche estaban allí. Para averiguar que sucedía se dirigió a su agencia, donde descubrió que Fernández y Pelotúdez la habían cerrado como parte de un complot para boicotearlo. CJ se marchó del lugar, enfurecido, y mientras pasaba en una camioneta que poseía en la agencia, se encontró con el cadáver del famoso actor Will Smith, segunda víctima del Asesino Perfecto, que había sido arrojado desde el edificio más alto de Los Santos. Al subir las escaleras, CJ y Ezequiel tuvieron un encontronazo, en el cual el Asesino lo insultó y saltó del edificio, cayendo sin el más leve rasguño debido a una fuerza mística, y marchándose en la camioneta de CJ.

Más tarde, el detective comprobó que Ezequiel había engañado a Juan para que se llevara el coche de CJ hacia una emboscada (en la cual el hombre sobrevivió de milagro), y el Asesino comenzó a darle llamadas de advertencia mediante un número privado. Junto a Juan comenzaron su investigación interrogando a personas que supieran de los asesinatos. Hubo dos víctimas más en los siguientes días, un joven llamado Ramón y una mujer llamada Esperanza. Uno por degollamiento y la otra por una bomba en su coche. La falta de pistas indicaba que habían sido asesinatos cometidos por Ezequiel. CJ y Juan intentaron entonces pasar toda la noche en un callejón oscuro esperando a que el Asesino matara a alguien, sin éxito. Las noticias comenzaron a apodar a Ezequiel como "El Asesino Perfecto".

Formando un equipo

Equipo de CJ

El Equipo de CJ.

Con el fin de acabar definitivamente con el Asesino, CJ comenzó a contactar a sus viejos amigos; Jack Sparrow, Leon S. Kennedy, los hermanos Luigi y Mario Bross; a su hermano Sweet Johnson; y a su primo Filemón. Con Juan incluido formaron un equipo aparentemente invencible que capturaría y acabaría con el Asesino Perfecto. Durante la noche, se reunieron de a dos miembros por grupo para bloquear los callejones donde podrían cometerse asesinatos y esperar. Ezequiel, conocedor de los planes de CJ, se escabulló en cada uno de los puntos clave y asesinó haciendo uso de poderes místicos a cada uno de los miembros del equipo, dejando vivos a CJ y Juan para que sufrieran por sus fallas. CJ se enteró de la muerte de su hermano, primo y amigos al día siguiente.

Conflicto con Lorenzo Fernández

CJ amenaza a Fernández

CJ amenaza a Fernández.

Devastado por la pérdida de su hermano y sus amigos, CJ tuvo un feroz ataque de cólera que lo llevó a ir a la comisaria, y decirle a Pelotúdez que Lorenzo saliera, cuando este salió CJ se quejó de su ineptitud y que nunca manda a sus hombres a enviar patrullas, agregando que sus amigos fueron víctimas y que en vez de hacer su trabajo le cierra la agencia y no hace nada por detener los asesinatos, Fernández lo tacha como inepto también debido a que dejó que sus amigos murieran, y que se lo merecía por creerse el mejor detective y ni aún así podía detener al asesino. Estas palabras hicieron que CJ se enfureciera aún más, y alzó su pistola y amenazó a Fernández, diciéndole que si "tenía cojones" repitiera lo anteriormente dicho. Juan entró a la comisaria y le dijo que no hiciera ninguna tontería. CJ se calmó un poco, bajó su pistola, y se fue de la comisaria, añadiendo Fernández que "lo estaría vigilando".
CJ paralizado

CJ paralizado por el rayo de Ezequiel.

Ezequiel se presentó en el observatorio más tarde y se limitó a burlarse de CJ, afirmando que no lo podría atrapar por nada en el mundo. Acto seguido, procedió a utilizar un poder paralizador para dejar a CJ suspendido en el aire, además de enviar el coche de CJ muy lejos con el envión del rayo disparado. Juan intentó perseguir a Ezequiel sin éxito y el Asesino terminó escapándose. A CJ le robaron su saco y sus gafas luego de que un ladrón descubriera que estaba paralizado. Finalmente, Juan pudo liberarlo del hechizo haciendo uso de un brebaje extraño creado por su vecino y amigo, Ryder. Una vez liberado, CJ regresó con Juan a su casa, abatido.

Por su parte, el Asesino quería asegurarse de que CJ no lo volvería a molestar. Para deshacerse de él, asesinó a un hombre y metió el cadáver en la casa del detective. Fernández y Pelotúdez se enteraron de esto y pensaron que CJ era el Asesino Perfecto, por lo que decidieron capturarlo. CJ se volvió a ver atacado por los policías y tuvo que volver a enfrentarse con la amenaza. Tras perder su coche en un tiroteo en la calle, junto a Juan se encerraron en la casa, donde trabaron puertas y ventanas y se vieron sitiados por Fernández. Sin embargo, fueron ayudados a escapar por el agente Francisco Gutiérrez (Paco), hermano de la primera víctima, que decidió desertar de la policía para ayudar a los detectives a atrapar al Asesino y poner fin a la corrupción.

CJ Y Juan conocen a Paco

CJ y Juan conocen a un nuevo amigo, Paco Gutiérrez.

Los detectives se unieron a Paco y marcharon hacia el Área 69, en el Desierto de San Andreas, donde combatieron a las Fuerzas Armadas para conseguir algo que llamaban "El Arma Letal", que podrían usar para matar a Lorenzo Fernández y dispersar a la policía el tiempo suficiente como para capturar a Ezequiel. CJ obtuvo el arma y la utilizó para deshacerse del ejército, y luego volver a Los Santos junto a Paco para matar a Fernández. Juan los dejó solos porque fue a casa de CJ a buscar el coche. Mientras lo hacía, descubrió accidentalmente la guarida del Asesino Perfecto. CJ y Paco fueron al parking, y cuando llegaron, Pelotúdez y otro agente le tendieron una trampa a CJ y Paco, en donde CJ fue atrapado, Pelotúdez alzó su pistola y estuvo apunto de matar a CJ, pero la pistola se le había encasquillado, en ese momento, CJ aprovechó, le quitó la M4 al otro agente, y mató a Pelotúdez. Luego Fernández salió de la columna donde estaba escondido y disparó a CJ, pero Paco llegó a tiempo y se puso en medio de CJ, y fue Paco quien recibió el disparo, lo cual lo hirió fatalmente, en ese momento, CJ sacó su Desert y disparó a a Fernández directo en el corazón, y murió al instante.

Derrota a Ezequiel

Asesino Perfecto Pelicula 55

El detective CJ mata a Ezequiel

Antes de morir, Paco hizo jurar a CJ que acabaría con el Asesino Perfecto, cosa que el detective aceptó. Se reunieron con Juan afuera del estacionamiento y este le informó de la localización de Ezequiel. Una vez allí, CJ y el Asesino tuvieron una pequeña conversación, hasta de que Ezequiel escapara en un coche. CJ, antes de entrar a la guarida, sabía que el Asesino utilizaría el coche más rápido y moderno en la habitación, lo que lo llevó a poner una bomba en el asiento del conductor. Ezequiel, sin saber nada y con la bomba pegada, intentó acabar con los detectives en unas alcantarillas, donde les tendió una emboscada. Sin embargo, CJ activó la bomba y dejó exánime a Ezequiel. Luego de explicar su plan, CJ sacó su Desert Eagle y, bajo la mirada de Juan, mató a Ezequiel de un disparo en la cabeza.

Temporada 2

Volviendo a empezar

En las semanas posteriores a la muerte de Ezequiel, se celebraron los funerales de todas sus víctimas, y CJ y Juan asistieron a cada uno de ellos. La tristeza por la muerte de Paco y sus demás amigos llevó a CJ a caer en una pequeña depresión, además de una fuerte paranoia. Comenzó a tener pesadillas y sueños en las que un hombre armado con un cuchillo lo perseguía por todas partes. Temiendo por su vida, decidió dormir con su pistola a mano. Durante el último funeral, el de Paco, que estaba lleno de policías que no eran corruptos, CJ dio un emotivo discurso, y el sacerdote afirmó que, como el agente había muerto luchando por una causa tan noble como defender la ciudad de un asesino, las puertas del cielo estaban abiertas para él. Luego del funeral, CJ conoció a un nuevo aliado, el sustituto de Fernández como comisario, Ernesto Martínez, el cual junto a su familia y varios policías llegaron a Los Santos para poner fin a la corrupción. CJ y Juan desarrollaron rápidamente una amistad con Ernesto, y este les dijo que si necesitaban ayuda por parte de la policía, contaban con él. Esa misma noche, llegó también a la ciudad Felipe Hidalgo, el hermano de Ezequiel, que asesinó a un empresario llamado Adrián Castro. CJ tuvo pesadillas respecto a este hecho, y al despertar tuvo un ataque de pánico que lo llevó a sacar su arma y efectuar varios disparos en la habitación.

Vuelta a Empezar 3

Otro policía amistoso conoce a los detectives, Ernesto Martínez.

Cuando Ernesto y sus hombres investigaron y sorpresivamente no encontraron pistas, CJ se sorprendió y asustó en gran medida por esto, y Juan propuso la idea de que Ezequiel había resucitado. El detective de todas formas fue a revisar la escena del crimen mientras Juan interrogaba a las personas que vivían cerca del estadio donde se cometió el asesinato para ver si encontraba algún testigo. Lo único que encontró Juan fueron unos pandilleros de Los Santos Vagos que trataron de venderle droga y a los cuales delató accidentalmente a la policía. El ataque de los pandilleros y la posterior persecución obligaron a CJ a atropellar a uno y huir hasta la casa enfadado con Juan por las estupideces que hacía.

Juan finalmente tuvo una idea: esa noche exhumarían el cuerpo de Ezequiel para averiguar si realmente estaba muerto o había resucitado. CJ fue con su amigo a la noche al cementerio y mientras cavaba, pidió a Juan que vigilara la entrada. Juan tuvo un pequeño altercado con uno de los mejores hombres de Ernesto, el teniente Jimmy Hernández, el cual pidió una grúa para llevarse el coche de CJ por estar mal aparcado. CJ no tuvo tiempo para enfrentarse a esto, pues terminó de cavar y se encontró con que el cadáver de Ezequiel ya no estaba dentro de la tumba, para gran sorpresa de los detectives. CJ decidió, sin embargo, que guardarían el secreto, para no revelar a Ernesto que habían profanado una tumba.

Encarcelamiento

El Testigo 3

CJ a punto de hablar con el testigo.

Para el segundo asesinato, Felipe no estuvo tan preparado y fue visto por un hombre, el cual rápidamente fue a la comisaría, pero se negó a testificar pensando que la policía era corrupta. Ernesto llamó entonces a CJ para que interrogara en su lugar al testigo, y de paso decidió hacerle un favor y le devolvió su coche confiscado. Mientras esperaba a que CJ fuera con el testigo para interrogarlo en otro sitio, Juan fue noqueado por Felipe, el cual se disfrazó de él e hizo creer al testigo (mientras CJ hablaba con Ernesto por teléfono) que lo llevaría en coche. Una vez en Grove Street, Felipe se aseguró de que alguien lo viera, para que culparan a Juan, y degolló al testigo en la puerta de entrada de la casa de CJ.

Ernesto no dudó en echarle la culpa a Juan y, tras increparle a CJ por dejar morir a la única clave para encontrar al nuevo Asesino Perfecto, detuvo a Juan y se lo llevó a la comisaría donde posteriormente lo trasladarían. CJ organizó un descabellado plan de rescate, disfrazándose de agente de policía y engañando a Jimmy Hernández para que lo dejara pasar a los calabozos. CJ conoció entonces al compañero de celda de Juan, Jorge, el cual había sido encarcelado injustamente por robo menor. CJ accedió a liberar también al hombre y los tres intentaron escapar, pero fueron emboscados por Ernesto y varios policías más. Los tres hombres fueron encerrados juntos en la misma celda, con CJ detenido por participar en un intento de fuga.

La Masacre 3

Los policías, CJ, Juan y Jorge viendo las cámaras de seguridad.

A pesar de verse encarcelado y en desventaja, junto a Jorge y Juan, CJ comprendió que, en cuanto el Asesino volviera a matar, se sabría que no fue Juan quien acabó con el testigo y se los dejaría ir. Ernesto se tuvo que marchar a Las Venturas con el agente García y algunos otros oficiales, y dejó a cargo a Hernández de la comisaría. Mientras no estaban, se presentó Felipe el cual, armado únicamente con un cuchillo, dio muerte a todos los policías presentes. Para agregar más cargos a CJ, Felipe abrió la puerta de la celda para que pareciera que se había escapado. Aunque el plan inicialmente tuvo éxito y Ernesto intentó arrestarlo, Juan salvó el día recomendando que se fijaran en las cámaras de seguridad.

Pese a la mala calidad de la cámara, el resultado fue bueno y los dos detectives fueron liberados. Ernesto tuvo una conversación con CJ y ambos acordaron no descartar la posibilidad de que Ezequiel hubiera resucitado, pues Felipe se le parecía mucho. En un momento de piedad, Ernesto también liberó a Jorge por no ser un delincuente peligroso. Jorge quedó profundamente agradecido con CJ y Juan por haberlo ayudado, y les prometió que, si necesitaban algo de ayuda con la investigación, él mismo no dudaría en ayudarlos, siendo esto tomado en cuenta por CJ. Mientras se marchaban a casa del detective, el vehículo fue abordado de forma repentina por un deudor de Juan, al que le debía veinte euros y una chocolatina. CJ finalmente tuvo que pagar al hombre para que los dejara en paz.

Formando otro equipo

El Encuentro 4

CJ se encuentra con Felipe por primera vez.

Al volver a la casa, CJ comenzó a tener horribles pesadillas de nuevo, hasta que finalmente la voz de Paco Gutiérrez resonó en sus oídos indicándole la hora y el lugar donde se cometería el próximo asesinato. CJ y Juan fueron al callejón indicado y con mucha suerte lograron impedir el asesinato atacando a Felipe y consiguiendo que la víctima, un muchacho joven, escapara con vida. Finalmente, el detective acorraló a Felipe en un callejón y se dispuso a dispararle, pero con repentinos movimientos de parkour el Asesino lo esquivó con total facilidad. Además de eso, el sádico hombre se burló del detective y se marchó del lugar antes de que este pudiera hacer absolutamente nada.

CJ regresó a la comisaría al día siguiente para dar noticias sobre su investigación a Ernesto. Este se comportó de forma un tanto extraña, casi fría, y le ordenó a CJ que se mantuviera fuera del caso. Preocupado por el creciente cambio del amable comisario, CJ decidió dejarlo tranquilo, suponiendo que todo se debía al estrés al que estaba sometido el policía por no poder vencer a Felipe. Más tarde, CJ fue a la playa a pensar en los misterios que no podía resolver, cuando se puso a conversar con un pescador. Este confesó que fue testigo de la muerte de su amigo Jack Sparrow y su primo Filemón, explicando como fue que sucedió todo, cosa que CJ no sabía. El detective agradeció mucho al pescador por haberle revelado esto.

El Plan de Molde 2

El nuevo equipo de Sergio reunido en casa de CJ para trazar un plan.

Esa misma noche, Juan encontró a un hombre misterioso hablando con el Asesino, y cuando escaparon tras saberse descubiertos, el desconocido dejó caer las llaves de su auto. CJ no pudo averiguar quien era su dueño porque en la concesionaria donde fue comprado tenían una política de privacidad. Afortunadamente, resultó ser un modelo muy poco utilizado, el Washington. Justamente, después de que se cometiera otro asesinato, CJ vio que Ernesto se marchaba de la escena del crimen en dicho coche. El detective se sentía muy frustrado por su falta de utilidad, pero entonces apareció un loquendero multimillonario, Sergio DelBetis, el cual se ofreció a formar equipo con CJ, Juan y otras personas para descubrir que hacía el comisario y derrotar al Asesino.

El nuevo equipo, conformado por Sergio y CJ, como líderes, Juan, el hermano de Sergio Tonisevillista7, Iván y Juanma, se reunió en casa del detective para organizar lo que Juan llamó "Plan de Molde", y que era un plan infalible para desenmascarar al comisario: Juan y Toni distraerían a la policía; Iván desconectaría las cámaras; Sergio y Juanma abatirían a los policías con pistolas de dardos o a golpes, y CJ bajaría con la llave a comprobar si funcionaba en el coche del comisario. Efectivamente, las cosas resultaron ser así y CJ descubrió a Ernesto hablando con Felipe en el parking de la comisaría. Ernesto detuvo a CJ para no tener que matarlo, y luego de ayudar a huir a Felipe, lo envió en un coche patrulla hacia Las Venturas. CJ fue rescatado por el equipo de Sergio, que atropelló la patrulla para noquear a los policías y sacar del vehículo destruido a CJ.

El regreso de Ezequiel

La Unión Hace La Fuerza 5

Luego de aclarar sus lealtades, CJ y Ernesto pelean salvajemente.

Enterados por Juan y Toni de donde quedaba la guarida de Felipe (una fábrica con un lujoso apartamento en el piso más alto), Juanma trajo un excelente armamento para luchar contra la policía, pues Ernesto se enteró del escape del detective y activó el "Operativo Z", que consistía en proteger al Asesino a toda costa (probablemente sin que los policías lo supieran). En la fábrica, CJ y el equipo casi no lograron entrar por los policías de la entrada, los cuales finalmente fueron ejecutados sorpresivamente por Jorge a la distancia. CJ agradeció esa ayuda y entraron a luchar. A medida que subían más y más pisos, el grupo se iba separando, hasta que Juan se quedó a pelear con el segundo al mando de Ernesto (tras la muerte de Hernández en la masacre de la comisaría), el inspector Toranzo. CJ llegó hasta un último piso en el que se encontraba Ernesto, el cual nada más verlo abrió fuego con una M4, esta vez tratando directamente de matarlo.

Cuando la munición se acabó, ambos se lanzaron en un violento combate cuerpo a cuerpo, en el que CJ le recordó que era un buen policía, digno de llevar la placa, pero se volvió corrupto. Ernesto juró no ser corrupto, pero antes de poder explicarle lo que sucedía, CJ lo noqueó, desoyendo sus ruegos de dejar al Asesino en paz. Mientras Ernesto se recuperaba de la brutal paliza recibida, y los demás miembros del grupo luchaban abajo, CJ se dirigió a la batalla con el Asesino. Mientras subía las últimas escaleras hacia el apartamento de Felipe, CJ fue sorprendido por Paco, tratándose de un fantasma. Paco le explicó que, como "el mal" no había sido vencido, aún no podía descansar en paz, siendo una suerte de poltergeist hasta que CJ matara al Asesino. Además reveló que esos sueños y pesadillas habían sido inducidos por él para que se diera cuenta de la amenaza. Con ese incentivo, CJ entró en la habitación para enfrentarse a Felipe.

La Unión Hace La Fuerza 6

Paco se aparece como "fantasma" ante CJ.

Estando una vez más cara a cara, Felipe comenzó esquivando los fútiles intentos del detective de dispararle, y se burló de él. CJ descubrió una pequeña celda en la cocina del apartamento, donde estaban encerradas una mujer y una niña, pidiendo estas ayuda al recién llegado. La mujer, aterrorizada por su situación, le contó que era la esposa de Ernesto Martínez, y que la niña era su hija. Entonces CJ supo que el comisario en realidad estaba siendo chantajeado con la vida de su familia, enojándose profundamente con el Asesino por su disposición amoral de matar mujeres y niños. Felipe le explicó que las actividades evasivas del comisario eran en realidad intentos de salvarle la vida al alejarlo del caso, ya que su orden original (y nunca cumplida) era matarlo. Aquel enfrentamiento en el piso de abajo había sido un ultimatum para Ernesto: o mataba a CJ o Felipe mataba a su esposa y a su hija.

Decidido a rescatar a la familia de Ernesto y liberar al policía de su chantaje, CJ comenzó a pelear con Felipe, pero como estaba algo débil por la pelea con el comisario, le costó bastante mantener el ritmo y se vio derrotado. En ese momento, apareció el resto del equipo, que ya se había librado de los policías y los S.W.A.T.S. que Ernesto colocó para defender la zona. Uno a uno fueron peleando contra Felipe, sin lograr hacerle daño alguno. Entonces, el comisario reaccionó y entró velozmente en el apartamento, ayudando al resto del equipo con sus técnicas especiales de los rangos superiores de la policía. Felipe fue dominado por sus seis oponentes enfrentándolo a la vez, y quedó débil contra un sillón.

Ezequiel tras ser acribillado

CJ luego de dejar a Ezequiel fuera de combate con dos disparos.

Como as bajo la manga, el segundo Asesino Perfecto reveló su plan final: resucitar a Ezequiel, quien no era otro que su hermano. Felipe haría uso del mismo objeto que brindó sus poderes a Ezequiel, un ídolo maya, y utilizaría la magia negra para volver al primer Asesino Perfecto a la vida. El hechizo tuvo un excelente resultado y Ezequiel regresó, listo para acabar de una vez con CJ como venganza por haberlo derrotado la vez anterior. CJ y sus amigos por un rato de asustaron, sabedores de que no podrían contra los Hermanos Hidalgo. Sin embargo, en ese momento se presentó Jorge con un lanzacohetes, el cual disparó hacia los hermanos. Felipe murió en el impacto, y Ezequiel quedó moribundo y caminando hacia el borde de un entrepiso, donde CJ le disparó dos veces con su Desert Eagle, aparentemente matándolo.

Temporada 3

Robo al Hospital General

Un Robo Perfecto 3

El grupo interrogando a Torres y Jiménez.

Finalizado el asunto, CJ decidió llevar a cada uno de los miembros de su equipo a su casa. Cuando dejó a Sergio y Toni en la mansión de Vinewood en la que vivían, CJ se ofreció a dejarle la furgoneta (que era suya), pero Sergio decidió que debía quedársela, por si en otro momento llegaban a necesitarla. Esa misma noche, se cometió un robo al Hospital General, desapareciendo un material quirúrgico avanzado y de alta complejidad, y un estudio sobre la anatomía celular humana. CJ y Juan vieron en las noticias el caso y se sorprendieron por el robo.

Ese mismo día, mientras compraba junto a Juan un nuevo coche en el consecionario, CJ recibió una llamada de Ernesto, pidiéndole ayuda con el robo. ya que aparentemente no hubo pistas. Además, reveló un descubrimiento desastroso: el cuerpo de Ezequiel había desaparecido de la fábrica. Sin embargo, de momento debían centrarse en el tema del hospital así que fueron a verlo. Ernesto estaba con sus nuevos hombres: Antonio López y Castellanos (o Agente Swag), que habían sido enviados para reconstruir la policía de Los Santos (muertos casi todos en la batalla de la fábrica), interrogando al Dr. Torres y al guardia de seguridad Jiménez. La investigación los llevó a descubrir que el ladrón había entrado por los conductos de ventilación y había dejado como única pista un tornillo. Juan supuso que quizás el culpable podría ser el Asesino Perfecto, pero CJ lo silenció al instante.

Hora de Interrogar 3

Tras capturar al sicario, CJ, Ernesto y los demás comienzan a interrogar involucrados.

Finalmente, decidieron que uno de ellos bajaría a los conductos e investigaría a ver si encontraba algo. Con una linterna, fue Juan quien se encargó de ir a revisar. Mientras relojeaba las alcantarillas (las cuales estaban conectadas con el conducto, indicando como había hecho para entrar el ladrón), fue atacado a traición por un sicario armado con una 9mm, el cual aparentemente había sido contratado por el ladrón para matar a quien bajara. Con la ayuda del agente Castellanos, los detectives pudieron combatir al criminal y capturarlo con vida. Durante el interrogatorio, Ernesto le ofreció al sicario bajarle mucho la sentencia si cooperaba con ellos, y el hombre tranquilamente aceptó aquella oferta y les contó todo lo que sabía, que era muy poco, y hasta les dio un par de nombres.

Acompañados por Juan y Castellanos, CJ y Ernesto comenzaron a realizar un interrogatorio bastante grande a todos los involucrados de alguna u otra manera. Ernesto incluso pidió al Dr. Torres que le diera una lista de los trabajadores del hospital que hubieran renunciado o hubieran sido despedidos de manera abrupta, para tener posibles sospechosos. El último de ellos fue el Dr. Mike Smith, el cual pidió la baja por depresión hacía diez años debido a la muerte de su familia en un atraco (cuando la policía era corrupta y no intervenía). Smith tampoco parecía involucrado, aunque a Castellanos le dejó un pálpito y decidió investigarlo por su cuenta.

Atascados 3

CJ, Juan, Ernesto y Sergio en el motel de Angel Pine, esperando al supuesto informante.

Con algo de tiempo libre para pensar, CJ no supo como resolver el caso y entonces Juan le sugirió que fueran a pedirle ayuda a Sergio en su mansión. Así lo hicieron, y en el proceso conocieron a un nuevo compañero para su equipo en caso de problemas, el boxeador experto Álvaro. Los tres (CJ, Sergio y Juan), fueron a la fábrica para dedicar un momento a investigar lo del cuerpo de Ezequiel que había desaparecido. Sergio le preguntó si sus disparos habían sido mortales, aunque de todas formas eso indicaría que Ezequiel tendría aliados, porque no habría podido sobrevivir solo a los dos balazos pasado suficiente tiempo. Ese mismo día, CJ recibió una llamada con voz modificada, diciéndole que fuera a un motel en Angel Pine si quería respuestas.

CJ pidió a Juan, Ernesto y Sergio que lo acompañaran, y juntos fueron los cuatro en el coche de CJ. El viaje fue largo y tedioso, pero consiguieron llegar al motel. Una vez allí, esperaron durante horas sin resultado alguno, y cuando decidieron marcharse, Ernesto recibió una llamada del agente López, habían asesinado a alguien. Entonces quedó claro que toda esa llamada había sido una mentira para sacar a las cuatro posibles amenazas (CJ, Ernesto, Juan y Sergio), de la ciudad y que el asesino pudiera hacer su trabajo en paz. Esto hizo que la investigación del robo pasara a segundo plano mientras avergiuaban lo del asesinato.

Alucinaciones

De Pesca 2

CJ recordando las visiones de Sweet, Paco y Felipe.

Ernesto decidió dejar que CJ descansara un poco, mientras él se encargaba del asesinato de Daniel Gómez, un fontanero. Aparentemente, se habían encontrado huellas en el cadáver, pero al analizarlas se comprobó que no había coincidencias porque esas huellas no estaban registradas. Desesperado por la falta de respuestas, CJ comenzó a tener alucinaciones con los fantasmas de personas buenas y malas que murieron por su fracaso en detener al Asesino Perfecto: su hermano Sweet, Paco, e incluso Felipe, a quien CJ consideraba otra víctima más por haber sido cegado por la sed de venganza. Todos le advirtieron que la cosa se pondría peor, y que tenía que utilizar su talento natural para enfrentar a "el nuevo mal".

Como Paco era un alma en pena y no podría descansar en paz hasta que el mal fuera derrotado, CJ supo entonces que Ezequiel estaba con vida, ya que si hubiera muerto Paco habría podido ir al cielo. Tras enterarse de otro asesinato y recordando todas sus visiones, CJ se presentó ante Ernesto, Sergio y Juan en la escena del crimen para revelar su creencia de que Ezequiel estaba con vida. Los demás al instante atribuyeron eso a lo que llamaban "su sexto sentido", y le creyeron, pero no pudieron averiguar nada. Para colmo de males, el hermano menor de Sergio, Toni Sevillista, fue herido de bala en un atentado que iba dirigido al propio Sergio, y enviado al hospital en coma inducido.

Sin Pruebas no Hay Delito 4

Después de perder la paciencia, CJ zarandea a Smith.

Finalmente, comenzaron a surgir sospechas respecto a Mike Smith, ya que este había robado un libro de la biblioteca después de fracasar en conseguirlo, y aunque Ernesto pensaba que iba en contra del protocolo, aceptó romper las reglas con tal de entrar en la casa y averiguar si el doctor era culpable o no de algún crimen. Mientras Juan y Castellanos lo seguían para ver que hacía, CJ y Ernesto entraron en la casa y la revisaron, encontrando todo lo que había sido robado, el estudio del hospital y el libro de la biblioteca. Lo último que faltaba era el material quirúrgico avanzado. Castellanos y Juan, por su parte, vieron que lo que Smith quería era pescar una medusa especial.

Sin embargo, ninguna de esas pruebas valía nada sin una orden, por lo que Ernesto tuvo que pedirla y esperar a que el Dr. Smith llegara. Este ordenó a alguien misterioso que robara todas las pruebas, ocasionando que tuvieran que dejarlo en libertad. CJ perdió los estribos y trató de atacar físicamente a Smith, pero Ernesto lo detuvo para que no causara más daños a la investigación. Cuando Toni despertó de su coma y reveló que sus atacantes habían sido muy parecidos a los Asesinos Perfectos del pasado (además de uno no tan parecido pero con indumentaria similar que había visto Sergio matando noches atrás), quedó claro que no había un solo asesino, sino varios. Ernesto organizó una gran resistencia policial en la ciudad para encontrarlos, y Juan y CJ se ocuparon de una zona.

Ataque de los Clones

Sin Pruebas no Hay Delito 5

La chica misteriosa de la que CJ se enamora, Jessica Connor.

Mientras vigilaban, CJ conoció a una chica fuerte y agradable, Jessica Connor, la cual soñaba con hacerse agente de policía pero acabó siendo guardaespaldas personal. CJ al instante quedó prendado de la joven mujer y ambos discutieron un poco sobre los asesinatos, hasta que uno de los asesinos se presentó en el callejón contiguo y trató de matar al detective de un balazo. Jessica apartó a CJ momentos antes del disparo, salvándole la vida, y aunque Juan fracasó en atrapar al atacante, eso sirvió para que descubrieran que los asesinos no iban tras los civiles, sino tras las fuerzas policiales, como CJ, Ernesto y los demás agentes, los cuales estaban expuestos al estar en los callejones.

Como regalo por haberle salvado la vida, CJ dejó que Jessica los acompañara en el trabajo de ir a informar al comisario de la peligrosidad del asunto. Una vez llegaron y se hicieron las presentaciones, CJ comenzó explicar lo sucedido hasta que un agente llamó al comisario para informarle de algo muy grave: una transmisión de Mike Smith en la que este asumía la responsabilidad de la creación de esos asesinos, revelando que eran Clones perfectos de un sujeto original superior, y que no habría un solo asesino en Los Santos, sino cientos. Esto explicó el por qué de las huellas sin dueño, los clones eran seres humanos "recién nacidos" sin identificación legal. El ataque a Los Santos comenzó, y Ernesto envió a todas sus fuerzas policiales a acabar con ellos.

CJ disfrazado de clon

CJ disfrazado de clon.

De alguna manera, consiguieron llegar Juan, CJ y Jessica a la mansión de Sergio. Este ya estaba allí, con el equipo preparado (y Álvaro como nueva incorporación), y con Toni recuperado. Todos juntos comenzaron a trazar un plan para enviar a alguien disfrazado de clon a infiltrarse entre ellos y ver si podían localizar al doctor. Jessica consideró esto como una idea suicida, y más aún cuando CJ saltó a decir que iba a ir él en lugar de los clones. CJ se disfrazó con ropa gastada y una máscara de hockey, pudiendo mezclarse con los asesinos. Encontró a dos de ellos junto a un coche monster impresionante y los engañó para acompañarlos a su guarida. En el camino, ellos intentaron que conversara un poco, pero él los calló diciendo que estaba pensando en "como matar a dos personas simultáneamente con un cuchillo".

Secuestro y liberación

CJ secuestrado por Smith

Mientras estuvo secuestrado, CJ se dio cuenta del gran cambio de personalidad de su enemigo.

Nada más llegar a la guarida, CJ comenzó a buscar al Dr. Smith, sin éxito. Mientras estaba en las plantas bajas y encontraba más y más evidencia de las actividades delictivas del doctor, escuchó una conversación entre él y Ezequiel, el cual se encontraba convaleciente en otra habitación debido a las heridas de bala. CJ se espantó al descubrir que su antiguo enemigo estaba con vida, y velozmente se escondió en una habitación para informar a Sergio. Sin embargo, mientras les daba instrucciones, fue atrapado por dos clones, los cuales lo llevaron ante Smith y Ezequiel, afirmando que estarían "muy felices" de verlo.

Tras explicarle que Ezequiel sobrevivió debido a que sus balas lo atravesaron limpiamente (teniendo solamente que cerrar los orificios a tiempo para salvarle), Smith ordenó a sus clones que encadenaran a CJ boca abajo en el cuarto donde estaba el armamento, mientras esperaban a que sus amigos vinieran a buscarlo. Luego dio la orden a Ezequiel de mantenerlo vigilado. Mientras estaban solos en la habitación, CJ conversó brevemente con Ezequiel y se dio cuenta del gran cambio que había sufrido su enemigo. Además de verse muy debilitado, Ezequiel mostraba poco o ningún interés en lo que estaba haciendo, más bien se lo veía triste y humillado.

CJ y Sergio contra Ezequiel y los clones

En su escape, CJ luchó con los clones y Sergio con Ezequiel.

Mientras hablaban, Ezequiel explicó que no le interesaba el caos tanto como a Smith. Si bien su único objetivo era matar a CJ, no podía negarse a ayudar al doctor porque de otra manera moriría: sin Smith para darle atención médica recurrente, la magia que mantenía vivo a Ezequiel sería insuficiente y su fuerza vital se drenaría hasta matarlo. CJ entonces supo que el plan de Smith no era solo crear a los clones, pero Ezequiel no tenía idea de lo que planeaba su jefe. Más tarde, Sergio se presentó en la guarida, desarmado y por la puerta de enfrente, y anunció a Smith su deseo de unirse a él y traicionar a sus amigos. CJ tuvo un ataque de furia y trató de escapar, anunciando que una vez que fuera libre los mataría a todos.

Para probar su lealtad, Sergio le dio a Smith el lugar donde se encontraban sus amigos. Pese a que estos lograron escapar de los clones que este envió a comprobar, Sergio había dicho la verdad, pudiendo formar parte del bando enemigo. Sin embargo, en realidad todo era un plan por parte del loquendero para infiltrarse entre los clones. Cuando Smith se marchó de la habitación, Sergio noqueó a uno de los clones y utilizó un cuchillo para liberar a CJ. Mientras Sergio peleaba contra Ezequiel, CJ logró abatir a dos clones con un cuchillo. Cuando dejaron inconscientes a los tres enemigos, CJ y Sergio escaparon del lugar, pero no pudieron salir de la fábrica porque Smith los detectó y junto a los demás clones los capturaron, ordenando su inmediata ejecución.

El Acabose de Los Tiempos 2

El verdugo clon listo para matar a CJ y Sergio.

CJ y Sergio fueron atados de manos y colocados en el centro de la base, donde un clon gigante armado con un hacha enorme se dispuso a decapitarlos. Antes de que esto pudiera suceder, Toni se apareció en un techo con un rifle de francotirador y ejecutó al clon. El equipo apareció para rescatar a sus dos líderes. Iván y Juan desataron a CJ, mientras que Álvaro derrotó a dos clones (sin matarlos) con un lanzacohetes. Luego de aclarar las dudas (que la traición de Sergio no fuera real y que CJ se encontrara bien), los dos rescatados se subieron a la furgoneta y el equipo rápidamente se marchó del lugar. Los dos clones sobrevivieron y corrieron a informar al doctor.

Batalla final en la fábrica

El Acabose de Los Tiempos 4

CJ y Jessica iniciando su relación en plena batalla.

Una vez llegados a la mansión, CJ explicó al equipo lo sucedido con más detalles y como Ezequiel era el sujeto original de los clones, además de que no sabía por qué Smith quería sembrar el caos en Los Santos y que era "eso otro" que estaba investigando a espaldas de los clones y Ezequiel. Todos se mostraron abatidos y con pocas ganas de continuar luchando. Esto enfureció a Jessica, debido a que admiraba profundamente a CJ como el mejor detective de Los Santos y pensaba que tanto él como su grupo estaban actuando de forma cobarde. Dando un emotivo discurso hizo subir los ánimos de todo el equipo, y fue mientras hablaba que CJ se dio cuenta de que estaba profundamente enamorado de aquella chica.

CJ llamó a Ernesto y le pidió que fuera con todos los agentes que pudiera. Este solo pudo ir con Castellanos y López ya que el resto estaban heridos en el hospital por el ataque de los clones. Mediante un vehículo RC, el equipo provocó una fuerte explosión en la fábrica que dejó debilitados a los clones. Luego de esto, se desató el tiroteo. Mientras combatían, CJ comenzó a sentirse cansado y expresó su temor a que los superaran, pero Jessica le recordó que ella lo admiraba, y que estaba allí para ayudarlo. CJ dijo que ya no podía reprimirse y confesó sus sentimientos por Jessica. Ella pidió a Sergio que los cubriera, y luego de que este comenzara a hacerlo, ella aceptó ser su novia e inició su relación con un largo beso. Cuando terminaron, un disparo sorprendió a CJ. Ezequiel había dado un par de tiros en falso con un rifle de francotirador. CJ dijo a Jessica que tenía un asunto pendiente que anteder, y dejó a su novia luchando para ir a enfrentarse a su enemigo.

El Acabose de Los Tiempos 5

La pelea definitiva entre CJ y Ezequiel.

La confrontación física entre CJ y Ezequiel tuvo lugar en la torre desde la cual este estaba disparando (sin darle a nada porque un rasgo característico del Asesino era su mala puntería). El detective dejó de lado las armas y Ezequiel aceptó gustoso. Mientras la pelea tenía lugar, el resto del equipo comenzó a tener éxito en matar a los clones. Finalmente, tanto el detective como el Asesino quedaron malheridos por los golpes, y Ezequiel fue el primero en ponerse de pie. Sin embargo, CJ se levantó al instante y contraatacó con un golpe brutal al rostro, dejando al Asesino Perfecto semiconsciente en el suelo. Aunque podría matarlo en ese momento, CJ finalmente prefirió no ser tan malo como Ezequiel o Smith, y decidió dejarlo con vida e ir a por el doctor.

Finalmente, Ernesto, Castellanos y López se quedaron a matar a los clones que quedaban mientras el resto del equipo iba a buscar al malvado científico. Fue Álvaro quien abrió la puerta haciéndola explotar con su lanzacohetes. Cuando llegaron al cuarto de la máquina clonadora, Smith estaba reuniendo a los clones y tenía el material quirúrgico en la mano. Todos alzaron sus armas, pero Smith le recordó a CJ que, si disparaban, comenzarían un fuego cruzado en el que morirían casi todos, sin ningún sentido. Smith le reveló que sus motivos para sembrar el caos eran los mismos que CJ tenía para matar a Ezequiel: venganza por la muerte de sus seres queridos.

Discurso de CJ

CJ intentando convencer a Smith.

Smith explicó que su familia murió en un atraco al Banco Central de Los Santos porque Lorenzo Fernández no hizo nada para impedirlo, y luego les reveló su plan final: volver inmortales a los clones con unas feromonas extraídas de una medusa que tenía la capacidad de vivir eternamente, y así sus clones serían invencibles, y podría destruir el mundo. CJ detuvo a su equipo y a los clones, que pretendían iniciar el fuego cruzado, y trató de razonar con Smith, diciéndole que por experiencia sabía que lo que le sucedió era una tragedia terrible, pero que destruirlo todo no era la solución, y que la venganza no haría que su familia regresara.
Ezequiel mata a Smith

Por la rabia de haberse sentido utilizado, Ezequiel dispara a Smith, y lo asesina.

Rápidamente instó a los clones a rendirse, diciendo que podían evolucionar como personas y que "todos podían cambiar". Ezequiel, que había bajado hasta allí, escuchó el discurso y afirmó más tarde que le abrió los ojos, y pensó que él también podría cambiar. No fue así con Smith, el cual rápidamente sacó su pistola y aprovechó al confusión para dispararle a CJ en el abdomen. El detective se desmayó, y cuando Smith estuvo a punto de inyectarle las células de la inmortalidad a los clones, antes de que pudiera actuar, un rabioso Ezequiel por haberse sentido utilizado, también sacó su pistola y le disparó directamente a Smith en el corazón, matándolo. Posteriormente, CJ fue llevado al hospital, y Ezequiel y los Clones fueron llevados a prisión.

Pero, en la mente de CJ, por haber estado en coma por el disparo de Smith, las células de la inmortalidad no funcionaron y transformó a los clones en zombies por el rechazo de las feromonas, por Juan, Jessica, Sergio e Iván. En la batalla y destrucción de Los Santos por los zombies que siguió a eso, el equipo entero se separó, quedando CJ en una pequeña casa, en coma por el disparo y bajo el cuidado de Iván.

Temporada 4

Inicio del Coma/El Fin de una enemistad

Ezequiel salva la vida de CJ

Ezequiel salva una vida por primera vez, y es la de su antiguo enemigo.

Como ya se sabe, CJ entró en coma por el disparo de Smith, y se creó un mundo alternativo creado por su mente, en este mundo, las personas fueron convertidas en zombis gracias a Smith, ya que las células de la inmortalidad hicieron el "efecto inverso", y entonces infectaron a la mitad de la población de San Andreas, fue gracias al ejército ya que no le creyeron a Ernesto cuando avisó que había zombis. CJ estuvo 4 semanas siendo cuidado por Iván, y cuando ya se recuperó, Iván le decía que no podía hacer nada todavía porque estaba herido, pero la necedad de CJ hizo que saliera a buscar a sus amigos, y en medio de la búsqueda, no pudo mas debido a su herida, y cuando un zombi estaba a punto de devorarlo, Ezequiel acudió en su ayuda.

CJ le pregunta si viene a rematarlo, y el Asesino Perfecto contesta que parece tener muy mala impresión de él. El detective responde "es lo que se suele pensar de un asesino", Ezequiel simplemente le exige que se levante, pues no es muy buena idea estar por aquellos rumbos, y el ruido producido por el zombie al morir podría atraer a mas.

El moribundo detective no lo entiende, pero Ezequiel agarra al hombre y lo arrastra hasta su propia casa en Grove Street. Ya relajados, CJ cuestiona las intenciones de Ezequiel, el cual explica que ya no tiene tiempo para cumplir su objetivo inicial de matarlo, ya que por culpa del Dr. Smith viven rodeados de criaturas que solo piensan en comérselos. También recuerda que, en la fábrica, CJ tuvo la oportunidad de asesinarlo de una vez, cuando estaba débil debido al estado en el que lo dejó Smith. Sin embargo, no lo hizo, y allí están, con un mismo enemigo: Smith y sus zombis. Tras aclarar puntos (Ezequiel no sabe donde está Smith, el grupo de CJ está desaparecido, etc), deciden que unirán fuerzas mientras dure la infección. CJ decide que buscará un arma para defenderse, y sube las escaleras mientras Ezequiel espera pacientemente en la sala.

La Jodida Realidad 5

CJ listo para utilizar el revólver regalado de Juan en el apocalipsis zombie.

CJ sube las escaleras, pensando en lo raro que se le hace que Ezequiel se comporte de esa forma. Mientras, el antiguo Asesino Perfecto deambula por la sala. El detective registra sus cajones en su habitación y encuentra un antiguo revólver para seis balas. Tras recargarlo, baja a la sala y se la muestra a Ezequiel. Este se asombra, argumentando que un revólver hace mucho ruido. Tras explicarle que Juan se lo regaló cuando resolvió su primer caso junto a él, CJ le pregunta a Ezequiel si no pueden refugiarse allí, pero el asesino explica que los zombies intentaron entrar ya allí, por lo que la puerta no es segura. CJ decide llevarlo a la casa donde estaba con Iván.

Iván no puede creer lo que esta escuchando y CJ le cuenta su historia con el primer muerto viviente, al que Ezequiel ejecutó para salvarlo. Iván le pregunta al detective como fue que no intentó matarlo después de eliminar al zombi, y es Ezequiel quien responde, argumentando que deben unir fuerzas contra las bestias que los rodean, caso contrario todos morirán, pues es prácticamente imposible para él sobrevivir solo. CJ simplemente agrega que tiene razón, y que no pueden negarse o pensar en el pasado ahora, sino concentrarse en salvar al resto del equipo. Iván le exige que es el Asesino Perfecto que trató de matarlos ya muchas veces, además pregunta a Ezequiel como puede estar seguro de que no va a degollarlos mientras duermen. Ezequiel replica que solo quiere matar a Smith, y finalmente el hombre acaba aceptando la alianza.

En busca de armas y de los aliados

CJ, Ezequiel e Iván se encuentran reunidos en la casa de Grove Street. CJ le pregunta a Ezequiel sobre lo último que dijo, que tenían dos posibilidades para encontrar a sus amigos. Ezequiel responde que lo primero que harían sus amigos para combatir a los zombies sería buscar armas, por lo que probablemente se hayan dirigido a la comisaría con Ernesto para armarse. Sin embargo, CJ piensa que es difícil que sea así y pregunta cual es la otra posibilidad. Ezequiel replica que, al ser una situación de supervivencia, necesitan alguien que haga el papel de líder. El único candidato es Sergio DelBetis, por lo que probablemente se encuentren en su mansión en la Colina de Vinewood.

Iván les recuerda que casi todos se separaron, por lo que no pueden saber si sus amigos siguen juntos, pero CJ le responde que deben tener fe, por lo que ofrece que vayan primero a la comisaría (que está más cerca que la mansión de Sergio), y puede que sea un buen lugar para revisar, pues probablemente Ernesto esté intentando salvar sobrevivientes. En un principio lo hacía el ejército, pero rápidamente cayeron debido a la expansión de los zombies y por eso ya no sirven para nada. Ezequiel está de acuerdo en que eso es lo mejor. CJ trata de que salgan todos en ese mismo momento, pero Iván y Ezequiel lo detienen, alegando que ya es muy tarde y se está haciendo de noche, por lo que entre todos deberán descansar un poco y al día siguiente ocuparse del asunto.

Sorpresa tras Sorpresa 2

CJ y Ezequiel discutiendo por la guardia.

Finalmente, Iván les dice que no irá, que se ocupará de reforzar el refugio y buscar más comida en el supermercado cercano, por lo que todos deciden ir a dormir. Ezequiel se ofrece a tomar la primera guardia e Iván se muestra receloso, pero CJ lo convence, alegando que ahora es un aliado y que no podría sobrevivir sin ellos, por lo que el ex-Asesino Perfecto no los atacará. Iván acepta a regañadientes. Ezequiel se queda despierto gran parte de la noche, observando la puerta con un bate en las manos por si los zombies intentan entrar. CJ se despierta y le dice que duerma un poco, que él se ocupará, pero Ezequiel le dice que tiene que recuperar energías por el balazo de Smith, y que lo mejor que puede hacer es dormir él.

CJ y Ezequiel van armados con otro bate, un cuchillo y el revólver del detective. Ezequiel le cuenta a CJ que los teléfonos ya no funcionan, por lo que el único medio de comunicación a distancia es la radio, tal y como mencionó Iván que el ejército utilizaba para dar informes a los sobrevivientes antes de la caída de la ciudad. CJ le pregunta cómo se mata a un zombie y Ezequiel menciona que dañando gravemente su cerebro con un disparo o rebanándoles el cuello, para luego darle una morbosa descripción sobre la vena yugular y como la muerte es instantánea con un corte (recordando sus días como Asesino Perfecto en el que mataba de esa forma).

Sorpresa tras Sorpresa 3

CJ asesina a su primer zombie, degollándolo.

El Asesino explica que los zombis son lentos y torpes, y sólo representan un peligro real cuando van en grupo. Cerca, en las paredes de las casas abandonadas, encuentran dos carteles, uno escrito con sangre que dice "Help" (Ayuda), y otro escrito con pintura que dice "We believe in God" (Creemos en Dios). Ezequiel le señala que hay un zombi ahí, y le dice que le demuestre su habilidad matándolo. CJ se acerca al zombi, el cual ni se percata de su presencia y sólo se queda de pie gimiendo frente a un coche, lo sujeta por el cuello y le rebana la garganta, matándolo. CJ afirma que fue muy fácil. Al lado hay una pequeña horda, pero Ezequiel le dice que lo mejor es dar un rodeo, porque ahora sí podría ser peligroso. El detective acepta.

Ezequiel y CJ han logrado llegar y encuentran un numeroso grupo de zombis instalado fuera de la puerta, lo que dificulta su entrada. Ezequiel afirma que eso era de esperarse, teniendo en cuenta que la mayor parte de la gente se dirigió a la comisaría cuando comenzó la invasión, y es normal que todavía haya zombies presentes. El Asesino dice que lamentablemente tendrán que luchar, pero CJ observa un coche patrulla allí cerca y le explica a su compañero que no tienen por qué matarlos, sino alejarlos. CJ corre hacia el coche y activa la sirena, ocasionando que todos los zombies se dirijan a donde está el coche y abandonen la entrada a la comisaría. Observando eso, Ezequiel susurra que es un genio.

Sorpresa tras Sorpresa 5

CJ encuentra a la hija de Antonio López, Natalia López en una celda.

Al entrar a la comisaría, Ezequiel y CJ se encuentran con un triste panorama, un reguero de cadáveres y vegetación por todos lados. Los dos sobrevivientes se dividen, CJ va a los vestuarios y a los calabozos, mientras Ezequiel registra las oficinas. Armado con su fiel revólver, CJ no encuentra nada en los vestuarios, mientras que Ezequiel descubre más cadáveres apilados, más vegetación y sangre en todas partes. El Asesino revisa la galería de tiro, y el detective va a los calabozos. Al pasar por una celda, se encuentra con una niña pequeña, la cual le pide que no le dispare. CJ le pregunta como se llama, y ella dice que su nombre es Natalia López, hija del agente Antonio López (compañero y mejor hombre de Ernesto). Ella le comenta que su padre la metió ahí con comida para que estuviera a salvo.

CJ le pide a Natalia que salga y vaya con él a buscar a su padre, pero la niña tiene miedo de que la coman los zombies. Finalmente, el detective la convence de seguirlo para que la proteja. Entretanto, Ezequiel fracasa en encontrar armas, salvo por dos pistolas y un par de cargadores, por lo que regresa frustrado a las oficinas, donde CJ lo sorprende trayendo a Natalia consigo. Ezequiel trata de disuadirlo de llevarla con ellos, pues una niña en un Apocalipsis Zombie es un lastre. Natalia tiene miedo de Ezequiel, pero CJ aclara que es un amigo, y que no le hará daño. CJ convence a Ezequiel afirmando que siempre estará junto a él, y no molestará. Ezequiel acepta y deciden que irán al despacho de Ernesto a ver que encuentran.

Sorpresa tras Sorpresa 6

Cj Ezequiel y Natalia escuchando una grabación de Ernesto.

En el despacho, Ezequiel encuentra una vieja grabadora, y al activarla, se escucha la voz del desaparecido comisario. Ernesto revela que su esposa y su hija lograron escapar del apocalipsis tomando un vuelo a Liberty City, pero que él prefirió quedarse a luchar. El ejército no lo escuchó, y para cuando actuaron fue demasiado tarde. Ernesto comenta que los policías del hospital lograron curarse y participar en la batalla contra los zombies, pero que entraron en la comisaría y masacraron a los pocos sobrevivientes. Ernesto se queja de que ya perdió a gran parte de sus hombres, y confirma algunas muertes, García, González y Giraldez. Afortunadamente, los otros que CJ conocía: López y Castellanos, aún no estan confirmados muertos, ya que se marcharon para buscar sobrevivientes y no han vuelto. Los zombies entran a la habitación donde Ernesto estaba grabando justo cuando este está por revelar el nombre de un refugio seguro. La transmisión se corta ahí. Ezequiel y CJ se quejan, y entonces se escuchan ruidos en la puerta principal, CJ piensa que pueden ser los zombies que han conseguido abrir la puerta y entrar para devorarlos vivos, pero Ezequiel le aclara que los zombies no son la peor cosa que puede entrar. CJ le pregunta a qué se refiere, y Ezequiel pide que se quede en silencio y cuide a Natalia mientras él va a echar un vistazo. CJ le pide que tenga cuidado, a lo que el hombre replica que, siendo el Asesino Perfecto, le sorprende que lo cuestionen en un tema de sigilo. Ezequiel saca su pistola, dejando de lado el bate, y abandona el despacho de Ernesto, dejando a CJ y a Natalia solos.

Se trata claramente de un grupo de bandidos armados. Dos con pistolas, y uno con un bate. El pandillero pregunta qué hacer si encuentran un sobreviviente, y el de las gafas le dice que debe matarlo y sacarle todas las provisiones y armas que lleve encima. Todavía sorprendido por lo que ve, Ezequiel vuelve a las oficinas e informa a CJ de lo que está pasando.

Los Peores Enemigos 2

Los Bandidos aparecen.

Rápidamente el Asesino le explica al detective que ya los ha visto antes. Los bandidos son sobrevivientes trastornados y rebeldes que son capaces de hacer lo que sea con tal de conseguir comida, refugio y armas, y no discriminan a la hora de saquear y matar. CJ suelta un improperio, y Ezequiel entonces se ofrece a acabar con ellos. CJ le pregunta si habla en serio, y el hombre responde que se encierre con la niña en el despacho de Ernesto, mientras él se encargará de los bandidos. Ezequiel le pide a CJ que le entregue el cuchillo, cosa que el detective hace. CJ está apuntando a la puerta con su revólver y protegiendo a Natalia, la cual pregunta si Ezequiel podrá matar a los bandidos. CJ replica que sí, ya que es "muy fuerte". Ezequiel logra asesinar a todos los bandidos excepto a uno que le tomó por sorpresa, y el bandido se burla y afirma que es "muy bueno", pero que de todas formas lo va a matar por haberlo atacado de ese modo. El hombre le dice a Ezequiel que se despida, pero CJ aparece en la entrada con su revólver y le dispara a la cabeza, matándolo. Natalia, apareciendo detrás, pregunta si esos hombres seguirán molestándolos, pero CJ afirma que ya no les darán problemas. Ezequiel dice que el ruido quizás atraiga a más, así que lo mejor sería marcharse.

CJ Ezequiel y Natalia llegan al refugio. Tras intercambiarse la información y las historias, Iván le presenta a CJ y a los demás a el nuevo superviviente que se encontró en el supermercado cercano, Aurelio, Iván cuenta lo que van a hacer los bandidos en otro lejano supermercado mencionado por Aurelio, y todos los presentes se quedan sin palabras cuando el detective expresa su deseo de ir al local a acabar con todos. El hombre explica que si bien él y Ezequiel han tenido suerte, otros sobrevivientes podrían no tenerla y que necesitan salvarlos.

Ezequiel considera esto una locura, pero de todas formas accede a acompañarlo cuando CJ le recuerda que en el local podrían estar Juan, Jessica o cualquier otra persona que conozcan. CJ encarga a Iván quedarse a cuidar a Natalia y Aurelio. La niña quiere ir con el detective, pero este se rehúsa a exponerla a tal peligro y le promete que regresará.

Los Peores Enemigos 7

Ezequiel mirando a CJ y pensando en sus últimas decisiones sobre el apocalipsis.

En el viaje, CJ mata a un zombie y se pone a investigar un vehículo. Mientras, Ezequiel lo mira y piensa en que su compañero se está volviendo loco, pues además de hacerlo cuidar niñas y ancianos, tendrán que hacer de héroes contra los bandidos, y si siguen así, acabarán probablemente muertos. CJ le anuncia que ya está listo y, de paso, le agradece por cuidarle las espaldas, a lo que el Asesino replica que tienen que hacerlo les guste o no, puesto que hay que hacer lo que sea por sobrevivir, además de reconocer que sería genial contar con Ernesto o con DelBetis en esa infección. Al llegar al supermercado, descubren que alguien (Sergio), ya ha matado a todos los bandidos.

Se Necesitan Medicinas 2

CJ llega demasiado tarde y ve como la mujer es devorada por los zombies.

CJ y Ezequiel salen del supermercado donde descubrieron a los bandidos asesinados. Cuando pasan por detrás de un camión, oyen un grito femenino, y CJ insiste en que vayan a ayudar a quien esté allí. Ezequiel no quiere pero se acaba convenciendo. Cuando llegan, descubren que ya es demasiado tarde, y una pobre mujer ha caído devorada por los muertos vivientes. CJ se dispone a ejecutarlos con su pistola, pero Ezequiel le dice que, si los mata a balazos, atraerá a más, y que deben salir de allí, antes de que los muertos terminen de comer y los noten a ellos.

Ezequiel le dice a CJ que tiene que dejar de sentir culpa por cada muerte que ve, en especial si se trata de la muerte de una persona desconocida o ajena a su grupo. Lo que le tiene que importar es únicamente la supervivencia suya y de su gente. "Ese sentimiento de culpa innecesario solo hará que te sientas peor" agrega, pues en realidad no puede hacer nada para que las personas dejen de morir en el mundo apocalíptico. CJ replica que su trabajo es ayudar a los demás, y que todos tienen que sobrevivir, a lo que Ezequiel responde que se preocupe solo por él y por sus amigos.

Cuando doblan en una calle, descubren que hay un ser humano vivo rodeado por un frente de zombies. CJ quiere intervenir, pero Ezequiel lo agarra argumentando que es demasiado peligroso. Para sorpresa de ambos, el desconocido porta un gigantesco y pesado martillo puntiagudo, que utiliza para acabar con todos los muertos en menos de cinco segundos a golpes. CJ lo reconoce, es Álvaro, amigo de Sergio y experto en fuerza bruta que estuvo durante la batalla. Álvaro los reconoce y se acerca, sorprendido de ver a Ezequiel, al que le grita que o se va del lugar o le reventará de un martillazo, golpeando uno de los cadáveres que tiene delante.

CJ impide cualquier confrontación y le explica a Álvaro que ahora Ezequiel es aliado suyo, y que debe respetar su vida. Álvaro se muestra sorprendido y le pregunta si habla en serio, pero finalmente acaba aceptándolo sin reparos por tratarse de CJ. El detective le pregunta al boxeador si está solo, a lo que Álvaro responde que no, que está con Sergio, Toni y Juanma. Ezequiel se alegra de que por fin están encontrando a gente conocida, a lo que CJ responde preguntando por los demás. Álvaro dice que lamentablemente no han podido encontrarlos, y les pide que lo sigan para dirigirse a la casa donde se encuentran.

Se Necesitan Medicinas 6

El reencuentro no demasiado amistoso entre Ezequiel y Sergiodelbetis, después de la batalla.

Cuando llegan, Sergio escucha el cerrar de una puerta y él junto a su compañero Valeriy deducen que Álvaro ya había llegado, cuando Sergio baja las escaleras reacciona impulsivamente al ver al Asesino, Sergio con una fría y rabiosa calma alza la escopeta recortada, exigiéndole que le de solo un motivo para volarle la cabeza. CJ grita que no haga nada, a lo que Sergio le pregunta por qué. "Ezequiel está conmigo, estamos aliados, no está en contra de nosotros" dice atropelladamente CJ. Sergio afirma que CJ debe de estar loco, y que el Asesino podría matarlo en cualquier momento. Ezequiel dice que, si quisiera matar a CJ ya lo podría degollar en ese momento con una mano, mientras que con la otra le lanza un cuchillo, pero eso no logra convencer a Sergio. CJ detiene nuevamente la confrontación. Sergio le pregunta por qué defiende al hombre que ha tratado de matarlo miles de veces, y el detective explica que porque pudo matarlo una vez y no solo no lo hizo, sino que le salvó la vida, y comparten opiniones, tienen que estar juntos para sobrevivir, afirmando que no le va a permitir que mate a Ezequiel. Sergio acepta, pero le dice a CJ que no lo hará por Ezequiel, sino que lo hace por la confianza que le tiene a él.

Entonces pasan a hablar sobre como han sobrevivido ese último tiempo. CJ le cuenta que Iván está con él y Sergio teme que haya muerto, pero el detective lo tranquiliza diciéndole que está en su refugio cuidando a Natalia y Aurelio, explicándoles como encontraron a la niña y al anciano. CJ lamenta que Juanma esté herido y que Toni tenga el tobillo lastimado. Ernesto, Juan y Jessica siguen desaparecidos. Por último, Sergio presenta a CJ y Valeriy, y les dice a CJ y Ezequiel que fue él quien mató a los bandidos del supermercado. CJ decide que deben ir a buscar a Iván, Natalia y Aurelio, y Sergio les pide que no tarden mucho porque se hace de noche.

Se Necesitan Medicinas 7

CJ y Ezequiel se encuentran la tragedia sucedida en el refugio.

Finalmente, cuando está casi en el crepúsculo, CJ y Ezequiel llegan a la casa, sorprendiéndose al descubrir que los zombies echaron la puerta abajo. Más aún cuando descubren que Iván y Aurelio están tranquilamente sentados en el sillón, mientras Natalia espera de pie junto a ellos. CJ pide una explicación y Aurelio le cuenta que unos cinco zombies echaron la puerta abajo, pero que con Iván consiguieron contener la amenaza. CJ se relaja y le da a Iván la buena noticia de que encontraron al resto del equipo, si bien no a Juan, Jessica y Ernesto, y que en ese lugar estarán más seguros. Los cinco se marchan.

Se Necesitan Medicinas 8

El equipo casi reunido por completo.

Esa noche, ya están todos reunidos, y Sergio señala alegremente que el grupo está completo, pero CJ le recuerda que faltan Juan, Jessica y Ernesto. Sergio dice que ya lo buscarán, y reprime groseramente a Ezequiel cuando hace un comentario positivo. Para tranquilizar los ánimos, Álvaro le pregunta al Asesino cual será su objetivo a parte de sobrevivir, y Ezequiel responde que quiere encontrar al Dr. Smith particularmente. "Quiero degollarlo con mis propias manos por utilizarme y destruir el mundo", viendo eso como una forma de empezar a corregir sus actos, luego de que el discurso de CJ le abriera los ojos.

CJ afirma que el objetivo de todo el grupo, por el momento, será encontrar a los tres compañeros que les faltan. Valeriy pregunta qué harán después de eso, y Ezequiel comenta lo que sucedió en la comisaria y como con CJ escucharon una grabación de Ernesto mencionando un lugar seguro. Valeriy, que es miembro del ejército, afirma que no lo conoce, y que no había oído mencionar tal refugio. De momento, CJ pregunta como está Juanma, y un frustrado Sergio responde que sigue empeorando, y que la única solución sería conseguir material quirúrgico e intentar operarle. CJ replica que deben ir al hospital, y todos guardan silencio sospechosamente. Sergio le pregunta si no ha oído los rumores, y el detective replica que no, y Álvaro menciona que nadie en su sano juicio se atreve a poner un pie en el hospital. CJ pregunta por qué y Sergio responde: "Porque en el hospital vive el loco del hacha".

Misión: Salvar a Juanma, conseguir el material quirúrgico

CJ le pregunta a Sergio que quiere decir cuando dice que en el hospital vive alguien llamado "el Loco del Hacha". Valeriy y Ezequiel, y aparentemente todos los miembros del grupo, sí han oído hablar de él por otros sobrevivientes, y Sergio empieza a explicarle lo que pasa. Según los rumores, en el hospital vive un hombre loco que mata a las personas que entran con un hacha, mutilándolas y cortándolas en pedazos. Aparentemente, también recurre al canibalismo, comiéndose los restos, siendo esa su forma de supervivencia.

CJ dice que bastaría con pegarle un tiro, y Sergio le aclara que, aún con el rumor, el Loco del Hacha ha consumido diversos fármacos del hospital que han cambiado su fisiología volviéndolo casi invencible: las armas convencionales apenas le harán nada. Natalia le pregunta a Sergio qué es la fisiología y este le da una pequeña explicación. CJ trata de convencerlo alegando que los rumores podrían no ser ciertos, pero todos lo creen y Álvaro agrega que "si los rumores existen, es porque ese tío existe". Valeriy incluso cuenta que un compañero suyo se metió en el hospital y nunca salió, por lo que él también cree que puede ser verdad.

El detective afirma que deben ir de todas formas y Sergio se niega rotundamente a arriesgarse tanto, pues podrían morir todos. "¿Prefieres que Juanma muera?" replica CJ, metiendo el dedo en la llaga, y recordándole que la única solución para el hombre herido es operarlo. Finalmente, convencido por la idea de salvar a su amigo, Sergio acepta, pero con la condición de que solo vayan él y CJ. Sin embargo, Ezequiel y Valeriy se manifiestan rápidamente en contra de abandonar a sus respectivos aliados, y el loquendero acepta que solo vayan los cuatro, encomendando a Álvaro y a Iván proteger al resto.

Álvaro le dice que junto a Iván cuidarán sin problemas a los sobrevivientes allí refugiados. Sin embargo, Iván se muestra ido y taciturno, y solo responde "bien" cuando Álvaro le pregunta si le sucede algo. Sergio agrega que necesitarían un plan, y CJ, con pesar, recuerda a Juan y afirma que les vendría bien "un plan de molde". Sergio replica que se concentrarán en ser sigilosos, pues de ese modo podrán sortear al Loco del Hacha sin problemas, coger el material quirúrgico, y salir velozmente del lugar. CJ acepta el plan, y Sergio decide que deben ir a dormir para irse al hospital luego de desayunar. Todos se van a descansar.

El Hospital 4

El estado del hospital en el apocalipsis.

Al día siguiente, CJ, Sergio, Valeriy y Ezequiel caminan por la ciudad hacia el hospital, el cual ofrece un aspecto realmente amenazador. Sergio va armado con su espada y nota la presencia de dos zombies en la entrada. Uno es una mujer policía, y el otro es uno de los clones de Mike Smith zombificado, que ha conseguido llegar hasta la ciudad. Es, de hecho, el mismo que estaba en el atentado contra Toni y que trató de matar a CJ, Juan y Jessica en el callejón. Sergio pide que se lo dejen a él, y de un rápido tajo decapita al Clon Zombie, que cae al suelo, CJ le raja la garganta a la mujer zombie y afirma que es hora de que entren y busquen el material quirúrgico para operar a Juanma. El cuarteto fuerza la cerradura y entra en el hospital. El lugar se encuentra sin electricidad, completamente a oscuras, y la vegetación a invadido las paredes, hasta tal punto que un gran árbol ha brotado del centro del edificio.

Valeriy pregunta si se separan o siguen juntos, y Sergio le dice que se separaran en dos grupos: ellos dos irán por las zonas cercanas a la planta baja, mientras que CJ y Ezequiel irán a los niveles superiores. CJ decide que ese será su punto de encuentro, y Sergio advierte que no saben si realmente hay un Loco del Hacha allí, por lo que deben relajarse e ir con total sigilo. CJ responde que, con el Asesino Perfecto como compañero, es imposible que el sigilo sea un problema para ellos. Los dos grupos se dividen y se marchan por su lado. En silencio, CJ y Ezequiel suben las largas escaleras del hospital, buscando por todos lados alguna señal del Loco del Hacha y con mucho sigilo para que no los detecten. Finalmente, en la planta de arriba, el detective señala que al final quizás los rumores sean solo rumores, pero Ezequiel le pide que no se confíe, pues si se equivoca y está distraído podrían morir todos.

El Hospital 5

El Loco del Hacha es real.

CJ y Ezequiel entran en una habitación y descubren el cadáver partido por la mitad de un anciano. Ezequiel dice que, con eso, pueden confirmar la veracidad de los rumores. CJ decide que deben buscar el material y salir lo antes posible de ese hospital. Mientras caminan oyen un grito y varios golpes. CJ y Ezequiel toman posiciones de alerta y se esconden detrás de una máquina expendedora. En ese momento, un hombre musculoso de gran tamaño sale de una habitación cargando el cadáver mutilado de un hombre recién asesinado. Es el Loco del Hacha, que al final era real.

El Loco del Hacha camina por el pasillo sin notar a CJ y Ezequiel, y estos lo ven de lejos. Cuando desaparecer, Ezequiel comenta que no es un superviviente con cara de hacer amigos, por lo que pueden tener asegurada su identidad. Ambos se marchan. CJ y Ezequiel siguen caminando cuando escuchan los pasos del Loco del Hacha. Ezequiel insta a su compañero a volver a esconderse y el enfermo superviviente aparece en el lugar, caminando con lentitud y cargando consigo un hacha descomunal que un ser humano común y corriente sería incapaz de llevar. CJ y Ezequiel lo ven cuando da vuelta la cara y notan que tiene una máscara de hockey. El que creían un asesino descontrolado no es otra cosa que uno de los clones de Smith, que sobrevivió al tiroteo de la fábrica. Ezequiel y CJ esperan a que se marche para continuar su búsqueda.

El Hospital 7

La inesperada llegada de Aurelio.

CJ y Ezequiel se quejan de que no han encontrado el material quirúrgico. Ezequiel le exige a CJ que no vale mucho arriesgar cuatro vidas solo por la de Juanma, y CJ le aclara que el mundo ya está muy destrozado como para no hacerlo. En ese momento, se oyen ruidos y Ezequiel y CJ sacan sus pistolas. Su sorpresa es grande cuando ven llegar a Aurelio, el cual ha venido para ayudarlos muy rápidamente. CJ le pregunta al anciano superviviente que hace allí, y Ezequiel agrega que es muy peligroso para alguien no tan preparado como él. Aurelio responde que sabe que no han encontrado el material quirúrgico y que, como trabajaba en aquel hospital, sabe donde se encuentra: está en el despacho del Dr. Torres, el doctor jefe del hospital. Aurelio lleva a CJ y Ezequiel a la oficina del Dr. Torres, pero esta está cerrada. El anciano decide esperarlos mientras el dúo sube más arriba a buscar la llave, que según Aurelio debería encontrarse en el piso superior, que es la última planta del edificio. En una oficina, Ezequiel encuentra la llave rápidamente, mientras que CJ ve algo que lo sorprende. El detective llama al asesino, que corre a mirar. Se trata de un gran mapa del Estado de San Andreas, que tiene algunas zonas marcadas con cruces, y otras rodeadas por líneas. Interesado, Ezequiel se pregunta qué podrá significar, pero CJ decide que lo mejor ahora es ir a buscar el material y huir de ese tenebroso hospital lo antes posible. El detective y el asesino vuelven con el asustado Aurelio, y los tres abren la puerta y entran en la oficina del Dr. Torres, que se encuentra en estado de abandono. Allí, sobre el escritorio, efectivamente hay una mochila roja que contiene todo el material quirúrgico que necesitan para salvar la vida de Juanma. CJ festeja de forma un tanto ruidosa que por fin algo les haya salido bien, y Ezequiel le recuerda que deben irse de allí lo antes posible, o el Loco del Hacha los encontrará.

El Hospital 10

Aurelio es asesinado por el Loco del Hacha.

Los primeros en abandonar el despacho son CJ y Ezequiel, saliendo Aurelio un poco resagado. El anciano nota un ruido tras de sí y, cuando se da vuelta, es atacado a traición por el Loco, que de un fatal hachazo ejecuta a Aurelio. CJ se da vuelta y al ver el cadáver de su compañero, alza su revólver, pero Ezequiel le recuerda que es demasiado fuerte para matarlo con armas convencionales, y que Aurelio ya está muerto y no hay nada que puedan hacer al respecto. Frustrado, el detective acepta y ambos huyen por el pasillo.

En la recepción, Sergio y Valeriy se alegran de haber conseguido despistar a su perseguidor, aunque lamentan que todo su trabajo en aquel peligroso y horrible edificio haya sido en vano, pero CJ y Ezequiel aparecen repentinamente cargando el material quirúrgico. El Loco del Hacha los persigue, completamente desquiciado y dispuesto a matar a todos los intrusos. Sergio prepara su espada, y le dice a sus amigos que él lo entretendrá, ordenando a los otros que se marchen lo antes posible. CJ, Valeriy y Ezequiel observan la lucha espada/hacha entre Sergio y el Loco, en la que Sergio se burla de su atacante.

El soldado señala a Ezequiel y CJ que no pueden dejar a Sergio sin ayuda, pero estos dos están callados viendo como el loquendero ataca sin piedad al Loco del Hacha y lo esquiva sin mucha dificultad. CJ finalmente tiene una idea observando el techo: la vegetación y los árboles han deteriorado el edificio y dañado su estructura, por lo que algo muy simple como un disparo podría hacerlo caer. CJ le pide a Valeriy que cuando dé la señal le dispare al Loco a la cabeza para aturdirlo y él se encargará del resto.

CJ rápidamente advierte a Sergio que a su señal salga corriendo, y el loquendero replica que no será una tarea para nada sencilla, pues está muy ocupado esquivando las acometidas del Loco del Hacha. Cuando parece que el clon mutante acabará con Sergio, Valeriy le dispara a la cabeza, haciéndolo caer al suelo. El Loco sobrevive, quedando aturdido por el disparo, y Sergio sale corriendo cuando CJ le da la señal. El detective saca su revólver y dispara a la parte superior de un pilar rápidamente.

El Hospital 12

El Loco del Hacha es derrotado.

El Loco se levanta, pero esto solo dura un mili-segundo antes de que el techo se desmorone y un montón de escombros y rocas comiencen a caerle encima, aplastándolo. El peso es demasiado incluso hasta para el clon invencible, que finalmente muere por aplastamiento. Ezequiel se queda admirado por la genialidad del detective al que tantas veces trató de matar, y muy sorprendido solo atina a decir algo parecido a lo que dijo cuando ahuyentó a los zombies de la comisaría: "Joder, qué cabrón".

Terminado al fin el combate, CJ se da un segundo para explicarle a Sergio que lograron encontrar el material, y menciona que deben irse, pues el ruido de la avalancha de escombros podría atraer a más zombies. Además, cada minuto que pasa es un punto en contra para Juanma. Sergio grita que su amigo está en peligro y el cuarteto huye del hospital. Entre las rocas, se enfoca al cadáver del Loco del Hacha, uno de los pocos clones de Smith que no fueron zombificados en la fábrica, y está finalmente muerto. El grupo se marcha y, alrededor de media hora más tarde, logra llegar a la casa que utilizan como refugio en Idlewood.

El Hospital 13

Todo ha sido en vano.

Feliz, Sergio entra y sube a la habitación, anunciando que han encontrado el material quirúrgico que necesitaban. Sin embargo, rápidamente nota que Toni está llorando, Natalia mira con expresión vacía la cama y un muy triste Álvaro mira a Sergio y niega con la cabeza. En la cama está Juanma con el rostro dado vuelta, pues no ha podido sobrevivir a la hemorragia interna. En frente a la cama yace también Iván, luego de sucumbir a la mordida y ser rematado por Álvaro. Sergio mira la escena por unos segundos, y finalmente cae al suelo y colapsa en llanto por la muerte de sus dos amigos.

Un Nuevo Refugio/Los Atentados de los Bandidos

El Mapa 9

El Mapa de Los Santos.

Luego de lo acontecido, pasan 2 días desde el terrible suceso de la muerte de Aurelio Iván y Juanma, y CJ se levanta de su cama luego de tener una pesadilla con Juan, donde este se había convertido en zombie, Natalia le pregunta si está bien, a lo que este dice que no se preocupara, que solo fue una pesadilla. Natalia trata de consolarlo, que el le salvó la vida a ella y que al fin y al cabo el encontrará a su padre a como de lugar. CJ baja junto con Natalia y ve a Sergio todavía deprimido, viendo seriamente a la ventana, tambien nota que Valeriy Álvaro y Ezequiel no están, Toni le dice que Álvaro y Valeriy fueron a buscar un nuevo refugio y no sabe a donde fue Ezequiel. Un par de horas después Valeriy y Álvaro llegan y dan buenas noticias al grupo, y es que encontraron un nuevo refugio. También llega Ezequiel de su desconocido viaje, viniendo con una nueva aliada con conocimientos de medicina, Cindy Lennox. Ezequiel dijo que fue al hospital por el mapa que CJ y Ezequiel vieron en el hospital y que podía tener mucha relevancia. El mapa tiene algunas zonas marcadas con cuadrados blancos, otras con cruces rojas, y otras delimitadas por líneas. CJ y Ezequiel deciden que deben estudiarlo, y aparece Sergio, decidido a ayudar, y agregando que "ocho cabezas piensan mejor que siete". El grupo se alegra de que Sergio haya vuelto a la normalidad y comienzan a estudiar el mapa, decidiendo que deben ir a las zonas rodeadas por líneas o por cuadrados blancos, que son probablemente lugares seguros. 

CJ afirma que deben ir a la zona de la que hablaron Valeriy y Álvaro. El soldado afirma que se trata del Motel Jefferson, al norte de Los Santos. Ezequiel afirma que la zona norte es la más peligrosa, al estar más cerca de la fábrica donde ocurrió el incidente de los clones y en donde debe haber una mayor concentración de zombies. Valeriy explica que vieron también una avioneta vieja, que podrían intentar arreglar. Sergio avala el plan, argumentando que independientemente de los zombies, el sitio suena como un refugio excelente.

El grupo vs los zombies

El Grupo combatiendo.

El grupo se dirige al Motel Jefferson, el cual está infestado de zombies. Álvaro comenta la cantidad de muertos, pero Sergio le pide que no sea derrotista y anima al grupo a entrar y acabar con los muertos presentes. CJ acepta, y Ezequiel recomienda no utilizar armas de fuego para no atraer a más. CJ ordena a Cindy y a Natalia permanecer en la entrada, debido a que son las más indefensas del grupo. El grupo entonces comienza la matanza de zombies, teniendo bastante éxito en la misma. Luego de una larga sangrienta carnicería, Toni ve que solo queda un zombie, acercándose tranquilamente hacia él con el bate preparado para terminar la batalla. Cuando está a pocos metros del muerto viviente, un balazo le atraviesa el estómago, hiriéndolo de gravedad. Sergio observa, pasmado, como su hermano menor cae al suelo, con un agujero sangrante en la región inferior. Desde el tejado del motel, un francotirador está apuntándolos, y a su lado, se encuentra un compañero, es el sicario que Mike Smith contrató semanas atrás para participar en el robo al Hospital General, disparando con una 9mm a Juan Moreno Castellanos y a CJ.

El Destripador 5

Los Bandidos atacan.

El zombie, que todavía no ha sido ultimado, se acerca amenazadoramente al malherido Toni. Sergio grita por su hermano, y el zombie recibe un balazo en la cabeza. Ezequiel lo ha rematado, y le ha salvado la vida al joven herido. CJ reconoce en uno de los bandidos al sicario y se sorprende de que haya escapado, pues estaba en prisión al comenzar la invasión. El sicario dispara salvajemente contra ellos, mientras el francotirador lo apoya. Valeriy señala que Toni aún está con vida y Sergio le pide que lo cubra para correr junto a su hermano. Valeriy dispara y logra asestarle al bandido del francotirador en el hombro. Luego Sergio consigue acabar con el Sicario de un escopetazo a la cabeza, Sergio es emboscado por el francotirador, el cual está cansado y herido. Al intentar disparar descubre que se le han acabado las balas. Sergio contempla la situación y, ciego de ira, comienza a acuchillar repetidas veces al bandido hasta tirarlo al suelo, gritándole que pagará por haber lastimado a su hermano.

El Destripador 7

Cindy y Natalia bajo amenaza.

El bandido logra mantener una pelea regular y finalmente le pregunta "si se le ha olvidado algo". Abajo, un tercer bandido tiene a Cindy y a Natalia como rehenes. El resto del grupo se da cuenta de lo que pasa, y CJ suelta un insulto. Natalia grita por CJ, mientras que Cindy por Ezequiel. El Asesino Perfecto apunta al bandido a la cabeza, gritándole que si no quita sus manos de encima a la mujer, lo hará sufrir. El bandido replica que, si no cuida su vocabulario, Cindy será la primera en morir, y les ordena arrojar sus armas. CJ y Ezequiel dudan un momento, pero finalmente aceptan la oferta y se rinden.

Riéndose de sus enemigos, el bandido afirma que ahora tendrán que entregar todo lo que tienen, incluyendo las armas, cuando Álvaro revela estar detrás de él con su maza. "Ahora estás muerto", exige el boxeador, antes de arrojar de un mazazo al bandido al suelo. Antes de que el hombre se pueda levantar, Álvaro procede a aplastarle el cráneo con la maza, golpeándolo repetidas veces hasta matarlo. CJ les pregunta a Cindy y Natalia si están bien, lo mismo que Ezequiel. Ambas se han llevado un buen susto, pero afortunadamente no han sufrido ningún daño.

El detective promete a la niña que nada malo volverá a pasarle. Por su parte, Sergio intenta matar al bandido restante, afirmando que el asunto ya ha terminado y han ganado, pero Valeriy lo convence de no hacerlo, alegando que pueden sacarle información, ya que todo sobreviviente debe saber algo. Sergio acepta, escupiendo que "más le vale". CJ le pide a Cindy que le salve la vida a Toni, porque le han disparado, y Cindy, asustada, ordena que lo lleven adentro para que puedan atenderlo. Habiendo ganado la batalla, el grupo entra a apresuradamente al motel, listos para organizar su nuevo refugio. CJ inspecciona los múltiples cadáveres del vestíbulo y comenta que hubo mucha gente refugiándose, incluso protegidos por policías, pero acabaron cayendo ante la infección. Álvaro, sin embargo, está muy concentrado en el bandido sobreviviente, preguntándose por qué insisten en dejarlo con vida. Ezequiel pide permiso para degollarlo, pero Valeriy insiste en que puede tener información útil.

Ezequiel intimidando a John

Ezequiel intimidando a John para que hable.

CJ avala la opinión de Valeriy, y le pregunta al bandido dónde está su grupo. Sergio aparece en el balcón del vestíbulo y observa con desprecio al culpable de la agonía de su hermano. El bandido se burla y afirma que no va a hablar, y que pueden matarlo si quieren. CJ le dice que no le pegarán un tiro a sangre fría, y pregunta qué hacían allí, y el hombre responde que su jefe los envió para robar suministros. Ezequiel pregunta por la identidad del jefe, y el bandido responde que ni siquiera él lo conoce, y que lo apodan "El Destripador", que mata y tortura a todo aquel que lo moleste. "Hombres, mujeres, niños, e incluso sus propios aliados cuando no obedecen alguna de sus órdenes... no tiene excepciones", finaliza el bandido, agregando que tarde o temprano se dará cuenta de que faltan ellos tres y vendrá al motel a buscarlos para matarlos a todos. Al oír esto, Natalia susurra que tiene miedo, y CJ le dice que no se asuste, pero el bandido le contradice. "Al contrario, ya podéis ir todos teniendo miedo", se burla. Sergio decide que van a encerrar al bandido (posteriormente se revela que su nombre es John) y se lo lleva. El grupo comienza a deliberar sobre lo que acaban de escuchar, y Álvaro exige que, venga quien venga, le destruirá la cabeza con su maza. CJ replica que no saben si el bandido habla o no en serio, y que se ocuparán primero de organizar el refugio antes de decidir qué hacer. Primero ordena a Álvaro retirar los cadáveres, a Valeriy que revise la avioneta que encontró y los demás vehículos, y a Sergio que cuide de su hermano junto con Cindy, la cual sigue arriba atendiéndolo. CJ ordena a Ezequiel registrar el motel mientras él va a buscar a Juan, Jessica o Ernesto, si los encuentra, El Asesino Perfecto se niega a dejar solo a CJ y decide acompañarlo. Ambos se marchan del lugar. CJ y Ezequiel caminan por Los Santos, y el Asesino intenta convencer al detective de dejar la búsqueda, argumentando que Los Santos es una ciudad muy grande, y que se tiene que hacer la idea de que sus amigos y su novia ya están muertos. CJ rechaza firmemente la idea, y Ezequiel comenta mentalmente que, con esos criterios, el detective llevará al grupo a la tumba.

El Destripador 12

Ezequiel apunta "a CJ"

CJ y Ezequiel ya cerca de Glen Park, CJ busca por todos lados una mínima pista, mientras Ezequiel revisa infructuosamente el baúl de un coche, quejándose de que es una búsqueda completamente inútil, y que no van a encontrar nada. CJ, frustrado, se da vuelta y le pregunta a su compañero si no sería buena idea hacer señales luminosas, ya que de ese modo Juan, Jessica o Ernesto podrían verlas e ir hacia el motel. Enfurecido, Ezequiel le marca que es una pésima idea, pues de ese modo el grupo de bandidos de "El Destripador" también los encontraría, así como los zombies. El detective exige que solo trata de aportar soluciones, a lo que el Asesino replica que eviten las ideas disparatadas o suicidas, CJ, enfurecido por el derrotismo de Ezequiel, le exige que ya que va a criticar todo lo que piensa, que aporte una solución de una vez. Ezequiel se queda mudo ante tal acusación, y CJ vuelve a buscar en las cajas, esperando a que el Asesino responda. Sin embargo, escucha que alguien retira el seguro de su pistola. CJ se da vuelta y ve al Asesino Perfecto apuntándolo. El detective pregunta qué sucede. Se oye un disparo.

CJ y un Ezequiel herido

CJ llega con un herido Ezequiel.

Ezequiel responde gritándole que se agache y cuando el detective lo hace, el Asesino embiste a un bandido que había atrás de ellos. El bandido solo logra pegar un tiro antes de que Ezequiel lo mate de un balazo en la cabeza. CJ se queja de que no lo había visto, y Ezequiel le pregunta si se encuentra bien, a lo que el detective contesta afirmativamente. Sin embargo, al alzar la vista, nota que hay otro bandido al final del callejón. CJ saca su revólver y dispara contra el bandido, el cual va armado con una palanca, pero el hombre se da vuelta y huye del lugar antes de que puedan alcanzarlo. El detective propone que vayan tras él, pero escucha la voz de Ezequiel diciendo que no se encuentra en condiciones para correr. CJ se da vuelta y descubre que Ezequiel está temblando: el balazo que dio el bandido antes de morir logró darle en una arteria del hombro. CJ se asusta, y el Asesino replica que no es nada grave, y que la bala solo le ha rozado, sin darle de lleno, pero CJ responde que tienen que volver al refugio para que Cindy le trate esa herida. El dúo regresa oportunamente, pero se nota que Ezequiel ha empeorado como consecuencia del disparo, tambaléandose al caminar. Sergio pregunta qué pasó, pero Ezequiel colapsa, cayendo de rodillas al suelo, sin poder moverse. CJ se dispone a ayudarlo, mientras le cuenta al loquendero lo ocurrido con los dos bandidos en el callejón, preguntando también donde está Cindy para que lo atienda. Sergio replica que está con Toni en la habitación de arriba, y el detective ayuda al Asesino a subir la escalera. Sin embargo, cuando ya no están, Álvaro cuestiona la veracidad de la historia de CJ, argumentando que la herida se la podría haber hecho el propio detective para defenderse de un ataque, todavía sosteniendo la idea de que el Asesino podría no ser de fiar. Sergio replica, sin embargo, que Ezequiel le salvó la vida a su hermano en el tiroteo con los bandidos cuando un zombie estuvo a punto de morderlo, lo que significa, para él, que todavía pueden seguir trabajando juntos, si bien se considera el primero en no fiarse del todo del Asesino. Álvaro pregunta qué pasaría si se enloquece y vuelve a ser el de antes. CJ aparece en ese momento y niega que eso sea posible, afirmando que estuvo a punto de ser asesinado tres veces y Ezequiel le salvó la vida, por lo que deben confiar en su cambio. Esto dejó al grupo con la boca cerrada.

El nuevo aliado, kevin ryman

El nuevo aliado, Kevin Ryman, habla con el grupo.

en el vestíbulo, Natalia llega acompañada de Kevin Ryman, un agente encontrado por Natalia. CJ y Sergio detectan al intruso y lo apuntan con sus armas, exigiéndole que se aleje de la niña, pero Kevin los tranquiliza diciéndoles que no viene a hacer daño, y Natalia lo reafirma. Kevin explica que es del Departamento de Policía de Rockford (R.P.D.), a lo que Sergio y CJ replican que eso no pertenece a San Andreas. Kevin cuenta al grupo que su unidad fue enviada desde Liberty City para ayudar a Ernesto Martínez a combatir la infección, sin éxito. Kevin estuvo con Ernesto, pero se separaron luego de que el refugio que habían construido en el motel se viniera abajo. Terminada la historia, CJ recibe a Kevin como parte del grupo, y Sergio le explica su objetivo: buscarán a todos los amigos que faltan en Los Santos y luego abandonarán la ciudad guiados por el mapa que encontraron en el hospital. El grupo se va a descansar para salir al día siguiente. Por la mañana, se vuelven a reunir y CJ decide que se irá con Kevin sin avisarle a Ezequiel, pues este se empeñará en ir con ellos y necesita descansar. También le dice a Valeriy que se encargue de reparar la avioneta del estacionamiento.

R.P.D. 8

CJ y Kevin ven a los zombies.

CJ y Kevin abandonan el motel. CJ y Kevin buscan por Glen Park, y el detective comienza a hablar sobre su carrera antes de la infección, y como su principal caso (el del Asesino Perfecto), fue el que le arruinó la vida. Kevin conoce el caso por las noticias de Liberty City, y CJ dice que es muy irónico que su mayor enemigo se haya convertido en un gran aliado, en referencia a Ezequiel. Kevin se sorprende por la confianza depositada en el Asesino, pero de todas formas acepta que, si está con ellos, es por algo, y le dice que no tiene problema en convivir con Ezequiel, debido a que el grupo ya confía en él. El dúo dobla en una esquina y ve a un grupo de varios zombies comiendo unos cadáveres calle abajo. Kevin señala que son muchos y le pregunta a CJ si deben matarlos. El detective responde que no, pues es muy peligroso, y que lo mejor es dar un rodeo y registrar los edificios de la zona. El detective lleva al policía hasta la zona en la que él y Ezequiel fueron atacados por los bandidos. Kevin le pregunta si los mataron, y CJ responde que Ezequiel logró matar a uno, pero el otro huyó por el callejón y lo perdieron de vista. Ambos deciden registrar el edificio vecino, que es un complejo de oficinas cubierto por la vegetación, igual que el hospital, con la esperanza de que el bandido haya decidido esconderse en ese lugar. CJ y Kevin andan con mucho cuidado, viendo algunos cadáveres en el suelo y restos de zombies muertos por todos lados.

Problemas 2

El sujeto atacado por el zombie no es Juan.

Allí, tras llegar a uno de los pisos superiores, se topan con tres bandidos que discuten acaloradamente. Son miembros del mismo grupo que el que atacó el motel Jefferson el día anterior, quejándose de que los tres desaparecidos habían ido a un refugio cercano y no han regresado. Ambos muestran miedo, debido a la posibilidad de que "el jefe" los mate si se entera de que han perdido más hombres. El que parece ser el líder de ese sub-grupo ordena que busquen por otro cuarto. CJ y Kevin se relajan y deciden registrar el lugar. En la calle, CJ se queja de que no había nada en el edificio, y afirma que toda esa búsqueda es un fracaso, y que extraña los chistes malos de su amigo Juan. Entonces ve un prostíbulo a lo lejos y dice que ese negocio era uno de los favoritos de su compañero. En ese momento, ve a una persona herida, tirada junto a la puerta del local, mientras un zombie se acerca para morderla. Se trata de Juan, reconocible por la ropa. CJ suelta un grito de horror al ver a su amigo a punto de ser atacado. El zombie está a punto de comerse a Juan, el cual está recostado contra la puerta del prostíbulo. A pesar de sus esfuerzos, CJ no consigue dispararle al zombie desde lejos, y este le muerde el cuello a Juan, matándolo. Rabioso y descorazonado, CJ se lanza sobre el zombie y lo mata, solo para comprobar que en realidad el fallecido no era Juan, sino solo un hombre muy parecido a él usando su ropa. CJ se relaja al ver que todavía no se ha confirmado la muerte de Juan, y supone que, como ese sujeto llevaba su ropa, su mejor amigo todavía podría estar cerca. Kevin, que lo acompaña, se alegra por su nuevo colega, y CJ agrega que deben seguir buscando por la zona.

Problemas 5

CJ y Kevin hablando sobre Smith.

CJ y Kevin siguen buscando. CJ logra degollar a un zombie, quejándose de que no pueden encontrar a sus amigos. Kevin lo tranquiliza, y el detective se queja de que todo es culpa del Dr. Smith. Kevin le pregunta si fue culpa de Smith lo que pasó, y CJ le explica que sí, que Smith fue el causante de todo, y le cuenta como funcionaba el plan del loco y perturbado científico. Kevin afirma que deberán encontrarlo, pues de estar viva, la persona que desató la invasión no puede quedar libre de culpa.

Natalia señala que CJ y Kevin están regresando. Kevin se queja de que solo han encontrado un par de cargadores, y no a sus amigos. Cindy menciona que estaría bien que encontraran medicinas, pues ya se les están acabando. CJ pregunta como le va a Valeriy, y este regresa justo en ese momento, exigiendo que hace lo que puede, pero que la cosa está jodida y la avioneta, de momento, no volará. Sergio, Álvaro vuelven en ese momento y Álvaro presenta a su supuesta nueva integrante al grupo, Julia que la habían encontrado siendo "amenazada" por unos bandidos. Mientras Sergio trae la comida y los walkie talkies. Luego de oír la historia de Julia, Valeriy se queja de que los bandidos no paran de aparecer, y que no sabe ni por qué tienen a uno encerrado. Julia pregunta por eso y CJ le explica lo que pasó cuando llegaron al motel. Sergio agrega también lo que pasó cuando fueron con Álvaro y Julia a la guarida de los bandidos, con los cuerpos mutilados por toda la habitación. CJ cree firmemente que se trata de "El Destripador". Ezequiel recomienda que vayan a buscarlos para tomarlos por sorpresa, a lo que Sergio les recuerda que el bandido capturado dijo que se cambian de sitio. CJ decide que deben buscar un vehículo. Valeriy afirma que hay varios vehículos fuera del motel.

Problemas 9

Kevin le dice a CJ que entrene a Cindy y a Natalia.

CJ y Kevin, por su parte, estudian el mapa del hospital. Kevin no sabe como funciona ese mapa, pero recuerda lo que le dijo Ernesto en su momento sobre una zona segura. CJ está decidido que, cuando encuentren al resto, saldrán de Los Santos a buscar esa zona. Detrás de ellos, Cindy y Natalia están hablando sobre medicina y como ayudar a los demás, y Kevin le recomienda a CJ enseñarles a las dos mujeres a usar armas de fuego para que sepan defenderse por sí mismas. CJ se muestra renuente, recordando que Natalia es una niña, pero Kevin replica que, en ese mundo de zombies, ya no hay niños, ni ancianos, ni mujeres débiles, solo supervivientes que, si saben usar armas, aumentan sus posibilidades de vivir. CJ reconoce que tiene razón y afirma que les enseñará al día siguiente, cuando tenga algo más de tiempo.

Ya en la noche, todos duermen menos Sergio, que decide quedarse de guardia. Julia y Álvaro están durmiendo juntos, Ezequiel pasa la noche con Cindy, y CJ se queda cuidando a Natalia, y Toni, Valeriy y Kevin duermen solos. Sergio espera tranquilamente, alegre por lo bien que les está empezando a ir después de mucho tiempo pasándola mal. Sin embargo, oye un ruido y se da vuelta, recibiendo un golpe que le deja inconsciente.

La Batalla final contra los Bandidos

Toni va a ver a Sergio y lo descubre tirado en el suelo, luego lo lleva dentro del refugio, Toni despierta a la "enfermera" del grupo, pidiéndole que vaya a ver a Sergio. La mujer se asusta, pero acepta y lo sigue. Al instante se despierta Ezequiel, preguntando el por qué de tanto ruido, y decide ir también. Desde su habitación, mientras protege a Natalia, CJ escucha ruidos y se despierta también. Cindy le pregunta a Sergio como se encuentra, y este replica que no es nada, pero que le duele la cabeza. Ezequiel y CJ bajan en ese momento, preguntando qué es lo que está pasando. Sergio cuenta que alguien lo golpeó mientras hacía guardia. A Ezequiel le parece raro que un agresor lo atacara y luego se fuera sin más, pero Sergio los asusta con la terrorífica noticia de que le han robado la llave de la habitación donde tenían encerrado a John, el bandido al que mantenían prisionero. Justo en ese momento, aparecen en el vestíbulo, muy preocupados, Valeriy, Kevin y Álvaro. Valeriy le cuenta a Sergio que el bandido escapó, y Álvaro, muy alterado, señala que, en su escape, John se ha llevado a Julia como rehén, pues esta no se encuentra.

El grupo se muestra muy preocupado, con Álvaro gritando que tienen que encontrar a Julia, y Ezequiel, más sensato, recordándoles que si John llega hasta el resto de su grupo de bandidos, les dirá su ubicación y se verán atacados. Sergio decide que irán a buscarlo, y CJ pretende acompañarlos, pero Sergio decide que no, que irán solo él con Valeriy y Álvaro, porque si aparecen los bandidos, tiene que haber gente que proteja el refugio. Ezequiel no está muy convencido, pero Sergio argumenta que no se fía de los bandidos, y Valeriy les recuerda que tienen poco tiempo, por lo que los tres salen a buscar a John.

El supuesto secuestro

CJ, Ezequiel, Toni y Kevin cuestionando sobre el "secuestro" de Julia.

En el motel, Natalia le pregunta a CJ si ese bandido en serio ha escapado. CJ le revela que sí, pero al instante agrega que Sergio, Valeriy y Álvaro van a re-capturarlo. Natalia le pregunta qué pasará en caso de que no sea así, y si viene "ese Destripador" a buscarlo, afirmando que tiene mucho miedo. CJ replica que no será así, que es solo un cuento que se inventó John para asustarlos, y que aunque ese Destripador fuera real y viniera a buscarlos, él se encargaría de matarlo para protegerla, prometiéndole que no le pasará nada. Desde lejos, Toni, Kevin y Ezequiel contemplan con desaprobación ese optimismo excesivo que CJ le inculca a la niña. CJ termina de convencer a Natalia de que no tenga miedo, y Kevin lo llama por un momento. Ezequiel le pregunta si se ha fijado en los últimos acontecimientos, y le recuerda que alguien atacó a Sergio, liberó al bandido, y Julia desapareció misteriosamente con él, recalcando en que cree que las cosas están relacionadas de otra forma. CJ confía en la teoría de Álvaro de que se la llevaron como rehén, pero Ezequiel le recuerda que el bandido, de haber logrado escapar por sí mismo, no habría tenido necesidad de robarle la llave a Sergio. Ezequiel trata de proponer una teoría, pero CJ lo calla, argumentando que "no quiere oír eso". Todo apunta a que Julia los ha traicionado.

Traición Asesino Perfecto 6

Los Bandidos llegan al refugio.

Kevin está fuera levantando unas barricadas, mientras Toni vigila en el balcón, por si se aparece el grupo enemigo. Efectivamente, aparece el coche policial blindado y de él baja un grupo armado que comienza a dispararles. Se desata una batalla, CJ, Ezequiel y Kevin dejan a Cindy y Natalia protegidas dentro del vestíbulo y salen con sus armas a combatir a los bandidos, que tal y como lo dijo John los superan en número. CJ le pide a Kevin que entre al Motel y proteja a Cindy y Natalia con su vida, mientras que ellos se quedarán afuera luchando. Tras pensarlo por un rato, Kevin acepta y vuelve a entrar en el Motel, prometiéndoles a Cindy y a Natalia que "ningún bandido que entre por la puerta principal" va a hacerles ningún daño.

Traición Asesino Perfecto 7

CJ casi es asesinado por un bandido.

Afuera, la batalla prosigue, con CJ, Ezequiel y Toni disparando a los al menos quince bandidos que atacan sin piedad el refugio. CJ quiere hacer tiempo hasta que lleguen los demás, pero Ezequiel replica que no, que no saben que destino han corrido los demás, y que no pueden depender de nadie más que de ellos. Toni se queja, pero Ezequiel le recuerda que él tiene el rifle de francotirador y le reclama que se concentre en disparar a la cabeza. Un bandido arroja un molotov, impulsando a CJ lejos de la barricada, dejándolo expuesto a ser asesinado. Justo cuando el bandido está por disparar a CJ, Sergio se aparece por detrás y le dispara por la espalda, matándolo. El loquendero le pregunta al detective burlonamente si necesitan refuerzos, CJ agradece el rescate. Valeriy y Álvaro comienzan a luchar en las barricadas, mientras que Sergio sube al balcón para cubrir más terreno, decididos a echar a los bandidos de su territorio. Los disparos atraen zombies, y aunque Valeriy hace notar esto, Sergio le recuerda que de momento lo importante son los bandidos. Ezequiel, por su parte, comenta que aún no aparece el tal "Destripador", y CJ replica que solo eran mentiras de John.

Traición Asesino Perfecto 8

La traidora.

La lucha, mientras tanto, sigue igual en el estacionamiento y entrada al Motel, con el grupo de CJ combatiendo a los bandidos a duras penas. Sergio se las arregla para apuntar a otro bandido, vestido con una camisa roja decorada y un sombrero, y lo elimina de un balazo en la cabeza. Sergio celebra que es uno menos, y les grita a los bandidos que se vayan preparando porque eso es lo que les pasará a todos. En ese momento, alguien salta detrás de él susurrando "¿Estás seguro?" y lo embiste. Es Julia, la que acompañaba a John. Sergio se da cuenta y le dice que desde un principio no confió en ella, y que todo es su culpa, Sergio replica que aunque sea una mujer no tendrá piedad. Luego Julia termina siendo asesinada por un descorazonado Álvaro que "creyó que era especial" y le aplasta el cráneo con su maza.

Traición Asesino Perfecto 11

Kevin muerto en el vestíbulo.

Toni se queja de que se le están acabando las balas, Valeriy lo secunda, y Ezequiel replica que es una razón de más para que empiecen a apuntar a la cabeza. El Asesino logra asestarle afortunadamente un balazo en la cabeza a un bandido con gorra negra, y CJ se pregunta qué pasará si se quedan sin munición. CJ se las arregla para matar a otro bandido con sombrero vaquero, y Valeriy le dice que, si se las arreglan para no malgastar munición, no será tan difícil acabar con ellos. Sin embargo, John se aparece por atrás, armado con una 9mm, y anuncia un "alto al fuego", revelando que tiene como rehenes a Natalia y Cindy. Los miembros del grupo se detienen automáticamente, y también lo hacen los bandidos. John mantiene a punta de pistola a la mujer y a la niña, exigiendo que suelten las armas. Toni pregunta qué pasó con Kevin, a lo que John replica que el policía ya es historia. Se hecha un vistazo al vestíbulo y se puede ver el cuerpo de Kevin Ryman, muerto con la cabeza destrozada por John, revelando que fue él quien recibió el disparo que se vio en la escena anterior. John ordena a sus rehenes que se pongan todos en fila.

El Destripador ante el grupo

El Destripador se presenta al grupo.

El grupo se ordena en torno a la barricada, con los bandidos amenazándolos. Se presenta entonces el tan esperado líder del grupo conocido como El Destripador, que es un sujeto desconocido, tuerto, grandote y con una cruz de oro colgando del cuello. Natalia pregunta qué les va a pasar, y CJ le pide que no tenga miedo, que no les va a pasar nada, pero Toni es menos optimista, soltando simplemente "estamos jodidos". El Destripador los saluda, y Sergio le pregunta por su identidad, a lo que el jefe argumenta que no le dio permiso para hablar.

El Destripador se queja de que él solo quería munición y armas, y los podría haber dejado vivir, y ser libres, si no lo hubieran molestado, pero que ahora tendrán que pagar las consecuencias. Como no le conviene matarlos, el Destripador decide que los va a mantener encerrados en el Motel, y los torturará de vez en cuando, mientras que Cindy servirá para "darles calor por las noches", una referencia obvia a que quieren abusar sexualmente de ella. CJ le grita que no tiene que matar a nadie, que los rodean los zombies, y que deben aliarse para sobrevivir. Sin embargo, el bandido no es fácil de convencer, y replica que, si no mata a alguien de vez en cuando, sus hombres podrían comenzar a olvidarse de quien es y que es un hombre malvado. El Destripador pregunta quien es el líder y, como nadie responde, saca una escopeta recortada y dispara a Valeriy en la pierna, haciéndolo caer al suelo. El Destripador grita que, si no le responden, disparará a una cabeza y no a una pierna. Ezequiel salta en ese momento y se burla del Destripador por refugiarse detrás de sus guardias y no luchar directamente.

El Destripador golpea a Ezequiel

Paliza del Destripador a Ezequiel.

Sorprendido porque alguien se atreva a plantarle cara, el Destripador se acerca a Ezequiel y le pregunta quién se cree que es para hablarle así. "Soy el Asesino Perfecto" responde Ezequiel, "y si tienes los cojones de ponerle la mano encima a CJ, Cindy o cualquiera de mis amigos, me encargaré de acabar contigo, me haré un collar con tus intestinos". El resto del grupo se queda sorprendido, y el Destripador se ríe, argumentando que no importa quien fue en el pasado, sino lo que pasa en el presente. "En el presente estoy yo". El Destripador comienza a explicarle que más le vale tranquilizarse, cuando Ezequiel le da un cabezazo directo en el rostro, haciéndole sangrar la nariz. Rabioso, el Destripador saca de la parte trasera de su abrigo una guitarra, afirmando que le gusta mucho la música, y comienza a usar el instrumento para golpear al Asesino Perfecto, derribándolo y dejándolo tendido en el suelo. CJ no puede detenerlo, pues John lo tiene amenazado, y Cindy se echa a llorar. Ezequiel queda en el suelo, derrotado y aparentemente inconsciente. Una vez terminado el acto, el Destripador le dice al resto del grupo que ya han aprendido la lección, pero que de todas formas "el idiota de la máscara" lo ha hecho enojar, por lo que acabará con alguien más.

Traición Asesino Perfecto 13

El épico regreso de Juan.

El Destripador insinúa matar a Natalia, pero luego de ver el ataque de rabia con el que reacciona el detective, se retracta, afirmando que la niña será tan útil como Cindy "por las noches", y le ordena a John dispararle a CJ en cada extremidad para que pueda rematarlo. John se burla, afirmando que deseó hacer eso desde el momento en el que lo capturaron. Sin embargo, cuando está por cumplir las órdenes, el bandido recibe un balazo directo en la cabeza y muere. Desde un tejado, Juan Moreno baja su rifle y grita "¡Nadie va a matar a mi negro!".

CJ vs El Destripador

La brutal pelea entre CJ y El Destripador.

Aparecido de nuevo, el compañero de CJ les grita que él los cubre y comienza a disparar a los bandidos, que se desesperan por buscar cobertura. Sergio mata a un bandido a golpes y grita a sus colegas que busquen las armas para volver a luchar. Álvaro les dice a Cindy y Natalia que entren en el Motel para resguardarse y estas lo hacen, quedando seguras. El Destripador está anonadado, cuando es atacado por CJ, el cual le grita que acabará con él por lo que le ha hecho a Ezequiel, el cual todavía está con vida y lentamente comienza a reaccionar. Juan dispara contra los bandidos, gritando que es hora de sacar la basura. CJ golpea al Destripador en la cara, acusándolo de querer abusar de una pobre niña y una mujer indefensa. El Destripador afirma que los va a matar a todos. Valeriy, que está herido y es cubierto por Álvaro, le dice a Toni que deberían intentar acabar con el Destripador a la distancia para ayudar a CJ, pero Sergio replica que están en movimiento, y que podrían darle al detective sin querer. CJ y el Destripador han peleado hasta el cansancio, por lo que ambos se quedan quietos por un momento. El Destripador dice que se ha hartado de gilipolleces y saca su escopeta recortada, listo para ejecutar al detective, cuando Ezequiel, que ha reaccionado, salta sobre él y lo arroja al suelo, golpeándolo de manera repetida en el rostro una y otra vez. CJ se da vuelta y ve la espada de Sergio tirada en el suelo, por lo que trata de arrastrarse hasta ella.

El Destripador muere

CJ decapita al Destripador.

El Asesino Perfecto continúa dando de golpes en la cara al Destripador, hasta que este finalmente le da un empellón y lo quita de en medio, librándose de él. CJ logra en ese momento llegar hasta la espada y se pone de pie para ayudar a su compañero, cuando ve de pronto que el Destripador ya se ha recuperado, y apunta a un Ezequiel desorientado con la escopeta. CJ grita "¡No!", pero no logra evitar que el Destripador dispare, hiriendo de gravedad a Ezequiel en el pecho y haciéndolo caer al suelo. Una vez que Ezequiel queda tumbado contra una camioneta de atrás, se queda todo en silencio por unos segundos, mientras el Destripador se da vuelta para ver como la expresión de CJ cambia de una de perplejidad a una de rabia, y entonces el detective corre hacia él con la espada de Sergio levantada. CJ grita "¡Hijo de puta!" y cercena la cabeza del Destripador de un solo tajo, matándolo instantáneamente. El cuerpo del asesino cae al suelo, y CJ corre a socorrer a Ezequiel.
La promesa.

Ezequiel le pide una promesa a CJ, acabar con Mike Smith

El Asesino Perfecto se encuentra exánime, con una herida a la altura del pecho, y desangrándose muy rápidamente. CJ se queja de que eso no puede estar pasando, y trata de ayudar a su colega a levantarse, argumentando que ha sobrevivido a todo tipo de cosas, y que no se puede rendir por un simple disparo. Ezequiel se ríe y dice que parece que al final el Asesino Perfecto desaparecerá por fin de la tierra. CJ quiere traer a Cindy, pero Ezequiel replica que ya no hay tiempo para eso. Resignado a que su fin está próximo, Ezequiel le pide a CJ que le prometa que va a sobrevivir, cueste lo que cueste, y que buscará y le dará su merecido al Dr. Mike Smith por haber provocado aquella plaga en Los Santos. CJ le dice que se lo promete, pero que por favor trate de aguantar. "Lamento todo lo que he hecho en el pasado" responde Ezequiel, restando importancia a los intentos de salvar su vida, "Hasta siempre... amigo". CJ intenta mover a Ezequiel, pero es demasiado tarde, el Asesino Perfecto ha muerto. CJ se echa a llorar sobre el cadáver de su amigo.
Traición Asesino Perfecto 16

El reencuentro de los detectives Johnson y Moreno.

Mientras tanto, al otro lado del estacionamiento, los bandidos se han dado cuenta de la muerte del Destripador y quedan débiles y expuestos. Están tan solo dos hombres restantes. Juan asesina a uno de ellos con su rifle de francotirador, alegrándose de que el asunto esté terminando y, mientras CJ se acerca a comprobar como está la situación, Sergio alza su escopeta y le vuela la tapa de los sesos al último bandido, poniendo fin al combate con una aplastante victoria por parte del grupo. CJ se acerca y les comunica a todos la muerte de Ezequiel. Valeriy, que ha conseguido ponerse de pie, se lamenta de que la avioneta ha sido destruida, y que no podrán buscar al Dr. Smith (como CJ quiere hacer por la promesa hecha a Ezequiel) por vía aérea. Sergio se sorprende del estado del soldado y le ordena que inmediatamente vaya a ver a Cindy, recordándole que le han pegado un tiro. Juan se acerca y abraza amistosamente a CJ, saludando a todos los miembros del grupo, y casi no reconociendo a Sergio sin los lentes. Es presentado con Valeriy, y pregunta qué hace Ezequiel muerto ahí atrás.

Traición Asesino Perfecto 17

El Grupo casi entero reunido.

Álvaro le dice que no haga tantas preguntas, y Juan, que tampoco sabe donde están los demás miembros del grupo, dice que solo tiene una última pregunta: "¿Tenéis tabaco?". CJ se ríe, alegrándose de que su mejor amigo haya vuelto sano y salvo, y Juan pide que vayan adentro para ponerse al día. Adentro, CJ, Natalia y Álvaro se ponen a hablar con Juan, mientras que Valeriy ya ha sido atendido por una llorosa Cindy, a la que Sergio le comunica la trágica pérdida de Ezequiel después de que termine. Luego de que terminen de contarle su historia, Juan se sorprende de todo lo que han pasado, y comienza a contarles lo que pasó. Él ha estado buscando de sitio en sitio al grupo, sin éxito. Álvaro recuerda el incidente de la fábrica, y Juan le recrimina que no lo interrumpa. El detective recién encontrado revela que se encontró con el grupo del Destripador, y que después de ser perseguido por ellos, se cambió de ropa. CJ relaciona esto con el hecho de que ese hombre extraño del día anterior llevara su misma ropa. Juan decidió mantenerse cerca del grupo de los bandidos, siguiéndoles de refugio en refugio, hasta que al final los encontró en el Motel Jefferson atacándolos a ellos y decidió intervenir. Natalia le pregunta si también es detective como CJ. Juan responde que sí, y que el que resolvía los casos era él, mientras que CJ solo era "el compañero tonto que se dedicaba a molestar". Juan recuerda entonces que, cuando estuvo con los bandidos en uno de sus asentamientos, escuchó ruidos, como que había una persona encerrada pidiendo ayuda, y que se quedó allí, por lo que le pide a CJ que vayan a revisar.

Traición Asesino Perfecto 18

CJ y Juan vuelven a ver a Jorge.

El detective acepta, extrañado, y junto a Juan se marchan hacia el lugar, ordenando antes a Valeriy y Álvaro que reconstruyan la valla, mientras que el resto se dedicará a retirar los cadáveres de los bandidos. CJ y Juan se dirigen a una casa abandonada, donde buscan brevemente hasta escuchar los ruidos que escuchó Juan. CJ patea una puerta, en la que está encerrada una persona, y descubren que es nada más y nada menos que Jorge, el hombre que los ayudó en la batalla contra Felipe Hidalgo.

Traición Asesino Perfecto 19

La expresión final de CJ.

Ya recuperados del susto, Jorge saluda a sus viejos amigos, y les dice que tiene que huir de allí rápidamente, pues tiene que entregar unas medicinas a una persona con la que se refugiaba, que está enferma. CJ y Juan deciden acompañarlo a su refugio para esto. CJ, Juan y Jorge llegan a una casa bastante lujosa, que el tercero estaba usando como refugio y en donde se encuentra la persona enferma. Los tres suben las escaleras, y Jorge los guía hasta la última puerta, afirmando que allí es. Los tres entran en la habitación, y Jorge deja las medicinas a un costado. Se enfoca a Juan, que hace un gesto de sorpresa y se queda con la boca abierta, mientras que la expresión de CJ es misteriosa.

Temporada 5

Completando al Equipo/Terminando de descifrar el mapa

CJ y Juan quedan sorprendidos al comprobar que la persona desconocida que éste estaba atendiendo no es otra que Jessica. Ella reacciona y se alegra mucho de reencontrarse con su novio, pero luego de decir unas palabras se desmaya. Jorge revela que tiene fiebre y no ha podido encontrar medicinas para curarla, pero que de todas formas podría no ser nada grave. CJ dice que deben llevarla al motel, porque ahí tienen medicinas, a lo que Juan responde que sería "muy divertido" ver como hacen para llevar a Jessica hasta el motel en ese estado.

CJ le informa al equipo por el walkie talkie que necesitan ayuda para llegar hasta allá, porque han encontrado a Jorge y a Jessica. Sergio se alegra de que por fin pase algo bueno, y les dice que deberán pasar la noche allí, y que al día siguiente irán a buscarlos con gasolina para la autocaravana. CJ acepta y cuelga. Jorge y Juan se van a descansar, y CJ se queda con Jessica, la cual le dice que no es necesario que se quede con ella, pero CJ responde que ya estuvieron separados por suficiente tiempo, y que "no la volverá a perder, cueste lo que cueste", por lo que se acuesta junto a ella.

Al día siguiente Sergio y Álvaro llegan en la autocaravana, Juan les reprocha por haberse tardado tanto, y Álvaro lo llama "quejica". Adentro, CJ logra que Jessica se ponga de pie, con mucha dificultad, mientras ella se queja de que no quiere ser una carga, y junto con el resto del grupo logra llegar hasta el vehículo, marchándose del lugar. En el motel, Cindy se encarga de atender a Jessica y le dice a CJ que con las medicinas necesarias alcanzaría, y que solo hay que esperar a que mejore, pero que de todas formas le vendría bien descansar todo el día. CJ se alegra y Cindy los deja solos. CJ procede a contarle más o menos lo que estuvo ocurriendo mientras ella no estuvo, las peleas con los bandidos, incluso lo del cambio radical de Ezequiel, y como le salvó la vida varias veces, además de los amigos que han perdido. Jessica le pregunta por las heridas que tiene en la cara, y CJ responde que son por su pelea con el líder del grupo, quejándose de que "siempre es igual". CJ se marcha para dejarla descansar.

El Grupo decide ir a por Smith para acabar con el, y después de acabar con el, salir de San Andreas yendo al Area 69 e ir a Liberty City, para empezar una nueva vida, pero en los intentos de acabar con Smith, Smith hace perder a varios compañeros de CJ; Jorge, Celia Sánchez, Ernesto, Valeriy, Toni, y cuando CJ y sus restantes compañeros acaban con unos Soldados que les impedían el paso, Sergio no quería ir a por Smith, pues ya no quería perder a mas compañeros, pero CJ no piensa igual, pues si Smith vuelve a la fábrica y expande el virus a nivel mundial, no servirá de nada ir al Área 69 y escapar, pero Sergio cree que solo necesitan avisar a los soldados del Área 69 para que se encarguen de Smith, Sergio entonces pone a decidir a los demás, y los que se van con CJ son, Juan, Jessica y Castellanos, y los que se van con Sergio son Álvaro, Cindy y Natalia (que esta es obligada por ser una niña).

Temp 5 Cap 9

El Grupo se disuelve.

Segunda batalla en la fábrica

Segunda batalla en la fábrica, esta vez solo 4 aliados.

Cuando CJ y los demás se disponen a ir a por Smith, ven a 2 Soldados, un capitán y el otro es un soldado normal, que no confían en CJ hasta que CJ les dice que Smith el responsable de todo es el que los llevó hacía a la fábrica, al Soldado desde el primer momento no le daba buena espina Smith, y entonces ahí es cuando el capitán decide unir fuerzas para acabar con Smith, pero el disparo de un francotirador asesina a los 2 Soldados, ahí es donde se arma un tiroteo entre los Clones y Los 4 héroes, pero en un momento Smith rodea al Equipo, y estaban a punto de ejecutar a CJ y a sus amigos, pero inesperadamente llega Sergio con Álvaro, y se retoma el tiroteo, vuelven a tener desventaja, porque a Álvaro se le acaba la munición y sergio empieza a Alucinar con sus amigos fallecidos, Iván, Toni, Valeriy y Juanma, ahí es cuando Smith y 2 clones toman de rehén a Cindy y a Natalia, poniendo a todos en un paredón junto a un recinto.

Mike ejecuta a CJ

Mike ejecuta a CJ.

ahí es cuando Smith propone un juego, aquel que le gane a un Ciego (desarmado) junto a sus amigos, se quedarán encerrados en la fábrica, y así los amigos de CJ después podrían idear un plan para escapar, lamentablemente, Sergio, y Juan que fueron los únicos en pasar, perdieron en el intento, Juan perdió por trampas, y Smith había liberado a dos ciegos por la infracción. Iba a ser el turno de CJ, pero debido a las trampas, Smith decide ejecutar a CJ Cindy y a Natalia, CJ le suplica a Smith que no mate ni a Natalia ni a Cindy, y este acepta, ahí es cuando Smith saca la misma pistola con la que le disparó al principio cuando intentó convencerlo, pero esta vez, si lo "mata".

Todos los amigos de CJ

CJ despierta y ve que nada fue real, todos sus amigos estaban vivos.

Después, CJ abre los ojos, esto hace que Jessica se entusiasme, y llama a todos los amigos, CJ despierta, y se queda extrañado, pensó que el mundo de zombies había sido real, pero no fue así todo lo sucedido en el mundo de zombies fue creado por su propia mente, debido al disparo recibido por Smith en la fábrica, CJ aún sigue extrañado y pide una explicación, a lo que Sergio se la da, lo que pasó fue que cuando Smith disparó a CJ, después estuvo a punto de inyectar las células de la inmortalidad a los clones, pero, un disparo dado directo al corazón de Smith, lo impidió, era Ezequiel, que por la ira de haberse sentido utilizado, le disparó a Smith y lo mató, y ordenó a los clones bajar las armas, posteriormente, los oficiales arrestaron a Ezequiel y a los clones. Juan está sorprendido ya que a el le encantaban los zombies, y quería que le contara que pasó en el sueño, pero CJ le niega esto, ya que primero se tendría que recuperar, y después es que se lo contaría.

CJ y Juan visitan a Ezequiel

Ezequiel se sorprende al ver a CJ vivo.

Mucho tiempo después, CJ y Juan se proponen a hacerle una pequeña visita a un Ezequiel algo cambiado, y Ezequiel estaba sorprendido por haber visto a CJ vivo, pensó que había muerto por el disparo de Smith. CJ fue a visitar a Ezequiel para darle las gracias, porque evitó un tiroteo entre ambos bandos, y Ezequiel le dice que no se equivocara, porque no lo hizo por el y sus amigos, lo hizo por haber sido utilizado por Smith y esto hizo que le disparara, todo fue debido al discurso de CJ, lo había dejado confuso, después Ezequiel ordena a CJ y Juan largarse, y se van, cuando estaba a punto de irse, Ezequiel le dijo que estaba feliz de que estuviera vivo, porque así se enfrentaría contra el en un futuro, CJ piensa que será difícil escapar de la prisión, pero Ezequiel le afirma que se volverán a ver.

Post-Creditos

"No habrá mas misterios?".

Ya cuando CJ y Juan están fuera, Juan le pregunta a CJ que harán ahora, en general, CJ le responde que es hora de volver al trabajo, que los detectives Johnson y Moreno vuelven a la acción, y que no habrán mas misterios que ellos no pudieran resolver, Juan se inspira también y entonces como todos unos héroes, se suben al coche y están listos para volver a LS. En uno de los árboles del bosque donde se encontraba la prisión de máxima seguridad, a lo lejos se ve el coche de CJ, y en uno de los árboles aparece una mujer que dice: "¿Así que no habrá mas misterios eh?".

Temporada 6

Fuga de Ezequiel e Investigación

CJ se entera de la fuga de Ezequiel

Ernesto le da la noticia a CJ; Ezequiel escapó de la prisión de máxima seguridad.

La policía Federal va a Los Santos específicamente a la comisaria de Ernesto para un tema urgente, y cuando llegan, le piden a Ernesto información, ya que según los federales, Ernesto es el indicado para el caso, pero Ernesto niega eso, debido a que no es el el indicado para "eso", ahí es cuando Ernesto decide llamar a CJ. CJ acaba de resolver otro caso, en donde dio con el paradero de un secuestrador, el sujeto (lo que parece ser el hombre de la familia) está muy agradecido con CJ por haber salvado a su familia, y CJ le dice que no hay problema, que el secuestrador había dejado varios cabos sueltos. Después Ernesto llama a CJ en donde le dice a el y a Juan que fueran a la comisaria, cuando llegan entablan conversación con Ernesto, en donde le da la grave noticia que Ezequiel ha escapado de prisión, Juan está harto de esto, le parece un chiste ya que no importa las veces que lo detengan, siempre vuelve a ser el problema de los detectives, entonces ahí es cuando Ernesto pide a CJ y a Juan que vayan de nuevo a la Prisión de máxima seguridad, y entonces ahí es cuando CJ y Juan deciden volver a la prisión e investigar como fue la fuga del asesino perfecto
CJ y Juan llegan a investigar

CJ y Juan vuelven a la prisión para investigar la fuga de Ezequiel, y la inspectora se le presenta a los detectives.

Cuando CJ Y Juan llegan a la prisión de máxima seguridad, preguntan quien es el que está al mando en la investigación, y una inspectora dice que la que está al mando es ella, Juan piensa que es una insensatez que una mujer esté al mando, esto molesta un poco a la inspectora, y CJ le decía que no le hiciera caso, CJ se presentó, dijo que el era el detective johnson, le preguntó a la inspectora si había investigado ella junto a los federales antes, ella dijo que si, pero solo habían encontrado algunos objetos relevantes, lo primero que encontraron fue un destornillador, junto con la celda abierta, y un tornillo de un conducto de ventilación que provenía de arriba de la celda de Ezequiel, CJ pregunta si encontraron algo más y la inspectora dice que no, pero que faltaba que fuera a investigar la policía científica, CJ pregunta como fue que escapó en frente de todos los guardias de la prisión, y la inspectora dice que hubo un apagón cuando en el momento que escapó, Juan pregunta de donde sacó ezequiel un destornillador, y la inspectora dice que un electricista fue a arreglar los problemas del generador de la prisión, pero no hubo éxito, también estuvo comprobando paneles eléctricos, y ahí supuestamente fue cuando Ezequiel aprovechó y le robó el destornillador al electricista, y cuando surgió el apagón, forzó la puerta con el destornillador, abrió la rejilla del conducto de ventilación y escapó así, esa fue la suposición de la inspectora, ella antes de salir da permiso a los detectives de inspeccionar todo lo que quieran.

CJ investigando el ducto alto

CJ investiga el conducto de ventilación del techo.

Juan le pregunta a CJ si el cree en la teoría de la inspectora, y CJ responde que obviamente no, CJ tiene algo que decir, pero primero procede a investigar. No encuentra nada en el destornillador porque estaba limpio, pero tiene una teoría, en donde al parecer, Ezequiel no escapó solo de la prisión. Después, CJ investiga un conducto de ventilación muy alto, y la inspectora cree que pierden el tiempo, a lo que CJ piensa que eso es incorrecto, la inspectora no quiere que su teoría sea superada, y dice que es imposible que Ezequiel escapara por el conducto alto, pero CJ encontró una huella vertical, que era de una cuerda que fue lanzada, la inspectora dice que eso sería imposible solo, y CJ responde que eso es correcto, no fue solo Ezequiel, según, tuvo un cómplice.

Help

Según CJ, el cómplice de Ezequiel fue el supuesto electricista.

CJ empieza a recrear el caso, citando textualmente; para empezar, se produjo un sospechoso e inoportuno apagón que puso nervioso a todos los guardias, y fueran todos a la entrada, ahí fue donde Ezequiel hizo para escapar, pero el no hizo nada, otro sujeto fue llegando por el conducto del techo, y ahí fue donde lanzo la cuerda, quitó los tornillos para abrir la rejilla, lanzó la cuerda, y después fue a la celda de Ezequiel, abrió la celda, dejó el destornillador en la celda, y después quitó un tornillo del conducto de ventilación de arriba de la celda de Ezequiel para hacer creer que escapó por allí a los guardias, luego Ezequiel y el cómplice escaparon por el conducto de arriba, con la mala suerte de que uno de los tornillos cayó. Según CJ, el cómplice fue el electricista que fue a "arreglar" el generador, que en vez de arreglarlo lo averió mas para que pasara el apagón y este ayudara a Ezequiel a escapar, fue el "electricista" ya que cuando Ernesto intentó buscar los datos de "William White" (el supuesto nombre del supuesto electricista) no había nadie con ese nombre. Ya después de una larga investigación, CJ y Juan deciden irse para avisar al comisario todo lo sucedido.

El Macabro Hospital Psiquiátrico y un mundo distinto

CJ despierta atado boca abajo

Después de que CJ fuera dejado inconsciente, despierta atado junto a varios cadáveres.

Antonio López descubrió que cada vez que desaparecía un prisionero del hospital psiquiátrico, también desaparecían pacientes del mismo hospital, como también desaparecían prisioneros de cualquier otra cárcel, a Ernesto esto le parece demasiada casualidad, Ernesto también tuvo una llamada en donde denunciaron haber oído gritos y haber olido sangre así que les pide a CJ y a Juan para que ellos, junto con una nueva agente de la comisaria de Los Santos, Alice Brockman, fueran al hospital. CJ avisa a Jessica que estarán la mayoría del día fuera, y Jessica también se tiene que "ir" porque le ha salido trabajo, en donde tiene que proteger a un sujeto, CJ le dice que le vaya bien y tenga cuidado. Cuando CJ, Juan y Brockman llegan al hospital, los rumores eran ciertos, olía a sangre y a cadáver, cuando entran, ven a varios doctores muertos, y CJ le pide a Brockman que se quede vigilando la puerta, CJ y Juan ven a un doctor debilitado, que les dice a CJ y a Juan que tengan cuidado, que no dejaran que tomaran sus cuerpos, Juan toma al doctor como loco, y el doctor no muere, se desmaya, CJ sigue buscando, y mientras Brockman sigue vigilando, un sujeto la está observando, cuando CJ entra a una habitación, alguien le da un golpe, y lo deja inconsciente.
Felipe reaparece supuestamente vivo

CJ baja al sótano y ve a Felipe supuestamente vivo.

Cuando CJ despierta, está atado boca abajo, y ve a varios cadáveres atados de la misma forma, y ve a uno con cuchillos en los ojos, le quita un cuchillo para desatarse, y escucha un ruido extraño en lo que parece ser el sótano del hospital, cuando va a ver, ve algo impresionante y se queda sorprendido, ve a Felipe Hidalgo, que estaba con una motosierra desmembrando a una persona ya muerta, Felipe voltea a verlo, y no le dice nada, solo va a perseguirlo, empieza una pequeña persecución, en donde CJ logra escapar, pero Felipe le había hecho una herida en el brazo.

CJ asesina al engendro

CJ asesina al engendro con una pistola que había al lado suyo.

Cuando sale del hospital, ve el cielo de un tono grisáceo, y un repentino terremoto empieza, CJ se queja por su suerte, pero afortunadamente, Juan y Brockman llegan para rescatarlo, CJ sube, y ve que a su lado está un prisionero, que CJ pregunta quien es, a lo que Juan le dice a CJ que fue el quien dijo que se alejaran del hospital, CJ pide explicaciones, y Brockman dice que el prisionero parece saber algo, pero primero tienen que salir del epicentro del terremoto, cuando siguen intentando salir, otro sujeto extraño, hace aparecer una rampa, y desafortunadamente, Juan sube por la rampa y se estrellan. CJ despierta el solo sin sus compañeros, y aparece al frente de un motel, CJ decide entrar para ver si sus compañeros están ahí, cuando entra, ve que la estructura del motel es sumamente parecida a la del Motel Jefferson, le sigue sin dar importancia, y sigue buscando a sus compañeros, revisa en todas las habitaciones pero sin éxito, hasta que en una habitación escucha algo, pensó que era Juan, hasta que entra y ve que era un Engendro, el engendro fue hacía el para matarlo, CJ no sabía que hacer porque estaba desarmado, pero la suerte le sonrió, y encontró una pistola a su lado, la usó para matar al engendro, y así fue.

Matt explicando

CJ se encuentra con un prisionero: Matt Wilson, y este le empieza a decir sus teorías con respecto a lo que está sucediendo.

CJ preguntó que era eso, y atrás de el había alguien agradeciéndole por matar al engendro, CJ le apunta con la pistola, y el sujeto le pide que se tranquilizara, CJ ve su ropa y ve que es un prisionero del hospital psiquiátrico, el sujeto lo felicita por su observación, y pregunta quien es, CJ le dice su nombre, "Detective Carl Johnson" el sujeto responde, y dice que el se llama Matt Wilson pero el afirma no estar loco, solo tiene un trastorno obsesivo-compulsivo con las apuestas, CJ ve que el era la persona que iba con Juan y Brockman, y le pregunta todo lo que sabe, Matt se asusta y piensa que no le creería porque lo podía tomar por loco, CJ le dice que esta considerado como un loco por la ley, pero procede a escucharlo, lo que Matt empieza a decir hasta el mismo piensa que son suposiciones, y le dice a CJ que piensa que no están en el mundo que conocen, CJ le pregunta en que se basa para decir eso, Matt menciona el tema de las desapariciones de los pacientes del hospital, Matt piensa que los responsables son los mismos doctores, que ellos están detrás de un proyecto macabro, la celda de confinamiento de Matt estaba muy cerca de uno de los despachos del personal, y oyó algo de un proyecto, un proyecto llamado "Proyecto Side" Matt citó textualmente, que lo que dijo el personal fue lo siguiente: "El último paciente que introdujimos en el sistema también ha muerto. Cuando llegue el siguiente prisionero, usaremos a otro paciente". Lo último que Matt recuerda, es que poco después de lo sucedido, fueron a buscar a Matt, le drogaron, y despertó en el Motel, CJ piensa que todo lo dicho por parte de matt es muy surrealista, Matt le pregunta a CJ que fue lo último que recuerda, y CJ le dice que lo que pasó fue que lo dejaron inconsciente, y que vio varios cadáveres y el doctor que les dijo que no dejaran que tomaran sus cuerpos, Matt piensa que todo encaja con lo que los doctores dijeron, y ya le dice a CJ que lo admita, entonces CJ pregunta que van a hacer, Matt sugiere buscar a un doctor por los alrededores, pero con mucho cuidado, ya que Matt dice que si todos los pacientes murieron, debe haber algo que los mató o algo que les provocara la muerte.

CJ vs el sujeto

CJ intenta asesinar al sujeto que mató a Matt.

Cuando ya están decididos a irse, el mismo sujeto que apareció la rampa a los detectives, degolla de un tajo a Matt, molesto con el por haber hablado demasiado, CJ le ordena subir las manos, y el sujeto solo le dice que se largue, CJ dispara, pero el sujeto esquiva las balas sin problemas, Matt le da varios avisos que se fuera, pero CJ con su necedad no escapará por haber asesinado a Matt, así que le dispara otra vez.

Fantasmas del pasado y recuerdos

Juan ve a CJ en el suelo

Juan escapando del perro sorpresivamente se encuentra a CJ derrotado por el sujeto.

Los intentos de CJ en asesinar al sujeto son inútiles, le está dando una paliza brutal a CJ, cuando ya está decidido a matarlo, Juan aparece, que estaba escapando de un Perro, graciosamente cuando Juan ve a CJ en el suelo, dice: "Que está pasando aquí, y quiero una respuesta no gay", CJ le dice a Juan que se marche, pero Juan se lo niega, argumentando que "nadie mataría a su negro" en eso, Juan le dice un apodo gracioso al sujeto, le llama "Calvo Malvado" esto hace enojar al sujeto y está decidido por acabar con Juan, pero cuando lo va a hacer, otro terremoto empieza junto con un pitido muy alto, el sujeto extrañamente se decide retirar.

CJ mata al engendro

CJ asesina a otro engendro encontrado en el 24/7.

Cuando CJ y Juan salen del motel, están decididos a ir a por Alice para después buscar a un doctor o a otro paciente como Matt, Juan sube misteriosamente al cartel, y ve una tienda y una cabaña, entran a una pequeña tienda, en donde CJ vuelve a encontrar a otro Engendro, y lo mata de la misma forma que mató al anterior, con su nueva pistola, no encuentran a Alice allí, pero Juan encontró un Bate. En el camino Juan le pregunta a CJ si sabe lo que está pasando, que le da mucho miedo el sitio donde están, CJ tampoco sabe nada, pero el tampoco se sentía bien en ese sitio, entran a la cabaña con cuidado, comprobando que no haya algo sospechoso en el perímetro, tampoco encuentran a Brockman ahí y Juan se desmotiva, pero CJ esta aliviado, debido a que no se han encontrado algo peligroso (aparte del engendro).

CJ y Juan escuchando ruidos en la radio

CJ y Juan escuchan murmullos en una radio que se encendió y apareció sola en la cabaña.

Juan nota una herida en el brazo de CJ, y Juan le pregunta quién se la hizo, y CJ responde que fue Felipe, Juan le pregunta graciosamente que "que se fumó", CJ lo entiende debido a que suena ilógico, pero eso fue lo que pasó, Juan le pregunta si no dijo nada, algo como que volvió por venganza, pero CJ dice que no dijo nada. Una radio empieza a sonar con estática y la voz de una mujer, Juan pregunta a CJ si el había encendido la radio, pero CJ ni siquiera sabía que esa radio estaba ahí, de repente, otro pitido empieza a sonar, y retumba en los oídos de los detectives.

La fantasma aparece

La fantasma que atormentaba a CJ en sus sueños se le aparece a CJ y a Juan.

Se teletransportan a la fábrica en la cual se enfrentaron a Felipe Hidalgo, y deciden avanzar. En una de las zonas mas extensas de la fábrica, ven varias puertas, y otra cerrada con una verja, en el camino, se encuentran con un periódico de hace 6 años (del año 2006) y una noticia del "Caso del atraco" un caso que a CJ le resultó muy difícil y el era muy joven, (tenía 20 años) en el periódico sale que la fiscal culpó a CJ, de la muerte de una mujer embarazada, Juan le pregunta a CJ que pasó en el caso, CJ iba a proceder a contárselo, pero primero le pregunta a Juan, este no tiene idea, en la conversación, algo extraño lo que parece ser una fantasma, les aparece por detrás a los detectives y les causa un escalofrío, el fantasma empieza a hacer un cántico extraño, y va hacía ellos, pero los detectives consiguen esquivarla, Juan vuelve a preguntar que fue eso, y CJ responde con un "corre".

La fantasma se le aparece por detrás a CJ

El espectro se le aparece a CJ por detrás...

Cuando prueban una de las puertas, vuelven al lugar de entrada y CJ le dice que corra y no mire atrás,cuando vuelven a la zona donde se les apareció, y van por otra puerta, vuelven a la zona de entrada, nuevamente se disponen a correr, y Juan cierra una puerta con barrotes, en donde cree que detendrá a la fantasma, se les apareció otra vez, y logró atravesar la puerta sin problemas, cuando entran por otra puerta, aciertan, y entran por la puerta que estaba cerrada por una verja, cuando van al siguiente piso, se separan, CJ entra por una zona de televisores, y Juan va a una zona similar a a la del periódico, en donde a su mala suerte, se encuentra con el perro que lo perseguía en el motel. CJ sigue intentando escapar de la fantasma, y se esconde en unas cajas, mientras la fantasma deambula frente a él, y al no encontrarlo, se va de la habitación. Cuando CJ cree que está a salvo, uno de los televisores se prende, y sale la típica voz de la mujer que le salía a CJ en sus sueños diciéndole "Tu me mataste". También aparece el banco donde pasó el incidente del atraco, y en el televisor derecho le sale la fantasma, este se apaga y posteriormente, le sale sorpresivamente a CJ por detrás.

CJ sobre el fantasma..

CJ: "Creo que ya sé quien es ese fantasma".

Luego de voltearse, la fantasma enojada, comienza a decirle que sufrirá el mismo destino que ella, por lo que la fantasma comienza a levitar en el aire, y con su "poder" levanta también a CJ. Le destrona los huesos, doblándolo a voluntad de esta, hasta que Juan por sorpresa llega a salvar a CJ, con un extintor de incendios. Al dispararle el extintor, esto hace que la fantasma se retire, (por un pasado trauma que tuvo con un extintor) y luego Juan ayuda a levantar a CJ, y este dice que tienen que salir a toda costa de allí. Mientras caminan rumbo al último piso para encontrar una salida, CJ se cae a causa de su debilidad por lo que la fantasma le hizo, entonces se meten en una cercana habitación, para que CJ se siente y descanse, entre ellos hablan, Juan le dice que se encontró nuevamente con el perro, algo que angustia más a CJ, y que hubo suerte de que la espuma del extintor le hiciera daño, ya que Juan no estaba al 100% seguro de que eso funcionaría. Luego CJ se va acordando y le dice a Juan que ya cree quien es el fantasma, Juan se sorprende y CJ le empieza a contar todo lo sucedido en ese famoso "caso del atraco" de hace seis años, para resolver las dudas de Juan.

CJ y Juan nuevamente en el último piso de la fábrica

CJ y Juan, nuevamente, en el último piso de la fábrica.

Luego de que le contara todo, CJ se recupera del daño ocasionado por la fantasma, y salen de la habitación para ir al último piso, el cuarto en donde se enfrentaron a Felipe. Mientras Juan recuerda lo genial que fue para él, a CJ le pasa lo contrario, diciéndole que le da escalofríos el lugar y que ni siquiera quiere escuchar el nombre de Felipe, Juan lo intentó alegrar, pero en el momento que Juan seguía hablando, la puerta lejana de la celda que tenía Felipe, se escuchan golpes, por lo que CJ y Juan se quedan viendo nerviosos a esa puerta, esperando a ver que sale.

Apariencia física

CJ es un hombre afroamericano de baja estatura, cabello negro, perilla, y casi siempre va vestido con su traje de detective con corbata. En varias ocasiones, porta los pantalones de su traje, pero remplazando la chaqueta por su camisa blanca que tiene abajo de la chaqueta, como se ve en algunos episodios de la segunda temporada. Pero en las temporadas del apocalipsis zombie, CJ viste con su mismo calzado y pantalones, sólo que cambiando a otra camisa blanca completamente diferente (también en esta temporada porta su Revólver regalado por Juan en vez de su mítica Desert Eagle). En dos episodios de la tercera temporada, CJ cambia su chaqueta de detective y se pone una chaqueta color verde oscuro y algo antigua para parecer a un clon e infiltrarse en la guarida de Smith y no levantar sospechas, aunque seguía con sus pantalones y sus zapatos negros. También en los episodios ya mencionados de la segunda temporada, y en algunos de la primera temporada, portaba un reloj que desapareció en las posteriores temporadas. Se puede ver que, en la película remasterizada de la primera temporada, en vez de una camisa blanca abajo de su chaqueta, llevaba una misma camisa blanca sólo que con mangas largas.

Antiguamente, allá en el año 2006, CJ era un hombre delgado. Puede que luego de lo ocurrido en el atraco del banco, haya entrado en el gimnasio o tuvo un entrenamiento especial que le hizo aumentar su masa muscular de tal forma, ya que puede que haya deducido los problemas que tendría en el futuro.

Personalidad y rasgos

Originalmente, CJ era un hombre joven y despreocupado que mantenía una postura confiada ante todo lo que se le presentara. Tendía a cometer algunas acciones ilegales como conducir borracho o disparar armas en público sin provocación. Se creía capaz de cualquier cosa y no dio mucha importancia a los asesinatos hasta que quedó claro que no era posible capturar al Asesino Perfecto sin ayuda. Cuando su hermano, su primo y sus amigos (menos Juan) fueron asesinados por Ezequiel, la personalidad ya algo volátil de CJ cambió drásticamente y comenzó a ser más impulsivo y despiadado, atacando a la policía y matando a varios agentes corruptos. Sin embargo, con el tiempo fue relajándose y su mentalidad se volvió más prudente y tranquila.

Tanto antes como después de su cambio, el detective fue siempre una persona profundamente leal a sus amigos o aliados cercanos. Cuando Juan desapareció por una emboscada tendida por Ezequiel, CJ se pasó todo el día buscándolo (hasta enterarse de que estaba bien), y cuando Paco murió pidiéndole a CJ que, como último deseo, matara al Asesino Perfecto, el detective juró que lo haría. Más tarde, en la segunda temporada, cuando el testigo fue asesinado por Felipe Hidalgo y Ernesto Martínez acusó a Juan de ser el culpable, CJ no dudó de la credibilidad de su amigo ni por un segundo y se infiltró en la estación de policía con la intención de liberarlo.

Después de la muerte de Paco (sumando las de todos sus amigos), CJ cayó en una profunda depresión, lo que lo llevó a estar cansado, no dormir bien y ver por todos lados al Asesino Perfecto en sus sueños. Parecía recuperarse brevemente luego de la muerte de Felipe Hidalgo, pero no demasiado. Cuando se encontraba en períodos de estrés excesivo, podía ver a los fantasmas de su pasado (Sweet, Paco y Felipe), y comunicarse con ellos. El hecho de que estos no pudieran revelarle más información de la que ya sabía, da a entender que CJ estaba realmente perdiendo la cordura. Al final, CJ se recuperó por completo para dar su discurso al Dr. Smith. Durante el apocalipsis zombie, CJ asumió rápidamente su situación y decidió que lucharía por sobrevivir y encontrar a sus amigos, manteniendo su personalidad de siempre.

Relaciones

Familia

  • Sweet Johnson: Sweet era el hermano mayor de CJ por dos años. Ambos compartían una buena relación, vivían en casas casi contiguas y mantenían contacto regular. Sweet le salvó la libertad a CJ cuando este tuvo que ir al juicio en donde lo acusaron de matar a la mujer embarazada, pero Sweet descubrió que el verdadero culpable fue un supuesto rehén que en realidad estaba compinchado con los atracadores, y fue a el cómplice al quien detuvieron. Aún así, CJ recibió una multa por haber cometido homicidio, pero después de todo quedó libre, para que luego CJ y su hermano para celebrarlo, fueran al bar a tomar unas cervezas. Años después, CJ llamó a Sweet en el episodio "La Unión no Hace La Fuerza", de la primera temporada, pues lo necesitaba para ayudarlo a capturar al Asesino Perfecto Ezequiel Hidalgo. Sin embargo, mientras hacía equipo con Leon Kennedy, Sweet fue degollado por el Asesino haciendo este uso de su poder de invisibilidad. CJ cambió mucho su personalidad después de la muerte de Sweet, volviéndose frío y distante por un tiempo. Sin embargo, rápidamente se sobrepuso y salió adelante para continuar con su investigación.
  • Filemón Johnson: Es el primo de CJ. Su relación jamás se explora demasiado, pero se sabe que eran buenos amigos y CJ lamentó mucho su muerte. Hizo equipo con Jack Sparrow en la patrulla que realizaron como equipo y fue devorado vivo por un tiburón. Cuando al fin CJ se enteró en "Más Misterios" de como habían muerto su primo y amigo, se alegró de que al menos ya tenía esa certeza.

Amistosas

  • Juan Moreno: Juan era el mejor amigo y compañero de trabajo de CJ. Ambos eran detectives y socios en el mando de la agencia de detectives. Cuando CJ resolvió su primer caso, Juan le regaló un revólver nuevo, el cual conservó toda su carrera y lo utilizó para sobrevivir al apocalipsis zombie. En un principio, ambos tenían una personalidad relajada y tenían gusto por emborracharse y salir de putas, pero los asesinatos de Ezequiel lo ayudaron a madurar junto a su amigo detective. Juan hace de corte humorístico para las situaciones demasiado dramáticas de la serie, cosa que de vez en cuando saca de quicio a CJ. Sin embargo, demostró ser un aliado muy valioso en cuanto a la planficación, la lucha con armas y, muy de vez en cuando, combate cuerpo a cuerpo, ya que poseía relativa habilidad de lucha, y sus planes (llamados "Planes de Molde" como uno de sus múltiples e irritantes chistes), por lo general son éxitosos. Cuenta unos chistes horribles que CJ y las demás personas que deben soportarlos responden por lo general con insultos. Suele meterse en las casas ajenas de los demás personajes con regularidad y sin revelar nunca como hace para pasar por puertas cerradas (siempre lo hace con CJ y una sola vez con Sergiodelbetis). Fue Juan quien descubrió la guarida de Ezequiel Hidalgo en el centro comercial abandonado, para alegría del detective, y luego participó en la batalla contra el mismo, haciendo enojar a Ezequiel al preguntarle cuanto le medía el pene. En la segunda temporada, Juan se preocupó por CJ con su creciente depresión tras la muerte de Paco, y lo ayudó a sobreponerse. Cuando Juan fue arrestado debido a que Ernesto Martínez pensaba que había sido el asesino del testigo, CJ se negó rotundamente a creer las acusasiones contra su amigo, y su lealtad hacia él fue tan lejos como para tratar de sacarlo de la cárcel por las malas. Pese a que salió mal, el encarcelamiento de CJ y Juan juntos contribuyó a que descubrieran la inocencia con la muerte de la siguiente víctima y la masacre de la comisaría. De vez en cuando, CJ se quejaba de las estupideces, como cuando unos pandilleros que tenían ojeriza a Juan lo atacaron para matarlo por haberlos enviado a la cárcel, y cuando un hombre abolló el coche de CJ por las deudas de Juan (20 euros y una chocolatina) teniendo que pagar CJ el dinero para que los deje en paz, sin embargo, siempre lo acababa perdonando. A lo largo de la tercera temporada, CJ agradeció profundamente a Juan por su lealtad, cosa que este siempre reafirmaba. Cuando CJ fue herido de un disparo, Juan decidió ayudar más a CJ herido que ocuparse del apocalipsis zombie, aunque finalmente acabaron separándose.
  • Paco Gutiérrez: CJ encontró en Paco a uno de los pocos policías no corruptos de la ciudad. Lo conoció cuando este se coló en su casa durante una redada del comisario Fernández para acabar con él. CJ lo confundió con otro corrupto y trató de dispararle, pero al final acabó aceptando que el policía estaba de su lado luego de enterarse de que era hermano de una de las víctimas, Rogelio Gutiérrez. Ambos se hicieron amigos a lo largo de su pequeña aventura de dos días para buscar el Arma Letal, la cual utilizaron para acabar con los corruptos y cuya existencia fue informada por Paco. CJ afirmó más tarde que sin Paco nunca habría podido vencer a Fernández, ni mucho menos a Ezequiel. CJ estuvo muy deprimido por la muerte de Paco, y más luego de enterarse de que no había podido descansar en paz por culpa de los Hermanos Hidalgo. Uno de los principales motivos de lucha de CJ es la muerte de sus amigos, entre ellos, el agente Gutiérrez.
  • Ernesto Martínez: La relación entre CJ y Ernesto fue buena desde el principio. Ambos se conocieron después del funeral de Paco Gutiérrez, cuando el comisario se presentó para darle el pésame y felicitarlo por acabar con el Asesino Perfecto, además de prometerle que no era un policía corrupto y que, a partir de ahora, eran aliados en la lucha contra el crimen y debían ayudarse. Cuando, luego de que se cometiera un asesinato aparentemente perfecto, Juan sugirió que fueran a profanar la tumba de Ezequiel, CJ le pidió que vigilara que no vinieran policías debido a que no quería perder la confianza de Ernesto. Más tarde, Ernesto le pidió a CJ que fuera quien interrogara al único testigo de uno de los asesinatos, y a cambio le dejó llevarse su coche, el cual había sido confiscado del cementerio la noche anterior por estar mal aparcado. CJ se sintió desilusionado de sí mismo cuando Ernesto le recriminó ser el culpable de la muerte del testigo, y tenía la idea de que Juan había sido el asesino. CJ se enfadó cuando Ernesto fue incapaz de creer que Juan hubiera sido suplantado y arrestó a su amigo. Finalmente, su relación se recuperó por un breve período de tiempo luego de que el Asesino, en realidad Felipe Hidalgo, atacara la comisaría y fuera detectado por las cámaras de seguridad. Ambos prometieron ayudarse mutuamente, pero al día siguiente Ernesto fue chantajeado por Felipe para que matara a CJ. Ernesto sentía mucho respeto por el detective y, para evitar tener que acabar con él, intentó retirarlo del caso. Como fue imposible frenar las ansias de CJ, Ernesto decidió arrestarlo al descubrir él, Juan y su nuevo equipo especializado contra el Asesino que estaba ayudando a Felipe. CJ y Ernesto tuvieron un fuerte combate físico en el que el detective salió vencedor. CJ descubrió entonces que Felipe tenía secuestradas a la esposa e hija del comisario, y se sintió muy culpable por haber dudado de él. Ernesto le pidió también perdón y, luego de derrotar a los Hermanos Hidalgo, acordaron que a partir de ese momento no se tendrían más secretos y seguirían peleando juntos. Más tarde, con el robo al hospital, la primera persona en quien pensó Ernesto para ayudarlo fue CJ. Ambos trabajaron juntos los siguientes días, mientras el crimen se convertía en asesinato, y más tarde CJ llamó a Ernesto para participar en la batalla contra los clones de Mike Smith. Finalmente, CJ buscó a Ernesto en la comisaría durante el apocalipsis zombie, sin éxito.
  • Sergio DelBetis: CJ conoció a Sergio luego de tener una fuerte confrontación con el comisario Martínez (estando este chantajeado por Felipe y viéndose sujeto a sus órdenes). En un principio desconfió del loquendero millonario, pese a que Juan lo conocía de ver sus vídeos y ser una celebridad. Sin embargo, rápidamente Sergio se ganó la confianza del detective cuando le presentó a un equipo especializado que lucharía contra el Asesino. Cuando finalmente la batalla acabó con éxito, CJ llevó a Sergio y Toni de vuelta a la mansión y les agradeció enormemente su ayuda en aquella batalla. Más tarde, CJ y Juan volvieron al a casa para pedir ayuda a Sergio con la investigación del robo al Hospital General. Sergio aceptó ayudar a los detectives y a Ernesto y se inmiscuyó mucho en el caso, lo que provocó que el culpable, Mike Smith, decidiera sacarlo del camino. El resultado fue que Toni, hermano menor de Sergio, resultó herido de bala en un atentado que iba dirigido al loquendero. Profundamente trastornado por el ataque a su hermano, Sergio comenzó a tener delirios con la captura al Dr. Smith que afectaron al equipo. Sergio fue quien envió a CJ a la trampa mortal de Smith con un plan demasiado descabellado (aunque en el proceso descubrieron que Ezequiel seguía con vida), y luego procedió a rescatarlo con un plan más loco aún: fingir que traicionaba al equipo y sacar de la base de Smith a CJ. Sergio más tarde cubrió a CJ y a Jessica mientras estos se besaban. Cuando CJ fue herido de bala por Smith, Sergio se dejó llevar por la rabia y trató de asesinarlo, sin éxito.
  • Hermanos Bross: Con los hermanos Luigi y Mario Bross, CJ tenía una buena amistad, ya que confió en ellos para participar en un operativo tan delicado como la captura del Asesino Perfecto. Sin embargo, fue en vano y ambos murieron por un coche bomba gracias a Ezequiel. CJ los mencionó como una pérdida que lamentaba mucho.
  • Jack Sparrow: CJ y Jack Sparrow eran amigos desde hacía mucho tiempo, y lo invitó a participar en el operativo de la captura de Ezequiel. Se sorprendió de verlos desaparecer a él y a Filemón (siendo las únicas víctimas del Asesino de esa noche cuyos cadáveres no fueron encontrados), y finalmente se relajó cuando encontró a un pescador que le pudo contar que Jack y Filemón fueron devorados vivos por un tiburón. CJ agradeció que al menos ahora sabía que fue de ellos dos.
  • Leon S. Kennedy: Al agente Leon S. Kennedy, CJ lo conocía por sus videojuegos de Resident Evil. Se trataba de un policía cansado de que lo llamaran para hacer juegos de zombies. Hizo equipo con Sweet durante el operativo y fue engañado para ir a un callejón donde Ezequiel lo mató rajándole la garganta. El cuerpo fue descubierto por Sweet quien murió asesinado unos segundos más tarde. A Leon no se lo volvió a mencionar después de su muerte, pero se lo recuerda como uno de los amigos caídos de CJ.
  • Toni Sevillista: CJ y Toni nunca tuvieron mucha relación. Toni era el hermano menor de Sergio y vivía con él en su mansión. Al igual que con el resto del equipo, CJ le tenía un gran cariño y gratitud por ayudarlo en el momento de crisis con el caso de Felipe Hidalgo. Una vez terminada la lucha, los llevó a casa a él y a Sergio. Durante la investigación del robo al Hosptial, Sergio mantuvo a su hermano al margen, pero Toni no pudo salirse de la historia del Asesino Perfecto tan fácilmente y fue atacado por los clones de Smith en un atentado que iba dirigido a Sergio. Tras ser herido de bala y enviado al Hospital en coma. CJ se interesó por el estado de uno de sus compañeros de equipo y pidió a Sergio que lo llamara cuando supiera de su estado. Más tarde, Toni fue quien salvó la vida a CJ y Sergio cuando fueron capturados por los clones y estuvieron a punto de ser asesinados.
  • Iván: De todos los miembros que pasaron por el equipo de CJ, fue con Iván con quien el detective tuvo mayor relación. Esto se deben en gran medida al apocalipsis zombie que tuvieron que pasar juntos. Se conocieron cuando Sergio le presentó a los detectives a su nuevo equipo, y fue el informático que hackeó las cámaras de seguridad de la comisaría para poder investigar las actividades del comisario Martínez. Más tarde participó en la batalla e informó a CJ que tenía un plan de respaldo para destruir los cadáveres de Felipe y Ezequiel (estando este último todavía vivo sin que nadie lo supiera), destruir el edificio. Esto fracasó debido a que los explosivos de Iván eran de muy mala calidad y el apartamento sobrevivió a la explosión. Finalmente, Iván participó en las reuniones del equipo y en la batalla de la fábrica de los clones. Cuando comenzó el apocalipsis zombie, Iván, junto a Sergio y Juan, fueron los encargados de sacar a un CJ comatoso del peligroso lugar. Las cosas se complicaron e Iván acabó siendo el único que estaba con el malherido detective. Iván llevó a CJ a una casa segura en Grove Street, que estaba en una zona no tan habitada de Los Santos, y con un supermercado cerca para buscar comida. Iván mantuvo a CJ con vida y lo cuidó durante un mes dentro de aquella casa. Cuando CJ despertó, Iván le contó todo lo sucedido y trató de tranquilizarlo. CJ quedó muy agradecido con Iván, aunque discutieron brevemente cuando el detective aceptó a Ezequiel como aliado a pesar de todo lo que había hecho. Finalmente, Iván acabó aceptando al Asesino.
  • Juanma: CJ y Juanma apenas tuvieron relación durante su tiempo trabajando juntos. Sin embargo, al igual que el resto de los miembros del equipo, le tenía cariño y estaba agradecido de que arriesgara su vida por la causa de proteger Los Santos de los Asesinos Perfectos.
  • Jorge: Cuando CJ conoció a Jorge en prisión, no creyó del todo que fuera encarcelado injustamente y le pidió que no lo relacionara con él si lo volvían a capturar, aunque accedió a liberarlo por petición de Juan. Cuando fueron atrapados nuevamente por Ernesto, Jorge tranquilizó a CJ alegando que saldrían libres cuando el Asesino volviera a matar. Efectivamente, después de la masacre a la comisaría y de que Felipe Hidalgo fuera detectado por las cámaras, Ernesto los dejó en libertad. Convencido por CJ, también accedió a dejar ir a Jorge porque sus delitos no habían sido muy graves, sino un robo menor. Afuera de la comisaría, Jorge quedó profundamente agradecido con CJ por haberlo liberado, hasta tal punto que le dio un abrazo y le prometió que, si llegaba a necesitar ayuda con su investigación, que no dudara en llamarlo. Más tarde, cuando escuchó rumores de los ataques a la comisaría y la posible ubicación del Asesino Perfecto, Jorge se armó lo mejor que pudo (con un rifle de francotirador y un lanzacohetes), y se presentó en la fábrica para ver si CJ necesitaba ayuda. Jorge ayudó a CJ a entrar a la fábrica matando a dos policías de la entrada. Luego, cuando Felipe y Ezequiel estaban por acabar con todo el grupo, Jorge se apareció con su lanzacohetes y mató a Felipe con una explosión directa. Luego de que CJ disparara a Ezequiel, le dio las gracias a Jorge por haber aparecido para ayudarlos. Luego de eso, Jorge y CJ no volvieron a verse ni siquiera para luchar contra Smith y sus clones. Es posible que esto se deba a que, luego de devolverse favores, CJ y Jorge decidieran que estaban "a mano" y no tenían que volver a trabajar juntos, o porque CJ consideraba que la situación era demasiado peligrosa para el hombre.

Antagónicas

  • Ezequiel Hidalgo: CJ y Ezequiel comenzaron odiándose mutuamente debido a los bandos contrario. A pesar de que en múltiples ocasiones el Asesino afirma que su único objetivo era matar a CJ, en última instancia confesó que su auténtica intención era simplemente verlo sufrir, ya que tuvo varias oportunidades de matarlo y no las aprovechó. En su lugar provocó la muerte de personas que conocía y se burló de su impotencia a la hora de buscarlo. Ezequiel comenzó a asesinar y a ser apodado "El Asesino Perfecto", debido a que su objetivo principal era arruinarle la vida a CJ dándole un caso que no fuera capaz de resolver, el suyo propio. Comenzó tendiéndole una emboscada a Juan (probablemente compinchado con Jigsaw), pero fracasó. Y continuó mandándole mensajes insultantes a CJ, y a cometer asesinatos perfectos cerca de donde estaba él para verlo frustrado con la idea de alcanzarlo. El odio mutuo entre CJ y Ezequiel se acrecentó enormemente cuando este último mató a su hermano y a gran parte de sus amigos durante un patrullaje nocturno dirigido por el detective para captuarlo. CJ intentó encontrarlo ahora para buscar venganza, por lo que dejó de tener intenciones de capturarlo y decidió que mataría al Asesino. Ezequiel tendió una emboscada a CJ en el observatorio de Los Santos, donde ambos tuvieron una corta pelea y el Asesino acabó utilizado un poder paralizador para detenerlo, insultándolo gravemente antes de ir. Ezequiel más tarde mató a una persona y dejó el cadáver en casa de CJ para que la policía creyera que él había sido el Asesino. CJ, con ayuda de Juan y del agente desertor Paco Gutiérrez, logró matar al comisario Lorenzo Fernández para que la policía corrupta de la ciudad se dispersara y así tendrían tiempo de acabar con el Asesino. Sin embargo, Fernández dejó a Paco herido de gravedad antes de morir. Paco pidió a CJ un último deseo: que matara al Asesino Perfecto. CJ lo prometió, y decidió que encontraría y mataría a Ezequiel. Juan localizó la guarida del Asesino y CJ fue a buscarlo. Antes de entrar a la guarida, el detective se anticipó a la mayoría de los movimientos de su enemigo (que al ser "perfectos" eran bastante predecibles) y colocó una bomba en el coche que sabía que Ezequiel utilizaría para escapar de la guarida cuando lo encontraran. Sabedor de que Ezequiel no permanecería en ese coche, puso pegamento extra fuerte en la parte de adelante para que se pegara a los pantalones del Asesino. Todo sucedió tal y como CJ esperaba y Ezequiel guió a los detectives hasta otra emboscada en Grove Street, donde efectivamente se bajó del coche y le contó a CJ toda su historia de por qué había comenzado a asesinar gente y como todo estaba relacionado con él. Ezequiel dejó herido a los detectives con una explosión y trató de utilizar un Monster para acabar con CJ de una vez por todas atropellándolo. Sin embargo, CJ detonó la bomba y lo dejó exánime en la explosión. Ezequiel sin problemas aceptó su derrota y admitió que fue un rival muy digno, y que fue un placer luchar contra él. Por toda respuesta, CJ se despidió y lo mató de un disparo a la cabeza. Unas semanas más tarde, cuando el hermano de Ezequiel, Felipe, llegó a Los Santos y realizó un antiguo ritual para resucitar a su hermano, este volvió con las mismas intenciones que antes: matar a CJ. Le dijo que primero mataría a todos sus amigos para que sufriera, y luego acabaría con él de forma lenta y dolorsa. Sin embargo, no llegó a concretar sus planes porque Jorge le disparó un misil que mató a Felipe y a él lo dejó moribundo. Esta vez, Ezequiel no pudo tolerar la derrota y gritó a CJ que ya era la segunda vez que lo vencía, y que lo vería en el infierno. Por toda respuesta, CJ le disparó dos veces. Algún tiempo más tarde, cuando el detective descubrió que Mike Smith le había salvado la vida, (cosa que siempre había sospechado), trató de razonar con él para que le contara los planes del doctor. Ezequiel, que estaba enfadado porque Smith lo tenía subordinado, mostró poco o ningún interés en hacer daño a CJ, y simplemente se limitó a preguntarle si "abriría los ojos" respecto a la teoría del caos. Más tarde, recuperó brevemente el interés cuando Smith le encomendó directamente acabar con CJ. Ambos tuvieron una brutal pelea, pero cuando CJ dejó a Ezequiel fuera de combate, decidió dejarlo con vida, alegando que no quería "tener un corazón tan negro" como el del Asesino, o Smith. Ezequiel escuchó el discurso de CJ sobre como todos podían cambiar y se sorprendió en gran medida, "abriendo los ojos" en el proceso y sintiéndose culpable de todo lo que había hecho. Cuando comenzó el Apocalipsis Zombie, CJ estaba en coma por el disparo de Mike Smith, y cuando despertó, se vio atacado por un zombie y muy malherido para luchar. Ezequiel lo rescató y lo llevó hasta la propia casa del detective en Grove Street, sugiriéndole hacer una alianza mientras vivieran en aquel horror. Juntos se entrenaron para matar zombies y buscar sobrevivientes en la comisaría de Los Santos. Cuando rescataron a la pequeña Natalia López, y ella afirmó que el Asesino le daba miedo, CJ lo presentó como "su amigo", dando a entender el final de su enemistad por completo. Al final cuando CJ despertó del coma, para muchos fans fue una decepción, pues la relación entre CJ y Ezequiel en el apocalipsis zombie nunca existió. No obstante cuando CJ fue a visitar a Ezequiel a la prisión de máxima seguridad se ve como ha despertado un poco una amistad entre los dos, Ezequiel alegrándose de que estuviera bien gracias al disparo de Smith y CJ dándole las gracias por salvarlo a él y a sus amigos de un tiroteo contra los clones en la fábrica.
  • Lorenzo Fernández: Inicialmente, CJ consideraba a la policía como un puñado de inútiles y a su comisario Fernández como un completo corrupto incapaz de lograr nada bueno. Este, frustrado por la pérdida de respeto hacia la policía por parte de la gente, y la gran victoria pública del detective sobre él, comenzó a planear con Pelotúdez, su compañero, una forma de derrotarlo. Fernández ordenó que cerraran su agencia de detectives, pero eso no bastó para detener a CJ y Juan. Más tarde, cuando CJ se vengó de la policía por no hacer nada para capturar al Asesino Perfecto y dejar de ese modo que su hermano, primo y amigos murieran en la batalla contra él, Fernández aprovechó la ocasión para intentar matarlo, sitiando su casa. CJ escapó y chantajeó a Fernández con la idea de volvar en pedazos la tienda de donuts a menos que lo dejaran en paz, y finalmente, el policía accedió. Más tarde, Ezequiel, el Asesino Perfecto, trató de librarse de CJ dejando un cadáver en su casa para que la policía pensara que fue él quien lo mató. Fernández no sabía realmente si CJ era el Asesino, pero trató de matarlo de todas formas. Cuando al día siguiente CJ regresó para matar al comisario con ayuda de Paco Gutiérrez (el cual había traicionado a Fernández), este tuvo un ataque de furia y ordenó a todos sus hombres que defendieran la comisaría con su vida. Fernández acabó asesinando a Paco con su última bala en la batalla final, y CJ acabó con el corrupto comisario de un tiro con su Desert. Luego de eso, lo insultó diciéndole que se pudriera en el infierno.
  • Felipe Hidalgo: En cuanto Felipe se enteró de que CJ había matado a su hermano, Ezequiel, lo único en lo que pensó fue en venganza. Llegó a Los Santos con la idea de eliminar al detective, a quien odiaba profundamente desde antes de conocerlo. El hombre se sometió a un duro entrenamiento para fortalecerse y mejorar su agilidad y capacidad de reacción. A pesar de estos objetivos, Felipe también tenía un plan para volver a la vida a Ezequiel. Cuando comenzó a matar, CJ creyó inicialmente que Ezequiel podría haber vuelto de la muerte, y junto a Juan trataron de comprobarlo, descubriendo que la tumba estaba vacía. Esto en realidad se debía a que Felipe exhumó el cadáver. Más tarde, Felipe intentó arruinar las vidas de CJ y Juan inculpándolos de la muerte de un testigo importante con el comisario Ernesto Martínez, provocando que los detectives fueran a prisión. Luego masacró gran parte de la comisaría para que le echaran la culpa a CJ, pero no lo logró porque las cámaras de seguridad lo detectaron, cosa que causó la liberación de CJ y Juan. Al fin, Asesino y detective se conocieron en un callejón oscuro tras una persecución, en donde Felipe se burló de CJ y de su incapacidad de capturarlo, y luego huyó del lugar sin que nadie lo impidiera. Felipe entonces chantajeó al comisario secuestrando a su familia para que matara a CJ en su lugar. Sin embargo, este se negó y lo que hizo fue retirarlo del caso. Finalmente, luego de descubrir la alianza obligada de Felipe con Ernesto, el detective localizó la guarida del Asesino con ayuda de Juan, y con un equipo especializado fueron a enfrentar a su enemigo. CJ estaba profundamente enojado con Felipe por haber chantajeado al comisario, y ambos tuvieron una brutal y desigual pelea, en la que el Asesino casi lo mata. El equipo, y más tarde Ernesto, vinieron a ayudar, dejando a Felipe muy malherido a golpes. El Asesino no se rindió y utilizó un conjuro para resucitar a Ezequiel. Los Asesinos Perfectos estuvieron a punto de masacrar a todo el grupo, hasta que apareció Jorge, un amigo de CJ, con un lanzacohetes, y disparó contra ellos. Felipe murió en la explosión, pero Ezequiel sobrevivió. Más tarde, mientras CJ estaba desesperado por su incapacidad para resolver los nuevos asesinatos que se cometían, Felipe junto a Sweet y Paco se le aparecieron en forma de fantasma. Felipe se burló de CJ y de como no tenía habilidad, alegando que lo avergonzaba haber sido descubierto por él, y también afirmó que "creía ser el mal", pero que no tenía comparación con lo que se le venía encima. Tiempo después, CJ se encuentró con Felipe cuando despertó de su atadura del hospital psiquiátrico y vio a Felipe, "vivo", según Matt, al parecer no estaban en el mundo que conocían, y por lo que se ve, ese mundo refleja los miedos de los detectives, como el de Juan por los perros, y si CJ vio a Felipe, significa que fue al antagonista al cual le tuvo más miedo, es lógico, ya que le aparecía en pesadillas, la vez que le proporcionó una paliza brutal a golpes, y cuando estuvo a punto de matar a CJ y a su equipo si no fuera por Ernesto y Jorge.
  • Mike Smith: Inicialmente, cuando Smith era un simple sospechoso poco probable, a CJ el doctor le caía bien y le agradeció por su ayuda, si bien fue poca. Sin embargo, después de descubrir que podía ser el culpable del robo, CJ se centró en capturarlo. Finalmente, el detective perdió los estribos con Smith después de que este se le burlara abiertamente en la cara por su imposibilidad legal para atraparlo, causando un leve forcejeo entre los dos. En el fondo, sin embargo, CJ sentía una profunda lástima por Smith luego de descubrir que sus acciones se debían a la prematura muerte de su familia por culpa de Lorenzo Fernández, y trató de razonar con él, alegando que la venganza no resucitaría a su familia, y que podía cambiar, al igual que todos los clones, pese a que esto fue inútil. Tras despertar del falso coma, CJ descubrió que su discurso al menos había servido para hacer reflexionar a Ezequiel, pero decidió que si encontrara a Smith, esta vez no dudaría en matarlo por destruir San Andreas. Finalmente, Smith le ganó a CJ y a su grupo en el intento del grupo en acabar con Smith, éstos fallaron la misión. Pero cuando CJ despertó del coma real se dio cuenta de que Smith fue asesinado por Ezequiel dejando esto sorprendido a CJ Puede que CJ haya quedado con un gran rencor hacia él o simplemente no, ya que CJ nunca tuvo la oportunidad en tocarle un pelo en la batalla en la fábrica, ni en su sueño, pero CJ se alegró de su muerte debido a que otro peligro en Los Santos había sido eliminado.
  • El Destripador: CJ tenía mucha curiosidad en saber como era el tal destripador ya que John causó revuelo sobre él y sobre quien era, apenas al verlo en la batalla contra los bandidos le agarró odio por los feos comentarios que hacía de matar y sobretodo por los comentarios que hizo sobre Cindy y Natalia, aunque en un instante intentó hacerlo entrar en razón para que grupos mutuos enfrentaran a los zombies, pero El Destripador secamente contestó que a él sólo le importaba matar torturar y mutilar, luego de la paliza a Ezequiel y el retomo del tiroteo CJ fue directamente a pelear contra el Destripador y descargar toda su ira contra él, tanto así que tuvieron una brutal pelea en la que los dos quedaron mal heridos sobre todo en el rostro, dejándose moretones uno al otro. Finalmente CJ asesina con toda su furia al Destripador, decapitándolo, siendo él la primera persona a la que asesina de tal forma.

Frases

  • Hasta nunca, Ezequiel. - CJ matando a Ezequiel Hidalgo, "Asesino Asesinado".
  • Hay que ver los giros que da la vida, al principio cuando conocí a Paco estuve a punto de dispararle, y al final quise dar mi vida por él. Fue el policía más honesto que conocí, me dio esperanzas para seguir con la investigación, para hacer frente a la policía, y para seguir peleando por lo que más quería. Su muerte no fue justa, hubiera preferido que el comisario Fernández me disparara a mi en vez de a Paco, pero el destino no lo quiso así. Paco, amigo mío, nunca te olvidaré. Descansa en paz. - CJ en el funeral de Paco Gutiérrez, "Vuelta a Empezar".
  • Joder, tienes secuestradas a la esposa y a la hija del comisario... Pero tú... ¡Tú eres un grandísimo hijo de puta! - CJ a Felipe Hidalgo, "La Unión Hace La Fuerza".
  • Mike, lo que te sucedió es una terrible tragedia. Es muy duro perder a un ser querido. Te lo digo por experiencia. Yo perdí a mi madre hace tiempo, luego perdí a mi hermano, y también he perdido a varios de mis amigos. Es cierto que vivimos en un mundo desastroso, es lamentable que hoy en día siga habiendo peleas, guerras y robos. Pero destruirlo todo no es la solución. La venganza nunca es una solución. La venganza no hará que tu familia vuelva. Todos hemos hecho cosas en el pasado de las que no nos sentimos orgullosos, pero podemos aprender de nuestros errores, y evolucionar como personas. Podéis bajar las armas, entregaros, y poner fin a toda esta locura... Todos podemos cambiar. - CJ intentando convencer a Smith, "El Acabose de Los Tiempos".
  • Bastante destrozado está ya el mundo como para que lo destrocemos aún más. Todos tenemos derecho a vivir, y siempre que haya una mínima esperanza para salvar a alguien, iré sin pensármelo dos veces a salvar a esa persona. - CJ a Ezequiel Hidalgo, "El Hospital".
  • No tienes porqué hacer esto, no tienes que matar a nadie, mira a tu alrededor, nos rodean los malditos zombies, y tú sólo piensas en matar y torturar a las personas, lo que deberíamos hacer es unir fuerzas para acabar con esos monstruos, no matarnos entre nosotros. - CJ a El Destripador, "Traición"
  • Nosotros hemos elegido la vida del detective, y es el camino que siempre recorreremos. CJ a Juan Moreno, "Donde Todo Comenzó".

Apariciones

El Asesino Perfecto

Primera Temporada
El Primer Asesinato

Aparece

Sin Ninguna Esperanza

Aparece

Más y Más Asesinatos

Aparece

La Unión no Hace La Fuerza

Aparece

En Líos con La Policía

Aparece

Cara a cara con el Asesino

Aparece

Otra Vez en Líos

Aparece

Un Arma Letal

Aparece

El Fin de la Policía

Aparece

Asesino Asesinado

Aparece

Segunda Temporada
Vuelta a Empezar

Aparece

Profanando Tumbas

Aparece

El Testigo

Aparece

En la Cárcel

Aparece

La Masacre

Aparece

El Encuentro

Aparece

Más Misterios

Aparece

Una Ayuda Inesperada

Aparece

El Plan de Molde

Aparece

La Unión Hace La Fuerza

Aparece

Tercera Temporada
Una Llamada Nefasta

Aparece

¿Un Robo Perfecto?

Aparece

Hora de Interrogar

Aparece

Atascados

Aparece

Asesinato Sin Dueño

Aparece

De Pesca

Aparece

Sin Pruebas no Hay Delito

Aparece

La Mayor Amenaza

Aparece

¿La Traición de Sergiodelbetis?

Aparece

El Acabose de Los Tiempos

Aparece

Cuarta Temporada
La Jodida
Realidad

Aparece

Sorpresa
Tras Sorpresa

Aparece

Los Peores
Enemigos

Aparece

Se Necesitan
Medicinas

Aparece

El Hospital

Aparece

El Mapa

Aparece

El Destripador

Aparece

R.P.D.

Aparece

Problemas

Aparece

Traición

Aparece

Quinta Temporada
Un Nuevo Comienzo

Aparece

La Cruz Marca el Lugar

Aparece

Ojos Que no Ven

Aparece

CCT-37-PLR

Aparece

Presa Escurridiza

Aparece

Rumbo al Horizonte

Aparece

Trampas Mortales

Aparece

Sacrificio

Aparece

Caminos Separados

Aparece

Donde Todo Comenzó

Aparece/Muere

(No canónico)

Sexta Temporada
Asunto Federal

Aparece

Investigación

Aparece

El Origen de las Desapariciones

Aparece

Rumores Macabros

Aparece

Fantasmas del Pasado

Aparece

Atraco Mortal

Aparece

La Verdad Oculta

Aparece

TBA TBA TBA